“El amor es más fuerte que las bombas”

“El amor es más fuerte que las bombas”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Toda la información en Facebook.

El argumento: Una exposición de la obra de la fotógrafa de guerra Isabelle Reed, tres años después de su prematura muerte, lleva a su hijo mayor de vuelta a la casa familiar. Allí pasará tiempo con su padre Gene y su hermano menor. Estando los tres bajo el mismo techo, Gene tratará de estrechar lazos con sus dos hijos mientras ellos luchan por reconciliar sus sentimientos hacia su fallecida madre, mujer que recuerdan de manera diferente.

No conviene ver: “El amor es más fuerte que las bombas” es un drama familiar pesado y filosófico sobre cómo afecta a una familia la pérdida de la madre, una mujer fotógrafa de guerra comprometida y que ha descuidado las relaciones con su marido y sus dos hijos, lo que hace que todo salte por los aires cuando ésta fallece con la sombra del suicido siempre permanente. La película sorprende negativamente por su tono deslavazado, la presentación del personaje de Jesse Eisenberg, con su mujer que acaba de dar a luz en el hospital, no puede ser más inconexa con todo lo que viene después, para luego saltar al intento de volver a entenderse entre el padre (Gabriel Byrne) y el hijo pequeño que podría ser el hermano menor de Miles Teller ante su gran parecido físico (es Devin Druid al que vimos en “Olive Kitteridge” y “Louie”) y que desconcierta ante unas reacciones lógicas por un lado, pero desorbitadas y sin ningún matiz más allá de lo obvio, y que ya se nos presume rarito (el dibujo que hace a su madre cuando sufre un accidente en línea de combate o cuando visita el cementerio). Todo con continuos flashbacks, ensoñaciones y disertaciones que van entre lo directamente plomizo y lo inexplicable como ese primer plano de una Isabelle Huppert magullada e intencionadamente desenfocado. El retrato certero que algunos señalan que tiene la película sobre la soledad no lo hemos encontrado. El director de “Oslo, 31 de Agosto” ha intentado irse al drama tradicional pero ofreciendo algo visualmente transgresor que no ha salido y que no convencerá ni a su nuevo público ni a los que hablaban de Joachim Trier como la nueva gran promesa a seguir. Tendrá que seguir intentándolo para salir del bache de este artificio inconexo con más ínfulas que certezas.

Conviene saber: A competición en el Festival de Cannes 2015.

La crítica le da un CUATRO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario