“Dinero fácil”

“Dinero fácil”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

No tiene web. Podemos ver el trailer para conocer el estilo de la propuesta.

El argumento: Los bajos fondos de Estocolmo son un sumidero al que han ido a parar todos los desechos de la sociedad sueca. Todos quieren defender su territorio y lucrarse a cualquier precio. La enigmática desaparición de una mujer, será el nexo de unión de tres criminales con un objetivo común: vengarse del gran capo Radovan. Jorge, JW y Mrado forman parte de la fisonomía de los bajos fondos de Estocolmo. Jorge está entre rejas, aunque en poco tiempo se fuga para cargarse al chivato que lo enchironó. Mrado se ve incapaz de compatibilizar su papel de matón yugoslavo con el de padre que lucha por la custodia de su hijita. Y JW conduce un taxi mientras intenta aparentar ser de una clase social a la que no pertenece.

Conviene ver: “Dinero fácil” es una cinta sueca que se diferencia de los thrillers USA en que se preocupa más por los diálogos y las relaciones humanas. Buen guión y un montaje y una fotografía que, por otro lado, no abandonan esa estética nórdica que últimamente tanto se está imponiendo en el cine. La acción no escatima en escenas violentas, o lo que es lo mismo, no tiene la mojigatería de cierto cine yanqui; aquí hay sangre y disparos. El elenco, prácticamente amateur, cumple y está muy bien. Destaca en especial la sobriedad de su protagonista, Joel Kinnaman (visto en la serie “The killing”), que compone con temple un carácter que llega a dejar algunas de las secuencias más lúcidas de todo el metraje. Una cinta sobre la crueldad de los bajos fondos y sobre personajes de dudosa moral que compone esa temática de los thrillers europeos de los últimos tiempos sobre la Europa globalizada y de hecatombe económica, al tráfico de drogas y a la corrupción generalizada, al drama carcelario y a la pérdida de valores de las nuevas generaciones como “Celda 211”, “Un profeta”, “Gomorra”, “Reykjavik-Rotterdam” o “Submarino”.

Conviene saber: Basada en el best-seller homónimo de Jens Lapidus, primera parte de la llamada Trilogía negra de Estocolmo.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario