Hollywood canalla: La "canita al aire" de Hugh Grant

Hollywood canalla: La "canita al aire" de Hugh Grant

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Una de las películas más afamadas de los 90 fue “Pretty woman”. La puesta al día de “La Cenicienta” llevada a cabo por Garry Marshall convirtió a Julia Roberts en la estrella definitiva de finales del siglo XX y revitalizó la carrera de un Richard Gere que ya iba hacia la deriva. Cinco años después del estreno de este film se repitió la historia con otra pareja protagonista, la formada por el actor Hugh Grant y la prostituta Divine Brown.

La carrera de Hugh Grant estaba en su mejor momento tras el gran éxito cosechado por la comedia británica “Cuatro bodas y un funeral” por el que acababa de ganar el Globo de Oro y el Bafta y estaba a punto de estrenar “Nueve meses”, el primer proyecto confeccionado por Hollywood para explotar a la nueva estrella que había importado de las islas británicas. Previamente había rechazado protagonizar la nueva versión de “Lolita” y había sonado para interpretar a James Bond, algo que provocó la hilaridad del personal ya que Grant era el patoso con muchísimo encanto no un tipo elegante capaz de ser una máquina de matar.

Era el prototipo de novio ideal de mediados de los 90 y su pareja era la actriz Elizabeth Hurley, a quien conoció durante el rodaje de “Remando al viento” de Gonzalo Suárez. La novia del actor era una actriz sin ningún tipo de fortuna pero su aparición en la premiere de “Cuatro bodas y un funeral”, embutida en un Versace negro rematado con unos enormes imperdibles le cambió la vida, provocó tal impacto mediático que acabó firmando importante acuerdo para prestar su imagen a la firma de cosméticos Estée Lauder. La pasión entre los dos ya era cosa del pasado pero seguían juntos porque ya era un negocio, Grant llegó a reconocer en esa época que él era un producto de Liz Hurley y que ella consideraba que cuánto más durase su relación mejor les iría en su aventura empresarial. Ya habían montado la productora Simian Films, que estuvo detrás de "Al cruzar el límite" y "Mickey ojos azules" y ambas fueron dos desastres absolutos. En el año 2000 (meses después del estreno de la última) decidieron acabar con su unión.

La noche del 27 de Junio de 1995 Hugh Grant acudió a Sunset Boulevard y reclamó los servicios de una prostituta negra llamada Divine Brown cuyo verdadero nombre era Estella Marie Thompson. Ella le pedía 100 dólares e ir a un hotel y él ofreció 60 por una sesión de sexo oral sin condón en el coche. La policía que apatrullaba la zona se percató de que el lujoso BMW descapotable de color blanco que conducía el actor estaba parado y encendía muchas veces las luces de freno, se acercaron y se encontraron a la Brown maniobrando.

La extraña pareja fue detenida y la foto policial de ambos dio la vuelta al mundo. Se les acusó de conducta lasciva en la vía pública. Grant recibió una condena de 2 años de libertad condicional, tuvo que pagar una multa de 1.800 dólares y se le ordenó completar un programa de educación sobre sexo seguro. Por su parte, Divine Brown fue sancionada con una multa de 1.350 dólares y a realizar servicios en beneficio de la comunidad algo que no cumplió lo que le llevó a una condena de 180 días en prisión.

La extraña pareja Hugh Grant y Divine Brown

Esto sucedió dos semanas antes del estreno de “Nueve meses” y la campaña promocional de una comedia romántica blanca quedó empañada por el escándalo. Nadie habló de la película de Chris Columbus, destrozada por la crítica y que a pesar de todo no le fue mal en taquilla, sino que hablaban del affaire Grant-Brown y de Liz Hurley cuyo caché se elevó tras el escándalo. Grant tuvo su momento de redención pública cuando apareció cinco días después de los hechos en el programa de Jay Leno que no tardó ni dos segundos en preguntarle en qué demonios estaba pensando, él dijo “hice algo malo y ya está” fue lo mejor para ganarse definitivamente el perdón del público.

El escándalo no perjudicó la carrera de Grant, “Notting Hill” funcionó muy bien y explotó su vena más crápula con bastante éxito en “El diario de Bridget Jones” y “Un niño grande”. Es uno de esos actores que se pueden permitir el lujo de vivir de las rentas del papel que les llevó a la fama. Probablemente Grant no se convirtió en la gran superestrella que Hollywood quería tras el éxito alcanzado con “Cuatro bodas y un funeral” pero, como hemos visto en estos años, él no ha estado por la labor de alcanzar dicho objetivo porque es una celebridad a su pesar. Lamentablemente se quedó fuera de la nominación al Oscar por zamparse a Meryl Streep en “Florence Foster Jenkins”.

Divine Brown desconocía que aquel tipo con acento extraño llamado Lewis era en realidad una estrella de cine y eso que la ciudad de Los Ángeles estaba literalmente empapelada con los carteles de “Nueve meses”. Tenía en ese momento 25 años y casi una década antes se había trasladado desde su San Francisco natal a Los Ángeles para convertirse en actriz, pero lo único que encontró fue dolor y sufrimiento. Estaba llena de deudas y tenía dos hijas pequeñas a las que no podía mantener así que acabó trabajando como prostituta. Ella supo aprovechar lo mejor que pudo sus 15 minutos de fama: vendió su historia al diario sensacionalista News of the World, participó en el programa de radio de Howard Stern, salió en la revista Penthouse, prestó su imagen a una empresa de lencería, se convirtió en la presentadora de un programa pornográfico británico e incluso tuvo su incursión en el cine X protagonizando “Sunset and Divine: The british experience” dirigida por el icono para adultos Ron Jeremy. En los últimos años ha aparecido en realities y ha tenido su propio documental “Million dollar hooker”. Ganó casi 2 millones de dólares, pagó sus deudas, se compró una casa y le pudo dar una buena educación a sus dos hijas. Digamos que el escándalo le solucionó la vida.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario