“Gloria mundi”

“Gloria mundi”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Una familia se reúne en Marsella para celebrar el nacimiento de la pequeña Gloria. A pesar de que todos se alegran, la vida es dura y viven tiempos difíciles. Pero al ambicioso tío de Gloria se le ocurre una idea para un negocio que podría sacarles del mal momento.

Conviene ver: “Gloria mundi” es el nuevo trabajo del marsellés Robert Guédiguian volviendo a sus escenarios habituales, intérpretes de toda la vida y temáticas sociales con reencuentros familiares, en este caso el nacimiento del personaje del título coincidiendo con la salida de la cárcel del abuelo. El director vuelve a reflejar la clase obrera, y su profunda división que es en definitiva la baza de los poderosos para neutralizarla y ningunearla, y lo hace desde el desencanto del paso del tiempo y la acumulación de desgracias que hace que incluso el mensaje pierda fuerza en esta ocasión. Un trabajo menor dentro de su filmografía con aspectos interesantes pero en los que la orquesta no está tan afinada como en las recientes “Las nieves del Kilimanjaro” (2011) o “La casa junto al mar” (2017). Y es que aquí subraya demasiado el drama y la división generacional de sus personajes que van desde la nobleza de los sesentones a pesar de la precariedad de sus vidas (una limpiadora, un conductor de autobús o un ex presidiario) a las bajezas morales y poco espíritu de sacrificio de los más jóvenes que se mueven por el hedonismo, el arribismo, la falta de empatía y la materialidad de las cosas. Testigos del Mayo del 68 que, sin embargo, rechazan hacer huelga ante el pragmatismo de unos ideales que ven que con el tiempo sobrevuelan de manera más ilusoria para las nuevas generaciones (la mayoría inmigrantes) que otra cosa mientras la precariedad laboral impide conformar una vida en común segura y estable ante la explotación de los jefes o la uberización del sistema laboral. Todos ellos víctimas del capitalismo del sistema que los mueve como títeres a pesar de la esperanza idealizada y casi onírica en los primeros compases de la cinta de que llegue una nueva vida a su mundo, al de unos personajes que luchan en la cotidianidad sin desfallecer. Siempre es una gozada ver a los actores habituales del director (encabezados por Ariane Ascaride, Jean-Pierre Darroussin y Gérard Meylan), así como los delirios de grandeza de pretender vivir como la sociedad aparentemente les induce a ellos, siendo todos ellos víctimas de sus frustraciones y desesperanzas con la única salvación de tenerse a los demás. Una cinta que se asfixia por el drama y por el recorrido demasiado forzado, e incluso caricaturizado, de algunos personajes. Aun así, el mensaje cala y el oficio de Guédiguian mantiene el barco a flote aunque se quede a medio camino y sin rematar ante unas circunstancias que resume en forma de grito ahogado.

Conviene saber: Mejor actriz (Ariane Ascaride) en el Festival de Venecia 2019.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario