“¿Es posible prever el futuro?”

“¿Es posible prever el futuro?”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El cine se ha convertido en el método popular para enseñar a imaginar lo remoto. Ya ocurrió con Méliès poco después de que fuera inventado y no ha dejado de hacerlo. “Metrópolis”, “2001: Una odisea del espacio”, “Cuando el destino nos alcance”, “Blade Runner”; también “Gattaca” de Andrew Niccol, “Las vidas posibles de Mr. Nobody” de Jaco Van Dormael, “Her” de Spike Jonze, “Interstellar” de Christopher Nolan y tantas otras de menor calidad. De un modo más general, el cine enseña a anticipar, a veces de una manera insoportable, como en los filmes de suspense, en los que el futuro de los protagonistas depende de que se produzca un acontecimiento esperado o temido.

Título: “¿Es posible prever el futuro?”

Autor: Jacques Attali

Editorial: La Vanguardia Ediciones

Muchos conoceréis a Jacques Attali por ser uno de los intelectuales más reconocidos de Europa; por haber sido el cerebro de la cultura del periodo Mitterrand; o por sus ensayos, por lo general breves y sugerentes. Para los que no sepáis de él, vale la pena descubrirlo y su último ensayo compensa el tiempo dedicado. Va de la mayor de las obsesiones de Attali, la anticipación del futuro.

Cree que es posible prever acontecimientos sociales, tecnológicos o personales, sabiendo analizar las circunstancias que nos rodean. Él lo lleva haciendo bastante tiempo con algunos éxitos en su haber. Se considera atraído por la previsión desde hace mucho tiempo: “No hay duda de que debo una parte considerable de mi identidad a una previsión errónea de mi madre y a otra previsión, certera, de mi padre. Como no preveía dar a luz a gemelos, mi madre escogió solamente un nombre de pila, y fue el azar el que decidió el mío; una cuna supletoria, que trajeron a última hora y con urgencia a su habitación de hospital, precisamente lucía una etiqueta con el que a la postre se convirtió en mi nombre. Previendo, con mucha antelación, el futuro que le esperaba a Argelia, mi padre, cuya familia vivía desde hacía siglos en ese país, decidió instalarse en París al comienzo de la Guerra de Independencia, teniendo que soportar las burlas de los más allegados, que no entendían su desazón, y para gran beneficio de sus hijos, cuyo destino con toda seguridad hubiera sido muy distinto si hubieran llegado a la metrópoli en el contexto del pánico general que se produjo una vez terminado el conflicto”.

Attali lleva varios años describiendo, en diversas obras, el futuro de la medida del tiempo, de la propiedad, del sedentarismo, del nomadismo, de la sexualidad, del amor, de la familia, de la libertad, del judaísmo, de la religión y la muerte, de las ideologías, de la modernidad, del arte, del gobierno mundial. Su “Historia del futuro” de 2006, revisado en 2015 con motivo de exposiciones en París y Bruselas, es muy inspirador. Attali explica aquí cómo hace sus previsiones de futuro, y como puede conseguirlo cualquiera de nosotros porque se ha demostrado a si mismo que intentar conocer el futuro, o predecirlo, es resignarse. Intentar preverlo es prepararse.

Previamente, en solo 150 páginas, el ensayo nos ha llevado por un mundo de previsiones muy variado, desde un repaso histórico que llega hasta la actualidad, pasando por la meteorología y su valor económico, o el uso de los macrodatos y algoritmos que están modificando las primas de los seguros, hasta la medicina y los mapas genéticos cada año más baratos, y que modificarán el futuro, no siempre positivamente.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario