Comer de cine: Los croissants rellenos de chocolate de “No es tan fácil”

Comer de cine: Los croissants rellenos de chocolate de “No es tan fácil”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Hace poco fue mi cumpleaños y he reflexionado sobre lo duro que es hacerse mayor. Porque, seamos sinceros, en este mundo cruel y despiadado en el que vivimos la vejez se ha tornado en una carga difícil de llevar. Antes los abuelos eran gente entrañable, la sabiduría de nuestros hogares. Ahora solo son pesados fardos que nos retrasan y nos impiden vivir plenamente nuestras vidas. Y si además le sumamos esta situación de asfixiante crisis económica, ser viejo se convierte prácticamente en delito. A ver, que yo aun soy joven, pero conviene no dormirse en los laureles, porque hay contextos en los que el límite de la vejez está mucho antes de los 65 años. En el mundo del cine, por ejemplo, las apariencias lo son todo, y las primeras canas y arrugas auguran una lenta agonía hacia el ostracismo, la mayor parte de las veces involuntario, sobre todo si eres mujer. Luego nos extraña ver los estragos que los tratamientos de estética han hecho en algunas estrellas (Nicole Kidman ¿Por qué?), si supieras que puedes perderlo todo, ¿no te obsesionarías con parecer eternamente joven?.

Por supuesto que hay unas pocas elegidas han conseguido sobrevivir a la dura criba de los 50 años. Una de las que sin duda lo ha logrado con mayor dignidad es Meryl Streep. No solo ha conseguido no ser descartada, sino que además, está en la cresta de la ola. En los últimos años no ha parado de trabajar en proyectos de todo tipo, desde comedias ligeras, como la jovial “Mamma Mia!”, en la que incluso cantaba y bailaba, hasta cintas más serias, como “La duda”. Hace unos meses recibió su tercer Óscar por su interpretación en “La dama de hierro” (la verdad es que la implacable madre superiora de “La duda” era más merecedora de ese galardón, pero ya se sabe que en Hollywood los biopics son garantía de éxito). En uno de sus papeles más intrascendentes, escenificaba la plenitud de la madurez bien llevada. Estoy hablando de la película “No es tan fácil” en la que interpretaba a Jane, una mujer divorciada y con tres hijos que se debate entre la alocada pasión de su ex marido (Alec Baldwin), ahora casado con otra, o la posibilidad de iniciar una relación estable con el arquitecto que le hace una reforma en casa. En una de las escenas más bonitas de la película Jane lleva a este hombre, interpretado por Steve Martin, a su negocio de pastelería, y le prepara unos croissants rellenos de chocolate. Y la escena es preciosa, porque la cocina también es una forma de expresar amor dándole a la persona que quieres lo mejor que sale de tus manos. Y como yo también quiero que puedas darle ese amor a quien tú quieras, te traigo esa misma receta.

No es una receta difícil, pero sí trabajosa. Resérvate un fin de semana que tengas libre, porque la masa necesita unos periodos de reposo que no te puedes saltar. Además, intenta que la temperatura de la cocina no suba demasiado, ya que necesitamos que la mantequilla para hojaldrar esté siempre bien fría.

Ingredientes:

* 500 g de harina de fuerza.

* 25 g de levadura fresca o 7 de levadura seca.

* 200 ml de leche.

* 70 g de azúcar.

* 30 g de mantequilla en punto pomada y otros 170 g de mantequilla bien fría.

* 10 g de sal.

* Chocolate para rellenar. Puedes usar cualquier tipo de chocolate que te guste.

* Un huevo batido.

Elaboración:

– Ponemos la harina en un bol amplio y hacemos un volcán en el centro. En él ponemos la mantequilla en pomada, el azúcar, y la sal.

– Disolvemos la levadura en la leche, que debe estar tibia, y la incorporamos a la harina. Con una cuchara de madera, o con los dedos, vamos mezclándolo todo.

– Cuando la masa sea demasiado pesada la pasamos a una superficie plana bien enharinada y la amasamos con las manos durante al menos diez minutos. Hay que sobarla y estirarla bien hasta que nos quede tersa, homogénea y elástica.

– Ponemos la masa en el bol inicial, la espolvoreamos con harina, y la tapamos con un trapo húmedo o con film transparente. La colocamos en un sitio tibio y alejado de corrientes de aire para dejarla levar hasta que doble su volumen. Esto se puede demorar un par de horas, dependiendo de la temperatura ambiente.

– Cuando haya levado, ponemos la masa sobre una superficie enharinada y la estiramos con ayuda de un rodillo. Debe quedarnos del ancho del rodillo y de largo todo lo que dé de sí hasta que tenga medio centímetro de grosor.

– Cortamos la mantequilla fría en trozos finitos y la distribuimos sobre la masa, cubriendo no más de dos tercios de ésta, y la doblamos en tres, primero la parte sin mantequilla sobre el centro y luego la otra parte. La giramos 90º, la volvemos a estirar como antes y la volvemos a doblar en tres. Ahora la envolvemos en papel film y la metemos en la nevera durante al menos una hora, para que la mantequilla vuelva a enfriarse.

– Debemos repetir la operación de estirado y doblado dos veces más, para que la masa acumule las capas que le darán la textura deseada. Recuerda: estiras, doblas en tres partes y la envuelves para que repose en el frigo. Después de haberle dado las tres vueltas la masa necesitará un reposo de al menos 6 horas. Lo normal es dejarla en la nevera toda la noche, pero si has empezado a hacerla tempranito puedes ponerte con ella ese mismo día.

– Antes de sacar la masa por última vez, precalentamos el horno a 200º. Estiramos la masa nuevamente, esta vez de aproximadamente unos 30 cm de ancho y todo lo larga que podamos con un grosor de medio centímetro. Igualamos los bordes y la cortamos en dos longitudinalmente. Ahora cortamos las dos partes en triángulos de unos 10 o 15 cm de base. Ponemos en la base de cada triángulo un trozo de chocolate y enrollamos la masa sobre él hasta darle la forma de croissant típica. Hay que procurar que el pico del final quede hacia abajo para que no se desenrolle en el horno.

– Dejamos reposar los croissants hasta que doblen su volumen. Los pintamos con huevo batido, para que se doren bien y los metemos en el horno entre 10 y 15 minutos, vigilándolos constantemente para que no se quemen. Cuando estén hechos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Y aquí los tienes, croissants recién horneados, todo un privilegio. No te dejes abrumar por la cantidad de pasos, siguiéndolos metódicamente verás que la receta no es tan complicada como aparenta. También hay quien utiliza masa de hojaldre congelada para hacer los croissants, pero no quedan igual de esponjosos.

Por supuesto, puedes probar diversas variantes. Puedes ponerle cualquier relleno que te apetezca, dulce o salado (pruébalos con jamón y queso, son deliciosos). Puedes bañarlos con chocolate, glasa o mermelada. Y si cortas las formas rectangulares podrás hacer napolitanas. Puede que te cueste un poco cogerle el punto, pero recuerda, el amor hay que trabajarlo.

Gracias a www.elmonstruodelasgalletas.com por prestarme una de sus imágenes, aquí tienes el link a su versión de la receta.

Tu prima.
Mohoja

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

auster - 15.05.2012 a las 22:29

Qué ganas de poner las manos en la masa!

bety - 09.09.2012 a las 14:58

ola hice tu receta y no me kedaron asi d bonits kedaron duros y no se vio lascapas y ademas no agarro el color dorado parrejo me desiluciono x conpleto xq ya tengo probado uno dicioso y el tuyo ai parecia

Mohoja - 23.09.2012 a las 13:30

Siento mucho que no te haya salido bien, la verdad es que es una receta complicada. Al final de la receta hay un link a un blog donde encontrarás la receta, quizás su explicación te resulte más fácil de entender. Échale un vistazo también a este video (son varias partes), en él se ve el proceso claramente http://www.youtube.com/watch?v=XEluWWmNMys&feature=plcp

VAleria - 30.04.2013 a las 18:54

Me encantó haber encontrado esta receta, la pondré en práctica muy muy pronto; pero no se cuanto tiempo debo dejarlos en el horno??
Un saludo enorme y otra vez gracias por compartirla..!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario