Conexión Oscar 2019: Festival de Toronto (VII): “Kursk” y “Hotel Mumbai”

Conexión Oscar 2019: Festival de Toronto (VII): “Kursk” y “Hotel Mumbai”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Con las películas favoritas para los Oscar ya puestas sobre la mesa en el tapiz del Festival de Toronto los últimos días dan protagonismo a otro tipo de cintas con menos pretensiones pero que también quieren encontrar un hueco que genere interés para sus, en el mejor de los casos, posteriores pasos por sala. Es el caso de dos hechos relativamente recientes que conmocionaron y que narran con bastante dignidad sus respectivas adaptaciones al cine, “Kursk” de Thomas Vinterberg y “Hotel Mumbai” de Anthony Maras.

“Kursk” narra un hecho histórico tan cinematográfico que es extraño pensar que hasta ahora no hubiera encontrado su versión cinematográfica. El responsable de ella no ha sido otro que Thomas Vinterberg, que tras ser padre fundador del movimiento Dogma lleva un tiempo ofreciendo un cine no más convencional pero sí más accesible y clasicista. Aun así eso no va exento de presentar auténticas genialidades como “La caza” (2012) o la reivindicable “Lejos del mundanal ruido” (2015). Fue en 2000 cuando el submarino ruso K-141 Kursk se convirtió en todo un ataúd para sus 118 tripulantes en las profundidades del mar de Barents. Se dieron muchas explicaciones sobre la causa de los hechos (la versión rusa era la de un choque contra otro submarino de la OTAN) pero el libro “A time to die” de Robert Moore, publicado en 2002, revelaba que se debía a la explosión de uno de los torpedos, añadiéndose la obsolescencia del equipo. La cinta tiene como grandes alicientes reflejar bien el drama personal, la camaradería del grupo y los empeños por desatascar la situación frente a una burocracia que no entiende de vidas y que sólo busca eludir responsabilidades como lo que representa el Boris Yeltsin encarnado con veteranía por Max Von Sydow en una escena final en la que se representa con audacia el comportamiento oficial de cara a la galería por parte de los políticos y poderosos frente al rechazo del pueblo (a través de los ojos tan inocentes como firmes y convencidos de la infancia) airado por la cuestionable actuación de sus dirigentes a la hora de proteger a los que sirven a su país. Precisamente uno de los alicientes de la cinta es encontrar un vistoso reparto internacional en el que aparecen Matthias Schoenaerts, Léa Seydoux, Colin Firth, Michael Nyqvist, August Diehl y Peter Simonischek.

“Hotel Mumbai” es el modélico debut en la dirección de Anthony Maras que narra con nervio y con una tensión trepidante los hechos acontecidos en el que los huéspedes del hotel Taj Mahal Palace, en el Mumbai de 2008, viven momentos de terror cuando un grupo de terroristas paquistaníes invade el lugar y mantiene a las personas como rehenes durante 68 horas en un corre que te pillo laberíntico por unas instalaciones que pasan del lujo exótico a ser el escenario del horror, la sinrazón y el puro extermino enarbolando la bandera del fanatismo religioso dirigido hacia los llamados “infieles”. Desesperados, un grupo de funcionarios y huéspedes toman coraje para intentar revertir la situación logrando salvar vidas a pesar de que el suceso se saldó con más de un centenar de víctimas mortales. Una película que funciona a las mil maravillas representando el pavor absoluto en dos horas que no dan tregua y que acercan a la película a un ritmo digno del mismísimo Paul Greengrass. Una cinta en la que el espectador es testigo absorto de los hechos sobrevolando la narración por las diferentes estancias, salas, pasillos y ascensores en los que el peligro acecha en cualquier esquina poniendo cuatro terroristas en jaque (que una vez más no son más que peones sacrificados u obnubilados por jefes ocultos en las sombras y dirigiendo a través del teléfono) a todos los turistas y empleados que allí trabajaban, siendo para su causa como una campaña de marketing del horror en el que las piezas más codiciadas son los ricos que vienen de Occidente y que representan al modo de vida usamericano. Además del ritmo bien llevado, el interés por la historia se nutre de centrarse en determinados personajes bien dibujados, incluso en el lado terrorista cuando uno de ellos pide dinero a su familia en una llamada que suena a despedida, y que van desde valientes empleados a huéspedes que sacan lo mejor de ellos para salvar a los demás. Una meritoria cinta en cuyo reparto se encuentran Dev Patel, Armie Hammer, Nazanin Boniadi, Jason Isaacs o Anupam Kher y que te mantiene en permanente estado de suspense adrenalítico en buena parte por lo bien rodada que está.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario