Coleccionable Stephen King: “La niebla” (2007), psicosis colectiva

Coleccionable Stephen King: “La niebla” (2007), psicosis colectiva

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“La niebla” es una de las últimas adaptaciones de King al cine y, hay que decirlo, posiblemente sea una de las mejores. Seguramente mucho tendrá que ver Frank Darabont, uno de los directores fetiche de King a la hora de llevar su obra al cine. Con “Cadena perpetua”, “La milla verde” y “La niebla”, Darabont forma una particular trilogía a la que pocos remilgos se puede hacer. “La niebla” es la historia de un pequeño pueblo de Maine, en el que, tras una violenta tormenta que estalla tan repentinamente como acaba, aparece una espesa niebla. Esta niebla va atrapando a la gente en sus hogares, bares, supermercados… y mata a todo aquel que se adentra en ella. ¿Qué la produce?. ¿Qué son esas criaturas que se mueven por ella?. ¿Es el experimento Arrowhead del que todo el mundo habla pero nadie conoce?.

Uno de los aciertos de la adaptación es mantener una tensión a lo largo de todo el metraje que va mucho más allá de una premisa inicial prometedora que acaba derritiéndose como ocurre en buena parte de las adaptaciones de King al ColeccionableStephenKingLaniebla01cine. En “La niebla”, y a pesar de que la historia se aprovecha de la típica reclusión de unos inocentes en un supermercado amenazados por un peligro externo, hay que decir que el giro final es el que eleva la película a convertirse, por derecho propio, en una de las más satisfactorias incursiones del universo King más genuino tanto para los lectores como los espectadores. Es especialmente destacable como el pánico va corriendo como la pólvora entre los amenazados gracias al hilo conductor de una fanática religiosa que es interpretada magistralmente por Marcia Gay Harden. Darabont se intereso por la historia debido a algunos motivos: “La trama está especialmente bien escrita. Me encantó leer esta desintegración de la sociedad a lo “señor de las moscas” que ocurre cuando la gente está en una olla a presión de terror”. Darabont siempre tuvo en mente adaptar uno de sus relatos cortos favoritos: “La niebla me encantó desde que lo leí en 1980 en Dark Forces, una antología publicada por Kirby McCauley. Recuerdo que leí la historia antes de empezar mi carrera cinematográfica y que pensé: algún día me encantaría convertirlo en una película. Recuerdo estar sentado en el set de mi primera película como guionista, “Pesadilla en Elm Street 3”, en 1986, y pensar que ya que mi carrera como guionista estaba despegando, debería empezar a pensar en qué me gustaría dirigir”, recuerda Darabont. “Como mi corto le había gustado, decidí pedirle a Stephen los derechos de La niebla o de Rita Hayworth y la redención de Shawshank”. Darabont finalmente dirigió “Cadena perpetua” y, tanto para el autor como para la industria, la impresión no pudo ser mejor. Era cuestión de tiempo en que el director metiera mano a “La niebla”, más todavía teniendo en cuenta que Darabont tenía la intención de volver a sus orígenes, al estilo de películas por las cuales quiso convertirse en director. “Esta película es una oportunidad de volver a mis raíces. Tenía muchas ganas de volver al género que siempre me ha fascinado. También quería probar una forma distinta de dirigir, tocar jazz en vez de dirigir una orquesta sinfónica. Quería dejar de lado la precisión meticulosa en favor de una dirección más de guerrilla, rodarla muy rápido y de la forma más barata posible teniendo en cuenta el material. Algunas de las mejores películas de terror tuvieron un presupuesto muy pequeño y se rodaron en un tiempo muy limitado, y yo quería seguir esa tradición. Es una de las historias más conocidas de King y sus fans llevaban mucho tiempo esperando su adaptación al cine”.

ColeccionableStephenKingLaniebla02“La niebla” funciona, más que por utilizar los recursos efectistas del género, por todo lo que tiene de terror psicológico: “Lo que me gusta de la historia de Stephen es que hay una niebla que les atrapa en un supermercado, sin tener ni idea de lo que pasará después, pero la auténtica amenaza resulta no ser lo que hay fuera, sino el terror inherente, los clientes se enfrentan los unos a los otros. De repente tus amigos y vecinos están perdiendo el juicio, y son peligrosos”, señala Darabont.

Una de las licencias del director a la hora de encarar la adaptación fue el final de la historia. Frente al abierto y reflexivo de la historia original, Darabont apuesta por un giro final realmente original que tiene mucho de psicología post 11-S. Precisamente ese, posiblemente, sea el mayor acierto de la cinta, más todavía viendo determinadas noticias de la última década en un mundo globalizado y permanentemente en alerta. El señalar como la psicosis colectiva (infundada o no) puede ser uno de los mayores terrores a los que puede enfrentarse la humanidad.

Vídeo

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nacho - 25.08.2010 a las 23:17

Fantástica película de terror.

En ningún momento sabes hacia donde deriva el argumento.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario