Comer de cine: La crema de espinacas con huevos escalfados de “Carol”

Comer de cine: La crema de espinacas con huevos escalfados de “Carol”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,43 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Somos Valen y Dani, Del Sofá a la Cocina (nuestro podcast y nuestro libro), y en esta sección, te daremos la receta de un plato que aparece en una escena concreta de una película, explicando el contexto y la importancia de la escena o el plato si son relevantes. ¡Qué aproveche!

En “Carol”, basada en la novela de 1952 de Patricia Highsmith, Therese Belivet (Rooney Mara) y Carol Aird (Cate Blanchett) se conocen en medio de las navidades neoyorquinas, cuando la primera está trabajando de dependienta en los grandes almacenes Frankenberg’s. Después de que Carol se deje allí sus guantes, y Therese se asegure de que le sean devueltos, ambas empiezan una relación que irá creciendo exponencialmente en intensidad.

El primer encuentro entre los dos personajes fuera del lugar de trabajo de la joven de apellido de origen checo es en un restaurante, cuando Carol insiste en agradecer la devolución de sus guantes con una comida. Carol llega tarde pero está claro que eso no es un problema para Therese, más lo es la intriga y fascinación que ambas mujeres tienen entre ellas desde que se vieron por primera vez. Los nervios hacen que no sepa ni qué pedir para comer, así que pide lo mismo que Carol; crema de espinacas con huevos escalfados. De beber, un Martini seco con una aceituna.

Tanto el plato como la bebida reflejan el estatus de Carol, una mujer de la alta sociedad, y la combinación es muy típica para tomar en un brunch en los Estados Unidos. También es a la vez un plato muy clásico, casi de la vieja escuela, pero eso no va a evitar que si queremos imitar a los personajes de la película un fin de semana cualquiera (por lo del Martini, más que nada), podamos hacerlo. Además, resulta una comida bastante ligera y sencilla que, preparada bien, tiene mucho encanto.

carol

Lo de ligera, especialmente, es porque no tienen la salsa holandesa o el bollo de otros platos de su familia como los huevos a la florentina (iguales a los hechos a la benedictina pero sustituyendo el bacon por espinacas). El más parecido es uno no tan conocido, los huevos Sardou, una especialidad de Nueva Orleans que suele tener además alcachofas o espárragos trigueros.

Ingredientes (para 2 personas):

* 2 huevos.

* 225 g de espinacas lavadas y sin tallos (también se pueden usar congeladas si no tienes).

* 30 g cucharadas de mantequilla.

* 30 g cucharada de harina.

* 250 ml de leche entera a temperatura ambiente.

* Una pizca de nuez moscada rallada.

* Sal y pimienta negra molida al gusto.

Elaboración:

ComerdecineCremadeespinaca01 En una cazuela cocinamos las espinacas entre 2 y 3 minutos hasta que hayan perdido casi toda el agua y dejamos enfriar.

Ahora tenemos que preparar una sencilla bechamel. En una cazuela, derretimos la mantequilla, añadimos la harina y la cocinamos hasta que adquiera un color dorado ligero. Después, poco a poco, incorporamos la leche (dejando unos 50-60 ml reservados para después) sin dejar de remover hasta que se forme la clásica salsa. Añadimos sal, pimienta y nuez moscada y dejamos a un lado con la cazuela tapada.

Cuando las espinacas estén a temperatura ambiente, escurrimos el líquido, picamos y añadimos a la bechamel. Reservamos la mezcla también tapada.

Ahora pochamos los huevos. Ponemos agua en una cazuela caliente y, cuando hierva, le damos vueltas rápidamente con una cuchara para formar un remolino en el que dejaremos caer con cuidado el huevo (si cascamos el huevo en una taza y lo echamos desde ella es más fácil). Así, la clara se recogerá con el movimiento del agua. Dejamos cocer 4 minutos y sacamos con cuidado con una espumadera a un baño de agua fría para que dejen de cocinarse. Si quieres ser completamente fiel a la escena de la película, habría que cocinar los huevos unos 15 segundos más, porque Carol los pide “over poached”, es decir, un poco más cocinados de lo ideal.

Destapamos la mezcla de las espinacas y ponemos a fuego medio, mezclando con la leche que nos sobró al principio. Cocinamos durante 30 segundos y repartimos en dos recipientes tipo ramekin, ponemos un huevo encima y salpimentamos antes de comer.

Vídeo

DelSofaalaCocina

Valentina Morillo y Daniel López (Del Sofá a la Cocina)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

gabro - 14.02.2016 a las 03:33

que genial!!! gracias

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario