Conexión Oscar 2014: ¿Cómo hay que interpretar el Oscar para “12 años de esclavitud”?

Conexión Oscar 2014: ¿Cómo hay que interpretar el Oscar para “12 años de esclavitud”?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“12 años de esclavitud” se llevó el Oscar a mejor película confirmando el favoritismo que se ganó a lo largo de la carrera de premios, más desde un punto de vista estadístico que el de una sensación real. Se suma al reducido grupo de películas que han ganado el premio gordo con sólo 3 premios (“Cimarrón”, “Cabalgata”, “El gran Ziegfeld”, “La vida de Emile Zola”, “Casablanca”, “La barrera invisible”, “El político”, “Cowboy de medianoche”, “El padrino”, “Rocky”, “Crash y “Argo”) lo que la convierte en una ganadora extraña. Una película que se presentaba como la cinta definitiva sobre la esclavitud y que ha ganado por la mínima y, casi por compromiso, todos los premios. Y es que es evidente que la película no ha apasionado y que es la temática la que gana a los puntos ya que si no se antoja inexplicable que la cinta se impusiera finalmente en citas en las que las cosas se le ponían tan complicadas. Cuando parecía que “Gravity” iba a dar el estocazo tanto en los Globos de Oro, en los Bafta y en los Oscar, siempre en el último momento el contenido del sobre era el mismo. Steve McQueen, eso sí, no es el primer director negro en ganar el Oscar al coincidir este año con el dominio total en la categoría de Alfonso Cuarón aunque sí que sorprendió durante la ceremonia que finalmente fuera Sidney Poitier el que presentaba director junto a Angelina Jolie mientras Will Smith se encargaba del premio a la mejor película, cosa que hizo levantar sospechas de que hubiera habido un cambio de guión para así evitar que el primer actor negro en ganar el Oscar como protagonista no pudiera redondear la jugada dándole el Oscar a la película sobre las memorias de Solomon Northup.

“Todo el mundo no merece sólo sobrevivir, sino vivir. Ese es el gran legado que nos ha dejado Solomon Northup, el protagonista de esta película. Quiero dedicar el premio a la gente que ha sufrido la esclavitud a lo largo de la Historia, pero también a los 21 millones de personas que la siguen sufriendo”, fueron las palabras de McQueen al recoger un premio para una de las pocas películas que ha tratado un tema presente en la sociedad USA durante más de cuatro siglos y que prácticamente ha quedado inédito en el cine en comparación con otros que si que han sido temática recurrente como es el caso de la Segunda Guerra Mundial a pesar de ser un hecho histórico ocurrido únicamente a lo largo de seis años.

De no estar el fenómeno “Gravity”, está claro que “12 años de esclavitud” habría dominado la carrera de cabo a rabo sin competencia, pero no se explica que la Academia haya desaprovechado la oportunidad de premiar por fin a una película acontecimiento que aunaba crítica y público de manera entusiasta. Más cuando no se duda en darle todos los premios técnicos (sólo perdió diseño de producción y actriz al margen de película), además del de director, y luego coronar a una película a la que sólo se le ha dado los premios de actriz de reparto y guión adaptado. La verdad es que la película cumplió el esquema previsto ya que esos premios eran necesarios que se los metiera en el zurrón si quería, al menos, justificar en algo que se llevara el máximo reconocimiento. Una vez más, la Academia volvió a jugar con nosotros, y con un marcador de 7 a 2 en favor de la película de Cuarón antes de llegar a mejor película, incluso los que apostábamos desde el principio por la cinta de McQueen dudamos ante la incoherencia que suponía darle el premio a “12 años de esclavitud”. ¿Acaso no es lógico pensar que si una película de este tipo gana director muy mal se le tiene que dar la cosa para que no salga favorecida de la votación preferencial? Inexplicable que una película tan poco emocional y que no ha terminado de despertar tantas pasiones, saliera con el premio del público en Toronto y haya culminado su recorrido con el Oscar de esta manera sin llevarse el corazón del votante como si que se lo llevaron “Slumdog millionaire”, “El discurso del rey” o “The artist”.

¿Premio a la calidad o puro postureo? Nunca lo sabremos, pero los Oscar han dejado pasar de largo la oportunidad para premiar a una película de género, épica y emocional, haciendo un guiño a una propuesta visionaria que hace industria y que seguro que será recordada en futuros años como así han sido otras películas que sufrieron las mismas circunstancias: “Metrópolis”, “2001: Una odisea del espacio”, “La guerra de las galaxias”, “Blade Runner”, “E.T., el extraterrestre” o “Avatar”. En todo caso, no se va a negar que estamos ante una gran ganadora (posiblemente la mejor de lo que llevamos de siglo junto a “Million dollar baby”) y que la Academia necesitaba una película de este perfil para volver a dignificar sus premios, pero Cuarón seguro que no puede evitar tener una sensación muy agridulce al quedarse tan cerca de la gloria, con su película la más premiada pero la segundona a nivel de reconocimiento a pesar del esfuerzo titánico que ha llevado a cabo para levantar todo un milagro cinematográfico. En todo caso, la suerte para esta carrera es haber tenido a dos grandes películas que no han dado opción a otra cinta, teniendo en cuenta que películas que podían haber sido alternativas se han ido con un cero en el casillero (“La gran estafa americana”, “Nebraska” y “El lobo de Wall Street”). Más que nunca ha sido una carrera de dos, y la Academia así ha pretendido reflejarlo de manera salomónica aunque el reparto sea algo extraño y deje a la ganadora con una victoria cogida por los pelos y a la derrotada llena de premios pero sin el más apetecible. Desde luego, no hay que olvidar dos datos para terminar. El Gremio de Actores (el mayoritario en la Academia) parece todavía muy reacio a premiar a películas puramente técnicas y en el que el trabajo actoral queda bastante reducido, así como el hecho de que sólo “Alas” en 1929, “Melodías de Broadway” en 1930, “Gran Hotel” en 1933, “Cabalgata” en 1934, “Hamlet” en 1959, “Sonrisas y lágrimas” en 1966 y “Titanic” en 1998 ganaran el Oscar sin tener la nominación a mejor guión. “Gravity” parece que no ha podido superar estas losas y se queda a una estatuilla del record de “Cabaret” como película con más Oscar sin que ninguno de ellos fuera el de mejor película.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Jose - 03.03.2014 a las 16:57

Te he seguido toda esta larguísima carrera de los Oscar esta idea sobre “12 años de esclavitud”, que respeto, pero no comparto en absoluto. En mi opinión, la película de McQueen es más completa, bien ejecutada, y bien escrita que Gravity. Gravity es espectacular, rompe moldes, hace un uso del 3D espectacular, y mantiene la tensión con un personaje y cuarto toda la película. Pero también tengo pegas a la película de Cuarón: creo que el guión incide muchas veces en el sentimentalismo cuando la película no lo necesitaba, sorprende que una película tan realista haga un uso tan excesivo de la música, yo creo que al espacio le hubiese ido mejor un poco de silencio. Y el personaje de Clooney ¿había necesidad de que fuera el eprsonaje comparsa graciosete? Yo creo que no. Todo lo demás de la película me encanta, por lo que no me hubiera importado demasiado que hubiera ganado.

SObre “12 años de escalvitud” tengo tantas cosas que decir cuando oigo que es un película tan de Oscar ¿por el tema? Yo creo que no es una película fácil, de esas que te hace sentir bien. Y que tiene tantas escenas que me parecen deslumbrantes, que me parece un poco injusto el trato que se le da a veces.

Pero como siempre esto es cuestión de gustos. Y estos son los míos. Otro día te hablo de mi pasión por Scorsese y su lobo.

Un saludo

Cobayi - 03.03.2014 a las 17:45

Yo soy de esos que ha terminado un poco decepcionado porque no soy fan de ninguna de las dos triunfadoras. Creo que a ambas le falta algo para ser películas redondas, el guión en el caso de Gravity y un “algo” más difícil de definir en el caso de 12 años de esclavitud. Sabiendo que era casi imposible que ganara otra (mis favoritas eran Nebraska, Her y El lobo de Wall Street), mis preferencias a mejor película pasaban por la película de Cuarón por el factor perdurabilidad. Dentro de 20 años, estoy seguro de que la gente se acordará más de Gravity que de 12 años, convirtiéndolo en otro de esos casos en los que el perdedor sobrevive mejor al paso del tiempo que el ganador.

Rodri - 04.03.2014 a las 00:27

La verdad es que es una suerte que haya habido dos pelis como ellas este año. Pero yo (opinión personal) se lo hubiera dado tb a “12 años de esclavitud” porque me gustó un poco más. No me parece muy injusto cebarse con ella solo por llevarse 3 premios cuando básicamente “Gravity” se ha llevado tantos por sus aspectos técnicos (casi en exclusiva) y la labor titánica de su director, que luchó durante años para sacar el proyecto adelante.
Creo que como bien decís es la mejor ganadora desde “Million Dollar Baby” y eso habla muy bien de ella. Miro hacia atrás y ver los despropósitos de “En tierra hostil”, “No es país para viejos” o “Slumdog Millionaire” hace que me llene de satisfacción ver ganar a la cinta de McQueen: ¿entonces por qué tantas pegas? McQueen podía haber hecho un relato dulcificado de la esclavitud pero en su lugar decidió coger la vía de la profundidad y de la contención hasta embriagarte la emoción en su parte final o eso al menos me ocurrió a mí.
Seamos justos. “Gravity” ha sido revolucionaria, ¿pero no lo fue menos “Avatar” con su 3D y se la hizo el mismo vacío aquel año compitiendo además ante una obra menor?
No tenemos por qué compartir todos la misma opinión, por supuesto. Felicidades a la web por el seguimiento de estos meses, habrá que ir pensando ya en la próxima edición ¿no?

Andres - 04.03.2014 a las 11:05

Pues a mi, lo que me parece injusto es: Compararla con Million Dollar Baby. Nada pero que nada que ver

Gabo - 04.03.2014 a las 18:04

Iba todo bien hasta que hablaron de Million Dollar Baby, película insoportable y sobrevalorada en exceso! Para mi no tiene punto en comparación. Creo que es un poco injusta la victoria de 12 años de Esclavitud. Primero considero que el guión adaptado era para Antes del Anochecer, que era la obra maestra final de una triología espectacular y se merecía ese Oscar, lo de Lupita tan innecesario, vi 2 veces la película y sigo sin entender que vieron en esa actuación que valiera un Oscar. A mi personalmente me cae bien Lupita por toda la campaña que hizo a su alrededor, creo que fue más eso que su actuación porque June Squibb, Julia Roberts e incluso Jennifer Lawrence eran muy superiores en ese apartado. Finalmente el Oscar de mejor película se me antoja un tanto excesivo y lo pondría en el mismo sitio que En Tierra Hóstil. La victoria de Argo sigue siendo una de mis favoritas de los últimos tiempos.

eneko - 05.03.2014 a las 00:12

12 años de esclavitud una muy buena película, dura, valiente, con gran actor y gran actriz… historia para no repetir!

Y mucho han cambiado las cosas y me alegro, desde 1986 en los Oscar donde El Color Púrpura no se llevó ningún premio de las 11 nominaciones, ni su actriz Whoopi Goldberg.

eneko - 05.03.2014 a las 00:17

lo que nunca entenderé es que gane un director y una película con un director diferente! eso lo hacen para quedar bien con todos…
¿qué pasa que la película que gana se ha dirigido sola?

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario