“Karoo”

“Karoo”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...

Deja tu comentario >>

El protagonista de esta novela es un revisor de guiones, script doctor en lenguaje de Hollywood, que ofrece una de las historias más cínicas, divertidas y sorprendentes con el mundo del cine como trasfondo. Desearías que no se acabara, temes que lo haga mal, y te deja clavado al hacerlo con un sentido de la justicia que, en el contexto en el que se produce no debería llamarse poética, pero que lo es. No se puede olvidar a este tipo después de conocerle. Llega hasta nosotros de milagro porque, a pesar de una gran valoración en Estados Unidos, no se publicó hasta el año pasado en una editorial pequeña de Francia. Los libreros le concedieron el Prix Mémorable, que reconoce la publicación de una obra inédita e injustamente olvidada. Nos toca ahora a nosotros disfrutarla en una buena traducción

Título: “Karoo”

Autor: Steve Tesich

Editorial: Seix Barral. Biblioteca Formentor

Los comentarios que las editoriales adjuntan a sus novedades a menudo me provocan desconfianza, por la contaminación del marketing sobre la información, pero en este caso la unanimidad de adjetivos positivamente extremos que acompañan a esta novela me hizo prever casi con certeza una decepción. ¡Error por mi parte! No ha sido así. Al contrario, me sumo a los admiradores de esta historia genial, que ajusta cuentas con la parte más miserable del cine sí, pero lo hace en realidad con la vida. No se puede ser más egoísta y depravado moral que el protagonista, y sin embargo no tardé en comprender que tendría que ir con Karoo hasta el final.

El único talento de Karoo es el de los virus más dañinos, su habilidad para la supervivencia parasitaria. Es un depredador de ideas, de sentimientos, con la eficacia de un velociraptor, consciente de su capacidad para hacer daño, de la imposibilidad de evitarlo y de la facilidad con la que disculpa sus defectos. Shakespeare se lo hubiera apropiado para convertirlo en una tragedia bufa, y si piensas que exagero, mira esto… (Critica.txt).

Karoo vive en su lujosa oficina de Nueva York, separado de una esposa que no llega a divorciarse de él, y con un hijo al que no atiende por mucho que se proponga una y otra vez no comportarse como lo que es: un cerdo con inteligencia , una capacidad de análisis y autodisculpa gigantesca. Así se presenta él mismo (Mellamodoc.txt).

La única ocasión en que parece proponerse hacer algo bueno por alguien, de forma altruista, le conducirá a un malentendido de proporciones inesperadas. Además de a unas breves vacaciones en España, en la zona de España donde cabría encontrarlo (Sotogrande.txt).

Lo peor de Hollywood habrá disfrutado al leer “Karoo”, se habrán identificado y valorado al escritor que les ha mostrado esa faceta de sí mismos (Tesich.txt), para rematar con alguna frase de conclusión lapidaria de las que evita tener que pensar: “¿Ese escritor? Un puto perdedor, y además muerto”. Si te gusta el mundo del cine, léelo.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario