"La inesperada verdad sobre los animales"

"La inesperada verdad sobre los animales"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

"Los animales son gente maravillosa" de 1974 resultó tan divertida y convincente que sobrevive en YouTube con más de dos millones de visionados. Las escenas de elefantes, jabalíes africanos y monos babuinos emborrachándose a base de comer frutos de marula muy madura fueron una farsa que necesitó años para ser desmontada por la ciencia.

Título: "La inesperada verdad sobre los animales"

Autor: Lucy Cooke

Editorial: Anagrama

La crema de amarula, un licor dulce destilado de la fruta, es el digestivo sudafricano que se toma después de las comidas. En la etiqueta aparece la imagen de un elefante. El mito de que los elefantes se emborrachan comiendo esta fruta cuando está fermentada surgió en una película que cita Lucy Cooke en el capítulo dedicado a lo poco que sabemos de los elefantes y lo mucho de sus leyendas.

La inesperada verdad sobre los animales es una mezcla perfecta de ciencia y diversión. He tenido que parar la lectura en ocasiones para reír. El capítulo dedicado al alce es digno de un club de comedia. Pero lo más valioso es que la autora, Lucy Cooke, es, además de buena escritora, una bióloga formada con el gran evolucionista Richard Dawkins. Cooke acumula experiencias sorprendentes junto a biólogos y especialistas por todo el mundo, gracias a la producción de una serie televisiva sobre animales: cada generación (incluida la mía) cree que sabe más sobre los animales que sus predecesoras, y, sin embargo, todavía nos equivocamos con frecuencia. Gran parte de la zoología es poco más que una serie de conjeturas formuladas con cierta base.

Quedé fascinado desde el primero de sus capítulos, dedicado a la anguila. Es indiferente que nos hablé del murciélago, el cocodrilo, el castor o el perezoso; cada vez que se termina uno de los once protagonistas del libro, es muy difícil resistirse a continuar. ¿Es que puede uno resistir el morbo de la hiena o el buitre? ¿Y el simpático pingüino, el amoroso panda o el cercano chimpancé?

Lucy no tarda en hacernos entender que el viaje será sorprendente y divertido, sí, pero que sus dudas son más que sus certezas; y que el pasado demuestra la facilidad para cometer errores esenciales. La ciencia necesita mucho tiempo para diluir las creencias y los comportamientos inducidos por malos asesores y pantallas humanizadoras hasta el absurdo. La marula pertenece a la familia de los mangos y a los elefantes les encantan esas ciruelas amarillas.... pero no más que a los jabalíes verrugosos, monos, antílopes, jirafas y cebras; todos ellos disfrutan comiéndose tanto los frutos como la corteza del árbol. Las marulas tienen pocas posibilidades de permanecer en el suelo el tiempo suficiente para fermentar. A los elefantes les gusta la fruta fresca y visitan los árboles con regularidad; comprueban el estado de maduración e incluso, a veces, derriban el árbol.

Steve Morris, de la Universidad de Bristol, llevó a cabo un estudio en el que calculó que, si hubiera fruta podrida en el suelo, y si los elefantes se la comieran, tendrían que ingerir unos 1.500 frutos de marula de una sentada para coger el puntillo, comer marula al 400% de su ritmo de alimentación normal. El estudio de la Universidad de Bristol sugirió que la conducta extraña de algunos elefantes en ocasiones podía deberse a que la corteza contiene una toxina abundante en los huevos de un escarabajo que anida en el árbol, que un pueblo de bosquimanos, los San, utilizan tradicionalmente para envenenar sus flechas.

Todos los mamíferos se emborrachan con alcohol, pero la película que los difamó dotaba de rasgos antropomórficos absurdos a los animales, escena tras escena, poniéndose ciegos de marula, y luego dando tumbos con la mirada perdida y las piernas temblonas. Al parecer, a las estrellas de "Los animales son gente maravillosa" se les había inyectado un anestésico para provocar su conducta atolondrada. "La gente simplemente quiere creer en la existencia de elefantes borrachos" fue la conclusión de los investigadores que demostraron lo contrario.

La inesperada verdad sobre los animales está en lo alto de los libros a regalar. Es infalible.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario