“Drácula, el origen”

“Drácula, el origen”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El conde Drácula hoy es un icono universal y hay que ser atrevido para hacer lo que ha hecho el escritor de superventas de terror J.D. Barker con el clásico escrito por Bram Stoker hace ya más de un siglo, aunque sea un hecho que son muchos más los que han visto la película clásica y sus derivados que los lectores del texto original, puro gótico de aroma victoriano. Me contaba entre los escépticos a priori. Hay demasiados ejemplos de refritos y “profanaciones” desaprovechadas. Anuncio que me he rendido ante el resultado de esta precuela.

Título: “Drácula, el origen”

Autor: J.D. Barker

Editorial: Planeta

Hace casi cuarenta años, en 1980, un granjero que limpiaba un granero halló el manuscrito original de “Drácula”. Intentó aprovechar su suerte y Christie’s aceptó sacarlo a subasta tras su autentificación. Pidió demasiado y no logró su propósito pero en 2002, Paul Allen, cofundador de Microsoft, lo adquirió de forma privada y Drácula pasó a ser “enterrado” en su caja fuerte.

Pasaron doce años en los que Drácula sólo salió de su féretro metálico para ser exhibido por su orgulloso propietario hasta que le llegó una solicitud. El sobrino biznieto del autor, Dacre Stoker, le pedía permiso para consultar la obra, pero no se presentó solo.

Dacre Stoker había conocido a J.D. Barker en la cena anual de la Asociación Norteamericana de Escritores de Terror. Era la edición de 2014 y Barker estaba nominado al premio Bram Stoker a la mejor novela de principiante, y se había quedado impresionado por su trabajo de documentación para “Forsaken”, situada en los juicios a las brujas de Salem. En nombre de los herederos de Stoker, Dacre invitó a Barker a colaborar con él en la búsqueda de las 100 páginas que habían sido retiradas por el propio Bram del manuscrito original de Drácula. Se sumergieron en los archivos, hallando fragmentos dispersos, piezas que guardaron para intentar encajar con otras que, estaban seguros, irían encontrando durante la investigación. Allen les hizo firmar un acuerdo de confidencialidad a Stoker y Barker. Luego les permitió examinar el manuscrito en una sala aislada en Seattle, bajo la atenta mirada de dos guardias. Descubrieron notas al margen, llamadas, tachaduras, esquemas y dibujos que se referían a personajes y sucesos recogidos en las 101 páginas suprimidas.

Reunido todo el material posible, comenzó la tarea de levantar el mundo en el que había vivido y crecido Bram; su biografía y la de su familia, el Dublín y la Irlanda del momento, sus calles, costumbres, acontecimientos históricos, situación de la ciencia de entonces y cualquier otra cosa que sirviera para atisbar el origen del monstruo en la imaginación del creador de Drácula. El resultado es un trabajo espectacular de reconstrucción, sobre el que basar una intuición posible.

Partieron de un hecho cierto. A los siete años el niño Bram había estado muy cerca de la muerte, tras una infancia de enfermedades imprecisas pero reales. La niñera de los Stoker se había encerrado con Bram durante toda una noche, cuando su propio tío, médico, le había sangrado hasta la extenuación y todos daban poco por su vida. Tras aquella noche, el niño se recuperó completamente y poco después la niñera desaparecía.

No voy a contaros nada sobre la trama o los detalles que aportan la novela sobre el origen de Drácula. Tan solo que es una mezcla muy bien construida de realidad e imaginación, con un lenguaje moderno pero aromatizado a lo Stoker, para recordarnos en todo momento el mundo en que nos movemos. Paramount ha adquirido los derechos para llevarla a la pantalla con Andy Muschietti al frente del proyecto, tras su éxito con “It”, novela de Stephen King.

He releído algunos fragmentos del “Drácula” de Stoker, y el resultado de “Drácula, el origen” encaja con toda lógica y suavidad. Una historia perfecta para una noche silenciosa de estas Navidades.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario