“Intrigo italiano”

“Intrigo italiano”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El principal especialista en la crónica negra italiana, un boloñés llamado Carlo Lucarelli, ha recurrido a películas rodadas en su ciudad para reconstruir la época de los años de postguerra y situar la investigación de su último libro sobre una mujer asesinada en su casa, de donde han desaparecido todos sus vestidos.

Título: “Intrigo italiano”

Autor: Carlo Lucarelli

Editorial: Einaudi

En el libro que reveló a Lucarelli, “Almost blue”, una policía joven se mueve en un mundo de compañerismo machista para atrapar a un asesino. Cuenta con la original ayuda de un chico ciego que vive encerrado en una buhardilla, escaneando el mundo que le rodea con un equipo de sonido sofisticado pero al alcance de cualquier interesado. Se mueven entre los 200.000 estudiantes de una de las universidades italianas más famosas, y la más antigua del mundo, ya que el asesino mata estudiantes.

Lucarelli transmite una imagen arrasada y arrasadora de su país y su sociedad. Podéis encontrar algunos de sus libros traducidos, aunque no sin algún esfuerzo. Para los que, como yo, os sentís parte de Italia en algún modo, sus novelas suelen centrarse en Bolonia, la ciudad universitaria, progresista, roja durante dos generaciones, donde se hizo coronar Carlos V y donde el Colegio Español es una institución.

Lucarelli disfruta escribiendo de su ciudad natal a través de sus personajes, porque sabe que Bolonia engaña, no es lo que parece. La Bolonia intramuros, la medieval y renacentista, es poco más que un pueblo, eso sí, repleto de arte y de tortellini, cuando para los boloñeses su espacio va desde Parma a Católica, un pedazo de región que se desarrolla a lo largo de la vía Emilia, donde la gente vive en Módena, trabaja en Bolonia, y por la noche va a bailar a Rímini. Es una metrópoli extraña de 2.000 kilómetros cuadrados y 2 millones de habitantes. Se alarga como una mancha entre el mar y los Apeninos. No tiene un verdadero centro, como también ocurre en Los Ángeles, y sí una periferia difusa que se llama Ferrara, Imola, Ravenna o la Riviera.

Pero también la pequeña Bolonia clásica es contradictoria. Si la recorres a pie parece toda pórticos y plazas, aunque desde un helicóptero resulta verde como un bosque, por los patios y los techos que no se ven paseando. Pero es que recorriéndola en barca está llena de agua y canales como Venecia. En invierno hace un frío polar y en verano un calor tropical. Cooperativas centenarias conviven con varias mafias que en vez de atacarse se reparten el blanqueo del dinero de la droga de toda Italia. La Universidad es una ciudad paralela, que no está quieta, estudiantes de toda Italia que van y vienen, que dejan los estudios y regresan a ellos, que duermen en casas de amigos y parientes, que subarriendan siempre en negro, sin facturas ni documentos. Por eso los terroristas en los años 70 vivían y se refugiaban en Bolonia. “Paz!” (2002) rodó en la Universidad la vida de un grupo de estudiantes en esos años. Obtuvo 2 nominaciones a los Premios David di Donatello.

LeercineCarloLucarelli

Lucarelli acaba de publicar su último libro, “Intrigo italiano”, de momento sólo en italiano, donde recupera a su investigador “de guardia”, el comisario De Luca. Nos transporta hasta la Bolonia de los años 50, cuando se definen los servicios secretos que surgen de la postguerra. A Lucarelli le gusta la música popular, en particular el jazz, y sus libros hablan de música. En el primero de los casos, “Almost blue” es un tema de lo mejor de Chet Baker; y el último trabajo pasa por muchas melodías italianas de éxito en los 50, más varios temas de jazz, de la que Bolonia ha estado más pendiente que muchas otras ciudades italianas.

Lleváos a Lucareli si vais a pasar por Bolonia. Ahora hay vuelo barato.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario