“La antigua Grecia en el cine”

“La antigua Grecia en el cine”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,80 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Hace varios años que los autores y su editorial se divierten y nos divierten usando un bisturí de historiadores con el cine. Esta vez le toca a Grecia y a algunas de las películas y encarnaciones clásicas más irrelevantes, absurdas, falsas, y divertidas en ocasiones, que el séptimo arte también ofrece como arte basura.

Título: “La antigua Grecia en el cine”

Autor: Juan J. Alonso, Enrique A. Mastache y Jorge Alonso Menéndez

Editorial: T&B Editores

Está por escribirse una historia de los efectos causados por el cine al llenar nuestro banco de imágenes colectivas sobre el pasado. No es que el espectador crea que lo que ve en las pantallas responda a la realidad, aunque el marketing se lo proponga a menudo, pero muchos de los cientos de detalles erróneos con los que se fabrican las imágenes del pasado permanecen y se reproducen con eficacia. Tampoco los autores pretenden que revisemos las películas sobre la antigua Grecia que a ellos tanto les divierten, no son unos malvados. Su objetivo es potencialmente benéfico: recordarnos elementos de la mitología y de la historia real. Lo consiguen, aunque las películas mencionadas son a menudo tan de serie B, que, en ocasiones, resulta algo fatigoso seguir sus argumentos.

En el libro hay cinco capítulos dedicados a películas con tema mitológico (Perseo, Jasón, Hércules, la guerra de Troya y los viajes de Ulises), cuatro capítulos centrados en acontecimientos y personajes históricos (la batalla de Maratón, la batalla de las Termópilas, Alejandro Magno y el Coloso de Rodas) y un capítulo en el que se mezcla la mitología (Teseo) y la Historia (Sócrates).

Estamos ante trescientas páginas llenas hasta los bordes de anacronismos, cuerpos espectaculares y seres nacidos de la imaginación más clásica, inspirados por el exceso en ocasiones de plantas dionisiacas. Los autores toman todo esto, y tal vez unas cajas de botellas de sidra, para ir recolocando las cosas, entre rasgos de humor, excesos de comprensión con lo más casposo de la selección, y una buena base histórica. Es una buena manera de aprender de los errores, a veces también de los horrores, con los que trabaja el péplum clásico y el actual. Estas cinco páginas, elegidas casi al azar, sirven como referencia del contenido.

Caballotalónytúnica.txt

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario