El tecnotorpe: ¿Quién diablos puso así las letras en el teclado?

El tecnotorpe: ¿Quién diablos puso así las letras en el teclado?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Hola 24, quiero decir Teo:

Muy fresca la mano, gracias. Te he reconfigurado el teclado de tu amigo “Venas” tal y como pediste. Escribirá a mayor velocidad y con mucha mayor economía de movimiento de dedos. El que todos no lo hagamos así es una broma de la historia y la tecnología. ¿Te has preguntado la causa de que los teclados se llamen QWERTY, las letras de la fila superior izquierda del propio teclado?. Yo supe teclear antes de saber escribir. Mi madre era taquígrafa judicial y mi padre ganó un concurso nacional de mecanografía patrocinado por una bebida cuando tenía ocho años. Me plantee muy joven la gran pregunta. ¿A que anglosajón borracho se le había ocurrido semejante confusión?. QWERTY no tiene sentido alguno (más del 70 por 100 de las palabras inglesas pueden escribirse con las letras DHIATENSOR, y éstas habrían de encontrarse en la segunda fila, que es la más accesible). La letra más común en inglés, la E, requiere llegar a la fila superior, al igual que pasa con las vocales U, I y O (esta última además debe presionarse con el débil meñique). La A permanece en la fila principal, pero debe ser alcanzada con el movimiento menos natural y con el más débil de todos los dedos, el meñique izquierdo, porque la mayoría somos diestros.

La máquina de escribir se inventó a mediados del siglo XIX y se cree que en las primeras se colocaron las letras siguiendo el orden alfabético. No tardaron en descubrir el punto débil del invento. La desigualdad en el ritmo y la velocidad de tecleo hacen que dos o más teclas se encuentren, rocen y se atasquen en el punto de tecleo. Sólo se resuelve usando los dedos para deshacer el atasco. La huella fósil de esta colocación inicial es la fila: DFGHJKL, un buen fragmento del alfabeto en orden, con las vocales E e I eliminadas. La velocidad se convirtió en un riesgo más que en un valor y con pragmatismo chapucero se desplazaron letras esenciales y se adjudicaron dedos débiles hasta encontrar el equilibrio entre la velocidad y el encontronazo . Resumiendo, la posición QWERTY de los teclados que usamos surgió con el fin de reducir la velocidad. Mientras lees esto no has dejado de imaginar las máquinas de escribir que conoces, con el carro frente a los ojos, y viendo la impresión de cada letra al producirse. Pero te equivocas. En el prototipo de QWERTY, inventado en la década de 1860, las teclas golpeaban el papel de forma invisible, por debajo… Uno no podía ver lo que estaba escribiendo a menos que se detuviera para levantar el carro y comprobarlo. Tras seis años de pruebas y cambios se llegó al teclado QWERTY, que recibió aportaciones peculiares como la unión de la R en el último minuto a la fila superior, porque así los vendedores podían impresionar a los compradores potenciales escribiendo con rapidez y suavidad el nombre de la marca, TYPE WRITER, tecleando en una sola fila.

EltecnotorpeAugustDvorakPero el teclado actual no era la única propuesta en el mercado en desarrollo de la máquina de escribir. El teclado DHIATENSOR era mejor, competía de hecho con QWERTY ya en 1893 y no era el único. Remington comercializó el teclado QWERTY, pero este primer vínculo a una firma importante no aseguró su victoria. No existían más de 5.000 máquinas QWERTY a principios de la década de 1880, usadas sin más técnicas por los mecanógrafos que la de ir buscando las letras y pulsando con uno o dos dedos. En 1882, la fundadora del Instituto de Taquigrafía y Mecanografía de Cincinnati desarrolló y empezó a enseñar el tecleo a ocho dedos y resultó que enseñaba con un teclado QWERTY, aunque otros teclados le habrían servido igualmente. Remington empezaba a establecer escuelas de mecanografía que empleaban (naturalmente) su teclado QWERTY. El acontecimiento decisivo se produjo en 1888, cuando la fundadora del sistema de ocho dedos fue desafiada a probar la superioridad de su método por otro profesor de mecanografía de Cincinnati, que trabajaba con cuatro dedos en un teclado con seis filas, sin tecla de mayúsculas y, por lo tanto, teclas separadas para las letras minúsculas y mayúsculas. Toda la prensa, primero del Estado y luego la general, recogieron el desafío. Ganó QWERTY y la información se extendió por todas las academias americanas y británicas. Hasta mucho después no se sabría que la persona contratada por la señora Longley, para que la representara ante el teclado en la carrera, fue una de las primeras en memorizar el teclado y emplear el desconocido entonces sistema ciego, mientras el “corredor” del sistema cuatro dedos miraba el teclado. Nunca se celebró ninguna competición que probara la ventaja de QWERTY contra otras disposiciones de letras, en la que ambos contendientes usaran sistema ciego con ocho dedos.

Un profesor universitario de pedagogía en Washington, August Dvorak, presentó en 1932 un teclado al que bautizó DSK (de Dvorak Simplified Keyboard, Teclado Simplificado Dvorak), y desde entonces prácticamente todos los récord e mecanografía rápida los han conseguido mecanógrafos DSK. Aunque la marina estadounidense comprobó que la velocidad mayor del DSK compensaba el coste de enseñar de nuevo a mecanógrafos durante diez días de empleo completo, e introdujo el sistema en la Armada desde los años cuarenta, la industria no cambió por temor y ahorro de costes lo que era un patrón deficiente. Se ha desperdiciado obstinadamente la introducción de la máquina eléctrica de IBM, de la máquina Hollerith perforadora de tarjetas, hasta, el teclado del ordenador, a pesar de su capacidad para aumentar la velocidad de tecleo sin tropiezos. Los expertos en productividad están de acuerdo en que si los mecanógrafos del mundo dejaran de usar QWERTY mañana mismo y empezaran a estudiar Dvorak, todos saldríamos ganando.

El tecnotorpe

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

ronda - 23.08.2010 a las 14:25

Muy bueno e interesante el artículo! qué originales que sois.
Muchas gracias

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario