“Cuando el frío llegue al corazón”

“Cuando el frío llegue al corazón”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

A todos se nos queda la inocencia enganchada en algún lugar del camino que nos saca de la infancia y desemboca en la juventud. Esa pérdida reveladora ha dado mucho que escribir y no menos que filmar. En este caso es un hombre de cine el que se ha sentado a recordar e imaginar.

Título: “Cuando el frío llegue al corazón”

Autor: Manuel Gutiérrez Aragón

Editorial: Anagrama

Gutiérrez Aragón ha escrito un relato hermoso, empleando recuerdos extraídos de su propia infancia, para llevarnos a los años cincuenta en un pueblo del norte de España llamado Vega donde un niño llamado Ludi deja de serlo. Lo hace en poco más de 25.000 palabras que se consumen en el mismo tiempo que dura una película.

Aragón afirma que no le gusta la novela costumbrista así que ha hecho la adecuada a su oficio de voyeur profesional, un relato impresionista formado por momentos y sensaciones, sin tramas ni subtramas, a veces sin dirección aparente, que no se detiene desde el comienzo hasta un pequeño epílogo.

Es un logro de auténtico escritor el manejo de las palabras y los tiempos para transmitir al lector la sensación que experimentamos a menudo cuando somos críos; como si el mundo pasara frente a nosotros igual que un tren mostrando el interior de sus departamentos unos instantes. En cada ventanilla se adivina algún drama ajeno, alguna decisión determinante, alguna ruptura todavía incomprensible para el que ha vivido poco. Aroma a sexo y garbanzos; a toros y mercado; a rechazo y descubrimientos. Es fácil identificarse con el tiempo y el ambiente, lo hemos visto en el cine y en la literatura de la generación que hoy gobierna, nacida en aquella década de los cincuenta, revolucionada en los setenta y desnortada por la riqueza fácil en los noventa.

El título de la novela es un diálogo de Platón que el adolescente protagonista se lleva en una tarde de playa. Sócrates ha tomado la cicuta y un personaje informa sobre sus efectos a los amigos que acompañan en la transición final al maestro… “cuando el frío llegue al corazón morirá Sócrates”. Buena literatura generacional, que deja una impresión de sabores y aromas agridulces y nostálgicos. Un placer personal.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario