Shanghai en manos del comisario Chen Cao: “El enigma de China”

Shanghai en manos del comisario Chen Cao: “El enigma de China”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

No termina el verano sin la ya tradicional visita anual literaria a la ciudad que parece destinada a ser la capital del siglo que comenzamos hace 14 años: Shanghai. El poeta-policía Chen Chao es el protagonista, sin pantalla de momento, más interesante de las sagas sobre la China moderna.

Título: “El enigma de China”

Autor: Qiu Xiaolong

Editorial: Tusquets

Octava entrega de esta serie escrita desde su exilio norteamericano por el escritor chino, que va viendo publicadas sus historias poco a poco en su tierra natal, y cuyas visitas a Shanghai son toleradas, aunque no potenciadas a pesar de su éxito internacional. En esta entrevista con la radio pública norteamericana habla de su acogida en China, además de otros asuntos.

El autor guarda la precaución de asegurar que sus historias transcurren en la década de 1990, para alejarse de la política china más inmediata, pero el mundo que refleja no puede ser más actual…. “Harían falta 3.000.000 de yuanes para comprar un piso de 100 metros cuadrados en un barrio aceptable de Shanghai. Por consiguiente, un agricultor que cultiva media hectárea, con unos ingresos medios de 8.000 yuanes al año, tendría que trabajar desde la dinastía Ming hasta la actualidad, sin contar con posibles catástrofes naturales; un obrero, con unos ingresos mensuales de 2.500 yuanes al mes, tendría que trabajar desde la Guerra del Opio en la dinastía Qing, sin vacaciones, fines de semana ni interrupciones de ningún tipo; un oficinista, con un salario anual de 60.000 yuanes, tendría que empezar a trabajar en 1950, sin comer ni gastar en nada; y una puta tendría que follar 10.000 veces, cada día, ininterrumpidamente, aunque tuviera la regla, sin dejar de gemir, gruñir y retorcerse, desde el día en que cumpliera los 16 hasta los 55, y todo eso sin incluir los gastos inevitables en pintura, muebles y aparatos para la habitación”.

El caso esta vez pondrá en peligro la misma continuidad del subinspector en la policía y en él se critica la actitud de China en relación al control sobre Internet; de ahí la dedicatoria de Xiaolong: “A los ciudadanos chinos de la red que luchan por su ciudadanía en el ciberespacio”.

El autor pasó hace algún tiempo por España por invitación de sus editores y estudió en el Museo del Prado el cuadro de Salvador Dalí titulado “El enigma de Hitler”. Esa visita queda plasmada en el libro como un diálogo esencial para lo que pretende Xiaolong….

“— Recuerdo cuando nos conocimos en la Asociación de Escritores. El profesor Yao pronunciaba una conferencia titulada «El enigma de China». Me recordó a un cuadro que había visto en Madrid.

— ¿Qué cuadro?

— El enigma de Hitler, de Salvador Dalí. Es un cuadro estremecedor. Lo vi hace años, pero algunos de los detalles surrealistas no se han borrado de mi mente. El árbol muerto, la foto rasgada de Hitler sobre el plato vacío, el gigantesco teléfono roto del que cae una lágrima, y que quizá simbolizaba el control ideológico del pueblo… Aquí, hoy, bastaría con cambiar el auricular del teléfono por un cable de internet, y la foto de Hitler por una de Mao. Recuerdo que en el cuadro también hay una figura misteriosa que sale de detrás de un paraguas. Pero ¿qué representa esa figura? Podría ser cualquier persona, o incluso una proyección de la ilusión colectiva, pero nunca he llegado a saberlo. Podría ser yo, o podrías ser tú. Ayer mi madre dijo algo realmente esclarecedor: «Nunca te ves a ti mismo en el cuadro»”.

El aspecto gastronómico de toda la saga revela la enorme dificultad que significa conocer con cierta profundidad la cocina china, y sin alcanzar el nivel de la “comida cruel” que nos regaló en “Seda roja”, no faltan los momentos ante la mesa.

Cangrejo.txt

Las anteriores entregas de la serie “Shanghai en manos del comisario Chen Cao”

La calle Nanjing en “Muerte de una heroína roja”

El Bund en “Visado para Shanghai”

“Cuando el rojo es negro”

Lujo y corrupción en “El caso de las dos ciudades”

“Seda roja”

“El caso Mao”

“El crimen del lago”

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario