Historias víricas (III): Nombre

Historias víricas (III): Nombre

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El segundo nombre ("middle name") habitual en la cultura anglosajona suele dar juego a los guionistas; revela información secundaria sobre la familia del sujeto. Es ahí donde se depositan caprichos, compromisos, herencias o aficiones de los padres. El colmo es llevar de segundo nombre Escherichia. Le ocurre, y debe darle bastante juego, a uno de los hijos del doctor Charles P. Gerba, de la Universidad de Arizona, uno de los expertos en gérmenes más famosos del mundo. El nombre es en honor a la bacteria Escherichia coli.

Se ha convertido en información común que la taza del inodoro resulta ser el lugar con menos gérmenes de la casa. Lo habréis escuchado en más de una ocasión. El dato está precisamente en un estudio del doctor Gerba que fue muy difundido. Era un cálculo del contenido bacteriano de distintas habitaciones en casas diversas. Reveló que la superficie más limpia solía ser el asiento del inodoro, ya que se suele limpiar con desinfectante con más frecuencia que cualquier otra superficie. La zona más impregnada de gérmenes es el fregadero, seguido de cerca por las superficies de la cocina. Lo más sucio es el trapo de cocina, el mayor difusor de gérmenes en nuestras casas. Cuando los usamos para secar superficies, platos, cubiertos o la tabla para cortar, celebramos una juerga microbiana.

La segunda forma más eficaz de propagar gérmenes es tirando de la cadena con la tapa levantada. Esta acción arroja al ambiente miles de millones de microbios. Muchos se quedan flotando en el aire, a la espera de ser inhalados, durante un tiempo que puede llegar a las dos horas; otros se acomodan en objetos, como jabones, frascos o cepillos.

Tampoco hay que volverse fóbico. Hasta 1965 se desconocía la existencia de los ácaros, y, cuando una estudiante de secundaria de Florida comparó la calidad del agua de los servicios de los restaurantes de comida rápida de su ciudad con la del hielo de los refrescos, su trabajo se hizo popular al revelar que, en el 70% de los establecimientos, el agua de los servicios estaba más limpia que el hielo.

La bacteria Escherichia es tan necesaria para nuestra vida como puede contribuir a matarnos; procesa vitaminas esenciales por un lado mientras que puede aumentar la virulencia de enfermedades intestinales por otro. Digamos que la Escherichia es una diva de los gérmenes, organismo modelo porque necesita muy poco para reproducirse a toda velocidad. Es muy popular en laboratorios para experimentos de genética y biología molecular.

Fue descrita por primera vez en 1885 por el bacteriólogo alemán Theodore Von Escherich, que la llamó Bacterium coli commune. Posteriormente la taxonomía le adjudicó el nombre de Escherichia coli, en su honor. La ciencia es capaz de homenajear sin pudor a una viajera de nuestras heces. Darle su nombre a un hijo, sin saber si de mayor será Woody Allen, hay que pensarlo. Existe la venganza.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario