Conexión Oscar 2021: Festival de Toronto: "The best is yet to come" y "Neubau"

Conexión Oscar 2021: Festival de Toronto: "The best is yet to come" y "Neubau"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Una película china y una película alemana han seguido llenando la programación del Festival de Toronto de cine del mundo. "The best is yet to come" nos lleva a una intriga periodística en un mundo arribista y de intereses y "Neubau" es la cada vez más habitual cinta sobre un personaje desorientado y frustrado que busca su hueco en el mundo.

“The best is yet to come” (Jing Wang)

El papel de la prensa en pro de la justicia social

Esta cinta producida por Jiang Zhang-ke nos lleva a la China de 2003, bollante, esperanzada y con la irrupción de un internet que parece que va a cambiarlo todo pero en el que la información y el peso de la misma sigue pasando por las principales cabeceras de prensa tradicionales.

Un becario de provincias con ilusión y ganas, pero sin haber terminado la carrera, que ha apuntado maneras escribiendo un artículo sobre la polución industrial en su pueblo, se gana la confianza de un editor abriéndole éste las puertas para el puesto en un periódico importante de Beijing, desmontando cánones y convicciones en un thriller de investigación en el que terminará destapando el tráfico de certificados de salud falsificados por médicos para portadores de hepatitis B, a menudo pacientes asintomáticos, que son injustamente discriminados laboralmente como resultado de la creencia persistente de que el virus puede transmitirse fácilmente en los espacios públicos.

Un artículo que será toda una revolución y que, además, le hará chocar con sus propias convicciones al respecto. Una cinta interesante, y que destaca por su buen trabajo cinematográfico, pero a la que le cuesta encontrar el tono hasta que no ha pasado la hora y se ubica en lo que quiere contar frente a la dispersión inicial en un entorno de pasantías, alta competitividad, falsas lealtades y la tensión del día a día de la redacción de un periódico. Un buen estudio de personajes en una interesante ópera prima que parece también muy pertinente para este año en el que oímos conceptos como pandemia, pasaportes de inmunidad y asintomáticos cuando hasta hace poco se debatía si era ético que se utilizara en los CV el haber generado inmunidad en el coronavirus como otra posibilidad más de filtrado a favor del candidato.

Una denuncia que levanta polvareda afectando a 100 millones de personas en una cinta que peca de errática y repetitiva con algunos simbolismos forzados pero que se eleva en una segunda parte en la que manda la intriga y el valor moral de lo averiguado. Intensa y rabiosa en su denuncia peca de falta de impacto por un desarrollo demasiado ambicioso que parece haber engullido los buenos mimbres del debutante que narra inteligentemente la conexión emocional que se establece entre el implicado joven periodista y las víctimas, todos ellos de una u otra manera marginados sociales a los que el sistema no ha hecho más que dar la espalda en un país que garantiza un gran número de oportunidades pero que éstas acaban a disposición de los de siempre.

“Neubau” (Johannes Maria Schmit)

Buscando un sitio en el mundo

En la provincia de Brandeburgo, Markus se debate entre su amor por sus abuelas necesitadas de cuidados, una de ellas sufriendo de demencia, y su anhelo por la autodeterminación urbana en Berlín viviendo su libertad sexual y personal de manera plena y sin dar explicaciones a nadie. La mayoría de las veces, solo con sus preocupaciones, sueña de día con una multitud de demonios deslumbrantes que actúan como precursores de una familia urbana electiva. Cuando el técnico vietnamita Duc entra en su vida, las cosas se complican, ya que Markus tiene que decidir si debe quedarse o irse...

Un drama seco con un personaje que vive atormentado por un pasado marcado por la ausencia de sus padres, falto de cariño, y sintiéndose abandonado durante toda su vida a pesar de haber disfrutado de unas abuelas seguras de sí mismas y que le han dado todo el amor posible. Una cinta contemplativa, reflexiva en un despertar a la vida y a las emociones poco original que deja un poso de tedio y de desazón al ser una propuesta que se queda muy corta en carga narrativa siéndole muy complicado tender puentes con las emociones del espectador. Un drama introspectivo que de tan apesadumbrado termina haciendo desconectar sobre todo cuando hay películas que han contado de manera mucho más interesante la desorientación vital del treintañero urbano contemporáneo.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario