Comer de cine: La tarta Tatin a la mode de “Cuando Harry encontró a Sally”

Comer de cine: La tarta Tatin a la mode de “Cuando Harry encontró a Sally”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Llegó vez más el día más romántico del año hace unas semanas con San Valentín. Lejos de su significado comercial, que sigue teniendo una gran pegada a pesar de la crisis, está bien que nos tomemos alguna ocasión para recordarle a nuestra pareja lo importante que es para nosotros. Porque a veces, hasta que no llegan eventos como estos, no nos damos cuenta de lo absorbidos que estamos por la rutina y de lo muchísimo que nos puede llegar a costar salir de ella y animar un poco nuestra vida. Eso es lo bueno de las comedias románticas, siempre cortan antes de ver como la cosa se anquilosa. Por eso recurrimos a ellas cada vez que queremos volver a sentirnos como adolescentes.

Una de las comedias románticas más famosas, cuando todavía no eran las historias de libro de mercadillo que son ahora, es “Cuando Harry encontró a Sally”, la historia de la evolución de una pareja desde que se conocen hasta que descubren que están enamorados el uno del otro. Otra  historia de amor, de las muchas que nos trae Hollywood, pero no ese amor desenfrenado y locuelo que nos hace perder la cabeza y cometer locuras. Este es un amor reflexivo, de largas conversaciones analizando sentimientos y motivaciones, de resolver las situaciones del día a día y pensar en el futuro. En resumen, un amor de Nora Ephron, una mujer que sabía que el amor de la vida real poco tiene que ver con el de las novelas y los poemas, pero que igualmente puede ser tan emocionante y satisfactorio como la más empalagosa de las historias.

Aunque la escena más famosa de esta película es la del orgasmo fingido de la protagonista en medio de un restaurante, no es la única destacable. Los restaurantes son unos establecimientos donde Sally desata una de sus facetas más maniáticas (que no son pocas), la de dar mil y una instrucciones a los pobres camareros para asegurarse que su comida queda exactamente como ella quiere. Como en esta escena al principio de la película:

– Yo quiero la ensalada del chef, con el aceite y el vinagre aparte y una tarta de manzana a la mode. Pero me gustaría que me calentara la tarta, y no quiero el helado encima, lo quiero a un lado, y me gustaría de fresa si lo tiene, en vez de vainilla, si no no quiero helado, prefiero nata montada, pero sólo si es natural, si es de lata no quiero nada.

– ¿Ni siquiera la tarta?

– No, la tarta sí, pero entonces no la caliente”.

A mí me pide eso y le llevo a un notario. Yo siempre he creído que parte de la gracia de salir a comer fuera es probar la comida al estilo de cada casa, así es como se identifican los restaurantes que te gustan y los que no. Y si lo que quieres es que todo esté siempre a tu gusto, prepáralo tú mismo. Y eso es lo que vamos a hacer, una deliciosa tarta de manzana, pero no el típico american pie, vamos a hacer una versión europea, tarta Tatin, que es de Francia, la cuna del amor.

Ingredientes:

Para la masa:

* 200 gr de harina.

* 100 gr de mantequilla fría cortada en cubitos.

* 60 ml de agua.

Todo esto nos lo podemos ahorrar si compramos una masa quebrada ya hecha.

Para el relleno:

* 5-7 manzanas, depende del tamaño que tengan.

* 200 gr de azúcar.

* 50 gr de mantequilla

Elaboración:

Cuando Harry encontro a Sally 02– Si optas por hacer la masa quebrada, mezcla la harina y la mantequilla con los dedos o con un tenedor hasta que obtengas una arenilla. Añade el agua y amalgama la masa amasando lo menos posible, para no desarrollar el gluten de la harina. Cuando ya esté bien unido, aplana la masa, envuélvela en papel film y ponla a descansar en la nevera durante al menos una hora.

– Pelamos las manzanas, las cortamos en cuartos, les quitamos las semillas y las mentemos en un recipiente lleno de agua con limón para que no se oxiden mientras preparamos el resto de los pasos.

– Para hacer el relleno habrá que utilizar un recipiente que se pueda poner al fuego y también pueda entrar al horno sin dañarse. Ponemos el azúcar y la mantequilla y los dejamos a fuego lento para que se empiece a formar un caramelo.

– Apenas notemos que el caramelo empieza a tomar color colocamos los cuartos de manzana de manera que queden bien apretados y sin huecos. Las dejamos hacerse durante unos 20 minutos, hasta que estén bien tiernos. Mientras esperamos precalentamos el horno a 200º.

– Estiramos la masa quebrada de modo que cubra toda la superficie del molde y la colocamos sobre las manzanas. Hacemos unos agujeros en la masa para que salga el vapor y ponemos la tarta en el horno durante 20 minutos o hasta que veamos que la masa ya está hecha.

– Hay que desmoldar esta tarta cuando aún está caliente, porque si el caramelo se enfría la tarta se puede quedar pegada. Hazlo con muchísimo cuidado, recuerda que puede chorrear caramelo caliente.

Y ya está terminada la tarta. Según cuentan fue ideada por las hermanas Tatin, dueñas de un hotel en Francia, para aprovechar unas manzanas que se habían cocinado más de la cuenta. Para hacerla a la mode solo tienes que añadir una bola de helado a cada trozo que sirvas, preferentemente de vainilla.

De esta tarta hay tantas variantes como frutas, la hay de pera, melocotón, piña, plátano… Así que ya sabes, haz como Sally y consigue que las cosas estén siempre a tu gusto. Pero, a diferencia de esta, no se lo exijas todo a los demás, pon también un poco de tu parte y verás como la cosa siempre adopta un toque genuino e intransferible.

Tu prima.
Mohoja

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario