Fantasías de cine: “Los perros de la plaga” (1982), cruel experimentación

Fantasías de cine: “Los perros de la plaga” (1982), cruel experimentación

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 3,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La historia que nos cuenta “Los perros de la plaga” está basada en la novela del mismo nombre escrita por Richard Adams. Éste autor inglés fue muy conocido por sus novelas para niños en las que sus protagonistas eran animales.

Aunque si bien sus novelas eran consideradas infantiles, no dejaban de tener un tono oscuro y crítico con ciertos aspectos de la sociedad. Algo que se reflejó en algunas de sus adaptaciones en cine en los años 70; donde ni mucho menos resultaban adorables cintas de animación.

La historia nos habla de Rowf y Snitter, dos perros que logran escapar de un laboratorio en donde se realizan diversos y crueles experimentos con animales en pos de la ciencia. Prácticas que van desde conocer su resistencia física o su reacción a intervenciones quirúrgicas.

El maltrato en ellos es notable y, por ello, están fatigados, sufren alucinaciones y no quieren volver; estándo en mitad de un parque natural de Inglaterra donde tendrán que sobrevivir como sea. Desorientados, confundidos y hambrientos, ambos soñarán con vivir en paz y con quizás encontrar un amo cariñoso que les cuide.

Estos son algunos de los motivos que los animan a resistir el hambre, a padecer las inclemencias del tiempo y a soportar una agotadora persecución por parte de varios grupos de búsqueda que pretenden cazarles. Dos perros huyendo, tan sencillo como eso. Pero narrado desde su punto de vista que sería la simpleza de ver como quienes antes te acariciaban y mimaban, ahora huyen de ti y te quieren liquidar… y no lo entiendes. Más que la trama o el dibujo (nada desdeñables), los puntos fuertes de la película residen en el tratamiento de los personajes que protagonizan la historia; los animales y el ser humano.

Losperrosdelaplaga01

Los primeros, por fin, son tratados de una forma totalmente alejada del patrón establecido por la factoría Disney y que impera siempre en el cine de animación más convencional. Los perros no se ponen a cantar y bailar, no están humanizados (no gesticulan, no se ponen a dos patas, no sonríen ni alzan la ceja, etc…), y mucho menos están caricaturizados. Son perros, por tanto animales; la razón no tiene cabida y da paso al instinto animal.

Además, el ser humano es representado de manera impersonal. A los humanos que aparecen no se les ve el rostro, por lo que no hay ningún individuo en concreto que encarne el mal, sino el hombre como especie. Es él con su poder de raciocinio el que trata con vileza e insensibilidad a los demás miembros del reino animal.

Sin duda es esta la característica que mejor define la película de Martin Rosen y que debe mucho a la obra literaria de Jack London, en concreto a “La llamada de lo salvaje”, la historia de Butch, un San Bernardo que, viviendo feliz con su amo, es raptado por un hombre violento y maltratador y llevado como perro de tiro a las tierras heladas del Yukon.

Losperrosdelaplaga02

La apuesta del director Martin Rosen, ya alejada en el tiempo (1982), resulta muy buena y novedosa, por lo que me extraña que no se haya seguido la senda marcada por él, o al menos hasta el punto que yo conozco. Tal vez sea por el poco atractivo de la propuesta para un público infantil, aunque bien es cierto que el cine de animación cada vez es menos infantil de la manera en que se hacía, pongamos a algo más de veinte años atrás.

La esencia de “Los perros de la plaga” es una denuncia a las cotas de irracionalidad que puede alcanzar el ser humano, demostrando que el hombre, por muy civilizado que se muestre, es el animal más salvaje de la Tierra.

Una película dura sobre la supervivencia no tiene por qué estar hecha con actores de carne y hueso y tampoco ir dirigida a los niños. Es una historia conmovedora, que da un enfoque interesante al tema de la experimentación con animales y a la crueldad e impunidad con la que estos son tratados.  Sin duda vale la pena verla, aunque sea una vez.

Vídeo

Juan Israel Aldana

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario