“Crónicas diplomáticas. Quai d´Orsay”

“Crónicas diplomáticas. Quai d´Orsay”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web en español.

El argumento: Sátira política protagonizada por Alexandre Taillard de Vorms, Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, siempre dispuesto a tratar con los poderosos y consolidar su candidatura para el Premio Nobel de la Paz.

Conviene ver: “Crónicas diplomáticas. Quai d´Orsay” es una sátira de enredo político que deja muy buen sabor de boca gracias a un frenético y sólido guión y a un buen trabajo actoral en esta cinta sobre las entretelas de la película desde un punto de vista cercano a la comedia bufa. El guión de Christophe Blain y Abel Lanzac tiene un ritmo endiablado e ingenioso (Sorkin es la referencia más cercana, por la celeridad de los diálogos y sus múltiples referencias), y premia no solo la incontinencia verbal de los protagonistas, sino también los pequeños detalles fuera de plano. Esos pequeños detalle que el espectador va cazando y que provocan unas cuantas carcajadas. Estupendo Thierry Lhermitte como personaje protagonista generando una doble sensación en el espectador, ganas de abofetearle y de reírse con él en más de una ocasión como el típico político bocachanclas. Un gran trabajo interpretativo que queda elevado por el triángulo que forma con Raphaël Personnaz y Niels Arestrup que dan el perfecto contrapunto cómico en cada réplica y que son los responsables de hacer de manera incesante el trabajo sucio de este personaje vehemente y charlatán. Una película fresca y vivaracha en la que, si se ahonda un poco en ella, tras el humor, acecha la sátira y la crítica a la burocracia, al estamento político, y al poder en general lo que hace que la podamos comparar con la británica “In the loop” o las francesas “De Nicolas a Sarkozy” y “El ejercicio del poder”. Un acierto el nuevo trabajo de Bertrand Tavernier (inspirándose en que uno de los guionistas fue ex consejero de Dominique de Villepin) en este retrato sobre el modo de actuar de la política y la diplomacia con el fin de evitar conflictos, que se nos antoja más real de lo que el género en el que se mueve la cinta nos podría hacer creer. Imprescindible para confirmar el descrédito actual en el que vive la clase política.

Conviene saber: Premio al mejor guión en el Festival de San Sebastián 2013 en esta adaptación del cómic homónimo de Christophe Blain y Abel Lanzac. 3 nominaciones a los premios César 2014, ganando el premio al mejor actor de reparto para Niels Arestrup y siendo candidata también en las categorías de actriz de reparto (Julie Gayet) y guión adaptado.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Julián Juan Lacasa - 13.04.2014 a las 01:14

La vi ayer, una visión implacable de la política, sin necesidad de lanzarse a la yugular de quienes son criticados. Thierry Lhermitte borda su insoportable y ridículo ministro (la escena con la Premio Nobel de Literatura, donde sus asesores le suplican que la deje hablar, es genial), el veterano Niels Arestrup es un gran secundario (merecido César el suyo) y el protagonista es un poco el espectador mismo, que ve alucinado cómo la política es tan terrible. Cine inteligente que no tiene nada que envidiar a Hollywood.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario