In Memoriam: Peter O´Toole, clase y versatilidad

In Memoriam: Peter O´Toole, clase y versatilidad

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,40 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

A los 81 años nos deja toda una leyenda del cine. Peter O´Toole, siempre elegante, versátil, vividor y genuino. Su espigada figura, acento y ojos azules penetrantes e intensos estuvieron al servicio de un gran número de personajes. A uno lo convirtió en icono del cine cuando casi era un debutante (Lawrence de Arabia) y con los demás siempre lograba estar excelente y que nadie se planteara que otro actor lo pudiera haber hecho mejor que él. El resultado un expediente con 8 nominaciones al Oscar y ninguna victoria (el intérprete más derrotado) aunque en 2003 recibió un premio honorífico que él tuvo intención de rechazar porque quería ganarlo competitivamente. Tendría una oportunidad más cuatro años después, pero nada pudo hacer frente al Forest Whitaker de “El último rey de Escocia”. Siempre candidato como protagonista, fue nominado por “Lawrence de Arabia” en 1963, “Becket” en 1965, “El león en invierno” en 1969, “Adiós, Mr. Chips” (1970), “La clase dirigente” (1973), “Profesión: El especialista” (1981), “Mi año favorito” (1983) y “Venus” (2007). Manejándose con inteligencia en el drama, también estaba brillante en la comedia mostrando un perfil seductor, intelectual y carismático al alcance de muy pocos logrando entrar de lleno en la psicología de los personajes a los que se enfrentaba.

Hijo de un trabajador del metal, jugador de fútbol y gestor de apuestas irlandés y una enfermera escocesa, O´Toole viajó durante los primeros años de su vida por buena parte de Inglaterra en función del trabajo de su padre en el mundo de las apuestas para después permanecer durante la II Guerra Mundial internado en un colegio de monjas donde recibía severos correctivos por su condición de zurdo. Posteriormente, y tras algunos trabajos alimenticios, tuvo claro que su carrera tendría que desenvolverse en el mundo de la actuación o de la poesía. Accedió a la Academia Real de Arte Dramático donde compartió lecciones entre 1952 y 1954 con una generación portentosa en la que también estaban Alan Bates y Albert Finney. Tras experimentar con obras shakesperianas debutó en el cine en 1960 con “Kidnapped”, “El día que robaron el banco de Inglaterra” y “Salvajes inocentes”.

En 1962 llegaría la gran oportunidad, la de interpretar al teniente coronel inglés Thomas Edward Lawrence en “Lawrence de Arabia” de David Lean. El papel fue rechazado por Marlon Brando y Albert Finney y no se confiaba mucho en un actor que todavía no había asumido un reto de altura como protagonista y que ya se ganaba fama de problemático por su carácter díscolo. La disciplina que exigía el papel precisaba de un actor sólido y de experiencia pero O´Toole, sabiendo que se encontraba ante la oportunidad de su vida, prácticamente habitó durante el rodaje en los desiertos de Jordania y Marruecos combatiendo con humor y esfuerzo las duras condiciones del rodaje. La cinta recibió 7 premios Oscar pero O´Toole sufrió que ese año compitiera uno de los más humanistas y nobles personajes de todos los tiempos, el de Gregory Peck en “Matar a un ruiseñor”.

Tras este hito en su carrera, sería nominado al Oscar por interpretar el mismo papel en dos películas distintas, algo que sólo les ha ocurrido también en el apartado masculino a Bing Crosby como el padre O´Malley, a Paul Newman como el buscavidas Eddie Felson y a Al Pacino como Michael Corleone. Hablamos de Enrique II tanto en “Becket” (1964) como en “El león en invierno” (1968). Muy alabados también sus trabajos en “Lord Jim” (1965), adaptando el clásico de Joseph Conrad, y “La noche de los generales” (1967). También se le vería en “La Biblia” (1966) y en “Adiós, Mr. Chips” (1967), debut en la dirección de Herbert Ross en este musical sobre el tierno profesor que enseña a generaciones de alumnos en la escuela de Brookfield. En esa década siempre hay que reivindicar dos placeres culpables como “¿Qué tal, Pussycat?” (1965), con guión de Woody Allen, y “Cómo robar un millón y…” (1966) junto a la siempre encantadora Audrey Hepburn.

En 1972 llegaría otro musical como “El hombre de La Mancha” en la versión que rodó Arthur Hiller con Sophia Loren como Dulcinea, así como un delirio de personaje en “El bosque lácteo”. Ese mismo año sumaba una nueva nominación al Oscar por “La clase dirigente” en la que estaba brillante en esta comedia negra familiar y política, al igual que parodiándose a si mismo (o a Errol Flynn) en la nostálgica “Mi año favorito” (1982) por la que conseguía su séptima nominación al Oscar.

A finales de los 70 se agravaron sus problemas con el alcoholismo fruto de una intensa vida de juergas y rebeldías y le tuvo que ser extirpado parte del estómago e intestinos, además de padecer una infección sanguínea que estuvo a punto de terminar con su vida. En todo caso, todo esto le dejó un páncreas destrozado con el que ha tenido que batallar hasta el final. Se le vería en la casi pornográfica “Calígula” (1979) y su carrera se fue espaciando hasta que Bertolucci le recuperó como mentor en “El último emperador” (1987). Aunque se le vería en cintas como “Troya” (2004), “Lassie” (2005), “Venus” (2006), “Stardust” (2007) o “For greater glory” (2012), una de sus últimas grandes intervenciones en el cine fue poner voz al crítico culinario Anton Ego de “Ratatouille” (2007), siendo la televisión su último refugio en papeles de lucimiento veterano como obispo en “Juana de Arco” (1999), ganando por un premio Emmy, “Hitler: El reinado del mal” (2003), “Agustus: El primer emperador” (2003), “Casanova” (2005) y “Los Tudor” (2008) donde era sumo pontífice.

De profundas creencias católicas estuvo casado con la actriz irlandesa Siân Phillips de 1958 a 1979, y con ella tuvo dos hijas: Kate y Patricia. Si bien luego formó pareja con la modelo Karen Brown y tuvo a otro hijo, Lorcan Patrick, O’Toole nunca se volvió a casar. En 2012 anunció su retirada ante la pérdida de fuerzas tanto físicas como mentales y ha fallecido en un hospital de Londres tras un largo tiempo enfermo.

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Feisal - 16.12.2013 a las 21:42

Uno de mis dos actores favoritos, por no quedarme con uno solo. Irlandés, shakespereano, excesivo, borracho, genial. Y T.E., claro. El amigo de los espejismos, los camellos, los árabes, el desierto, la grandeza mitológica y las cerillas a punto de quemarte los dedos.

Yasna - 17.12.2013 a las 02:36

El mundo ha perdido uno de los mas grandes actores y uno de lo mas sensibles irlandeses.Se ha ido el ultimo de los mas grandes que han marcado el siglo XX se ha unido a Richard Barton, Oliver Reed, Dirk Bogart y algunos mas quien han marcado cine y teatro de del siglo pasado.Todos Britanicos y Irlandeses, Britan and Irland realy got a talents.Que Dos le bendiga.Good buy Mr. Cheaps

manuel - 17.12.2013 a las 03:07

Una lastima que su última nominación al Oscar fuera perdida ante un actor tan malo como Forest Whitaker.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario