In Memoriam: Ettore Scola, el último gran clásico italiano

In Memoriam: Ettore Scola, el último gran clásico italiano

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

A los 84 años ha fallecido uno de los clásicos del cine italiano, Ettore Scola, uno de sus nombres más característicos y paladín de la cauda reivindicativa en el cine ante sus profundas convicciones comunistas y humanistas que le hicieron defender siempre a la clase trabajadora y criticar duramente al gobierno de Berlusconi.

Muy presente en el circuito festivalero compitió en Venecia con “¿Qué hora es?” (1989) e “Historia de un pobre hombre” (1995) y en Cannes con “El demonio de los celos” (1970), “Brutos, feos y malos” (1976), premio al mejor director, “Una jornada particular” (1977), “La terraza” (1980), premio al mejor guión, “Ente el amor y la muerte” (1981), “La noche de Varennes” (1982), “La familia” (1987) y “Splendor” (1989). En Berlín compitió en dos ocasiones; “La sala de baile” (1984), premio al mejor guión, y “El viaje del Capitán Fracassa” (1991). Además, ganó 5 premios David di Donatello (director por “Una jornada particular” en 1978, guión por “La noche de Varennes” en 1983, director por “La sala de baile” en 1984 y director y guión por “La familia” en 1987) ganando un honorífico en 2011 y volviendo a recibir candidatura como realizador por el documental “Qué extraño llamarse Federico” (2013), un homenaje a su maestro Fellini al que conoció en sus inicios en la revista satírica Marc’Aurelio. Precisamente su anterior trabajo fue también un documental con intención de despedida, la de los ciudadanos de la que fue un personaje más en sus películas y a la que sacaba todo el partido en “Gente de Roma”.

InMemoriamEttoreScola01

Scola se interesó en toda su filmografía por personajes auténticos y anónimos alejados de los grandes focos pero cotidianos y cercanos en un contexto relevante, como es el caso de la pareja de vecinos (un ama de casa hastiada y un homosexual reprimido) bajo el halo del fascismo en “Una jornada particular”, perfeccionando su trabajo con actores como Marcello Mastroianni o Vittorio Gassman película a película desde su debut en 1964 con “Se permette parlamo di donne” tras una década como guionista, oficio que junto con el de director fue simultaneando durante toda su filmografía por la que optó en 4 ocasiones al Oscar a la mejor película de habla no inglesa (“Una jornada particular” en 1977, “¡Qué viva Italia!” en 1978, “La sala de baile” en 1983 y “La familia” en 1987). Alejado de los premios otros éxitos de su filmografía fueron “Una mujer y tres hombres” (1974), la Historia de Italia a través de unos amantes comunistas, o “Macarroni” (1985) en la que juntó a Marcello Mastroianni y Jack Lemmon.

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario