Fantasías de cine: “Rebelión en la granja” (1954), clasismo animal

Fantasías de cine: “Rebelión en la granja” (1954), clasismo animal

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Primera película de animación basada en la novela del escritor británico George Orwell, e inspirada clara y paralelamente en el régimen comunista de la antigua Unión Soviética de Joseph Stalin en el momento en que se rodó. Estamos en la Granja Manor, en la Inglaterra de los años cincuenta. Hartos de los maltratos que les da el brutal granjero Jones, todos los animales se unen en una violenta rebelión que excluye a todos los humanos; ha nacido la Granja Animal.

Pero el entusiasmo se torna en decepción cuando los cerdos, con el dictatorial Napoleón a la cabeza, asuman el control de la revolución y, amparados por un fanatizado ejército de perros asesinos, instauren la tiranía y el terror en la naciente mini-república. Algunos animales comprenden, demasiado tarde, que sus porcinos líderes son tan o más despóticos que el borracho Jones.

Se cuenta en clave de metáfora la historia de una granja a causa en la que, debido a lo mal que su dueño la lleva y cuida, los animales, con los cerdos a la cabeza, deciden rebelarse y hacerse con el poder echando al dueño. Al final se dan cuenta que lo único que han cambiado es una dictadura por otra; se sobreentiende que la granja es la Unión Soviética y el líder cerdo Stalin.

FantasiasdecineRebelionenlagranja02

Como es natural, a la hora de adaptar una novela a la gran pantalla, hay cosas que se pierden por el camino, ya sea en acontecimientos o en personajes. Sin embargo, la esencia sigue siendo la misma. Los creadores de esta cinta cambiaron el final, para adaptarlo al público infantil y, sin saberlo, adelantaron lo que décadas después realmente sucedió.

Es una genial película de dibujos para adultos. Demuestra con mucha crudeza que el poder corrompe y que el querer ser iguales unos a otros realmente es difícil, sobre todo cuando una “oveja negra” (en este caso un cerdo) se sale de la norma, y se crea su propio ejército. Resulta fascinante la transformación de algunos animales, la evolución de los mismos en el tiempo y su “humanización”.

La película presenta un claro manifiesto reivindicativo contra el autoritarismo, la corrupción, la manipulación y la traición de unos principios y leyes establecidos. Y que unos animales, en concreto unos cerdos que en principio juraron defender estos principios, acaban por violarlos para explotar al resto de una granja y, en consecuencia, obtener sólo beneficios para su especie en concreto.

Así, cada personaje representa a una persona o clase social específica participante en la Revolución Rusa. Tenemos entonces camuflados en esta cinta animada de animales a Stalin, Karl Marx, Lenin, Nicolas II, Trotsky, proletarios, campesinos, intelectuales, la iglesia ortodoxa y la policía secreta.

FantasiasdecineRebelionenlagranja

También se trasmite en la película el obvio pesimismo que su autor vivió en sus carnes a lo largo de su vida y que expresa con toda intensidad. Su repulsa contra los sistemas de gobiernos manipuladores y autoritarios; que sobreviven y se mantienen en el poder explotando y oprimiendo a los más pobres mediante el uso de la propaganda y la mentira.

Si hay algo importante que se demuestra en esta película es que la unión hace la fuerza, y se ve como los animales se unen para luchar con lo que creen que es injusto. Aunque es muy triste pensar, que esta película de 1954 (basada en una novela de 1945) a día de hoy sigue en radiante actualidad…. y es que siempre habrá cerdos en el poder y gallinas que se dejan gobernar.

Vídeo

Juan Israel Aldana

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario