In Memoriam: Gordon Willis, el príncipe de las tinieblas

In Memoriam: Gordon Willis, el príncipe de las tinieblas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Nos despertamos con el fallecimiento a los 82 años del director de fotografía Gordon Willis. Un maestro en este campo sin el que se entenderían las filmografías de grandes directores como Francis Ford Coppola y Woody Allen. Y es que, aunque sólo recibió dos nominaciones al Oscar por “Zelig” en 1984 y “El padrino III” en 1991, es el responsable de las luces y sombras de películas tan míticas como “Klute” (1971), “Pistoleros en el infierno” (1972), “El padrino” (1972), “Vida de un estudiante” (1973), “El padrino II” (1974), “El último testigo” (1974), “Con el agua al cuello” (1975), “Todos los hombres del presidente” (1976), “Annie Hall” (1977), “Interiores” (1978), “Llega un jinete libre y salvaje” (1978), “Manhattan” (1979), “Recuerdos” (1980), “Dinero caído del cielo” (1981), “La comedia sexual de una noche de verano” (1982), “Broadway Danny Rose” (1984), “La rosa púrpura del Cairo” (1985), “Esta casa es una ruina” (1986), “Presunto inocente” (1990), “Malicia” (1993) y “La sombra del diablo” (1997), su último trabajo y también el último de otro de los directores con los que más llegó a altas cotas, Alan J. Pakula, con el que trabajó en 6 ocasiones, aunque fue con Woody Allen hasta con el que colaboró en 8 películas.




No está nada mal utilizado el sobrenombre con el que se le conoció que no era otro que “El príncipe de las tinieblas”, algo propio de la presentación de los grandes personajes de sus películas (Marlon Brando en “El padrino” al que apenas se le veían los ojos) y también por saber moverse en esa combinación de clasicismo y ruptura propia del cine de los 70, su etapa más destacada. Un estilo heredero de las pinturas de Rembrandt que vino bien a la atmósfera de intriga del cine de Pakula y también a la imagen iconográfica que tenemos del Nueva York de las películas de Woody Allen. En 1980 llevó a cabo su única película como director, “Ventanas”, una cinta voyeurista y lésbica que se saldó con malos resultados, y en 2010 recibía el Oscar honorífico por toda su influyente trayectoria, una institución que (como tantas veces) no supo apreciar en su momento el legado de su mejor época.

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario