Hollywood canalla: Florence Lawrence, con ella nació el “star system”

Hollywood canalla: Florence Lawrence, con ella nació el “star system”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

A lo largo de más de cien años Hollywood ha sido una fábrica de sueños, la tierra en la que alguien tremendamente atractivo pero con el talento interpretativo de un mosquito puede convertirse en una gran estrella hasta que surja otra que le haga sombra. La sección “¿Qué fue de…?” de esta web está llena de gente a la que en algún momento se le colgó la etiqueta de “The next big thing”.

La Historia de Hollywood está representada a través de sus luminarias, desde Mary Pickford, una de las primeras reinas de la gran pantalla, hasta Leonardo DiCaprio, cuyo nombre es garantía de éxito y prestigio. Salvo cuando el director es la estrella, los actores se convierten en el reclamo para que los espectadores acudan a los cines. Por lo tanto no somos capaces de concebir a la Meca del cine sin su firmamento de estrellas.

Pero no siempre fue así. Durante los primeros años de vida de la industria cinematográfica los actores eran simples peones que trabajaban en condiciones muy precarias. Rodaban unos 40 títulos al año a cambio de cinco dólares semanales y no tenían nombre ya que los dueños de los Estudios consideraban que si acreditaban a los intérpretes éstos les iban exigir más dinero. Mientras tanto los admiradores no paraban de pedir que se desvelaran los nombres de “La chica Biograph” o de “La pequeña Mary”, que era la Pickford.

“La chica Biograph” era Florence Lawrence (no es antepasado de J-Law), una actriz canadiense de formación teatral y que había comenzado a trabajar en el cine en el año 1906. Poco a poco fue llamando la atención de la industria por su agilidad y, aunque no era especialmente atractiva daba muy bien en cámara, además tenía un gran talento interpretativo y el público le adoraba.

En el año 1909, con más de 100 trabajos en su filmografía, fue reclutada por Carl Laemmle, fundador de la IMP que posteriormente sería la Universal, que le ofreció poner su nombre en las marquesinas. Para dar un golpe de efecto el avispado Laemmle extendió el rumor de que la actriz había muerto atropellada por un coche en Nueva York. Después de conseguir la atención mediática, la actriz puso anuncios en los periódicos para asegurar que estaba viva y que iba a estrenar “The broken oath”, dirigida por su marido Harry Solter. En Marzo de 1910, Carl Laemmle organizó el estreno del film en un cine en Sant Louis y se llevó a Lawrence para que sus admiradores viesen que estaba viva. La reacción de los fans fue tan desmesurada que le arrancaron la ropa. Fue así como nació el “star system” y el comportamiento del público desatado no ha cambiado nada en más de un siglo, por esa razón no salgo del búnker.

Florence Lawrence época de esplendor

La popularidad de Lawrence subió como la espuma y se confirmaron los temores de los dueños de los Estudios ya que llegaron las exigencias de las subidas de sueldo y de mejoras de condiciones laborales. En época de bonanza la actriz cobraba 500 dólares a la semana, cien veces más de lo que recibía cuando comenzó su carrera en el cine, y montó su propia compañía en 1912. Ese mismo año anunció su retirada del cine, que quisiese llevar el control de su carrera y parar su labor como intérprete no sentó nada bien en el seno de la industria. Dos años después ante el declive de su Estudio, que tuvo que ser vendido a la Universal, se vio obligada a volver al trabajo. A la Lawrence lo que le enloquecía eran los coches, tenía una importante colección de vehículos y se propuso mejorarlos, llegando a inventar los indicadores y las luces de freno, pero lamentablemente no llegó a patentarlos y los fabricantes de coches los desarrollaron y la actriz no llegó a ver nada de dinero por sus inventos.

En 1914 durante el rodaje de una de sus películas, “Pawns of destiny”, un incendio provocado para la ocasión estuvo a punto de acabar con su vida. Lawrence sufrió quemaduras y una grave caída. Debido a esta experiencia traumática estuvo en estado de shock durante varios meses y aunque pudo terminar la película, y tuvo el aguante para trabajar en dos más, permaneció una larga temporada alejada de las cámaras. La actriz se vio traicionada ya que la Universal se negó a pagar los gastos médicos y responsabilizó a su marido del accidente, ya que era el director de la película, evidentemente el matrimonio se rompió en ese momento.

Su retiro duró siete años. En 1921 intentó recuperar su trabajo y comprobó una vez más lo cruel que es Hollywood, en donde nadie es imprescindible, ya que muy pocos se acordaban de ella. Se tuvo que conformar con papeles secundarios en melodramas de poca monta y muchas veces no conseguía ser acreditada. Perdió la poca fortuna que le quedaba tras el “crack” de 1929. Florence Lawrence estaba realmente hundida y encontró refugio en la MGM en el año 1936 que contrataba a antiguas estrellas del cine mudo por un sueldo semanal de 75 dólares.

El 27 de Diciembre de 1938 Florence Lawrence no aguantó más y puso fin a su vida tomando veneno para hormigas. Con ella no sólo se iba la primera estrella de cine sino que también lo hacía el primer juguete roto de esa fábrica de sueños llamada Hollywood.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario