La luz de los fotogramas: La tensión y la angustia de “La isla mínima”

La luz de los fotogramas: La tensión y la angustia de “La isla mínima”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Que lo más destacado de “La isla mínima” fuera su fotografía no es casual. Uno a uno, se han cuidado todos los detalles haciendo de la misma un referente para el procesado “in situ” y en la postproducción de la imagen.

Lo primero que llama la atención de esta película es su paleta de color. Ese color que con el paso de los años han adquirido todas nuestras fotografías de los años 70 y 80, un poco de magenta aquí, y un mucho de amarillo allí. Sin apenas ver los coches la ropa y los peinados, gracias a este color ya sabemos en que época nos estamos moviendo. Saliéndonos de esa gradación, nos encontramos con un manejo de la iluminación simple, pero superdramatico a la vez, y muy muy efectivo.

En muchas escenas nocturnas dudo que se usen mas de una, o como mucho dos, fuentes de luz para la escena principal, yendo el resto de relleno para ventanas, fondos etc… Esto consigue que la atmósfera de tensión se realce, manteniendo al espectador pegado a la butaca. Dicha tensión también la tenemos en el día, usando el efecto contrario. Si de noche esa oscuridad nos agobia, de día es el sol implacable, extendiendo por ese terreno sin apenas relieve el que nos asfixia de tal manera que casi podemos oler el sudor de los protagonistas.

laisla

La-isla-minima

La_isla_m_nima-510715105-large

La composición de las escenas está también estudiada para dar esa sensación. Esos primeros planos que llenan la pantalla con un personaje, mientras el otro aparece detrás a unos metros terminando de llenar el plano, o planos abiertos pero minimalistas gracias al paisaje, que nos da una sensación de soledad y vulnerabilidad terribles.

Lo cierto es que en esta película, si me dicen que el director de fotografía, o el cámara, no son españoles podría creérmelo, y es que da la sensación de estar viendo un thriller americano con ambientación española. Y esto se agradece ya que pudiendo hacer caído en una imagen mucho mas castiza, algo así como “La Barraca”, se ha optado por una imagen mucho mas elaborada al estilo del cine actual, con esas conversaciones de presentación de personajes, apoyadas por una camara en constante travelling hacia ellos a velocidad mínima.

Caben destacar dos detalles del film:

IMAGENES_PRENSA_0037_000000-2-300x168* El primero y el mas obvio son esos planos de situación cenitales a lo Yann Arthus-Bertrand, que consiguen que el espectador tenga la sensación de estar en medio de la nada, indefenso ante los acontecimientos, mezclado con una sensación de vértigo.

* El segundo, para mi forma de entender cierto tipo de cine, es la persecución de coches. Acostumbrados a ver grandes espectáculos de conducción, uno no espera una persecución que sin efectos ni espectáculos equilibristas sea capaz de ponerte casi en pie, manteniendo con una ansiedad y una sensación de “se va a salir en cualquier momento”. Increíble. Si a esto le juntamos esa gran toma de la chica asomándose a la ventana trasera, iluminada dramáticamente por los focos del coche, los pelos no se te ponen de punta, sino que corren el riesgo de salir disparados de tus poros.

interiores

Iluminación dia

Iluminacion oscura

img_2012_la-isla-minima-clip-fama-de-faciles-hdComo sabes mi fuerte es la fotografía, con lo que solamente mencionaré por encima los otros campos como el guión que, aunque visto a grandes rasgos pueda parecer simple, nos tendrá en tensión hasta al final, y con unas incógnitas sobre los personajes que mantiene hasta el último momento y más allá, haciendo del film una montaña rusa en la que pasamos de pensar quien es bueno y quien es malo, de un protagonista a otro sin quedarnos claro al final si les queremos o les odiamos, saliendo del cine con la sensación de que lo que hemos visto no era mas que una trama para contar lo importante, que es la historia de los propios policías.

30

Isla Minima Una pelicula de Alberto Rodriguez Produccion Atipica Films

463518665_1280x720

La actuaciones son totalmente correctas, sin artificios, reales, y solamente en ciertos momentos es cuando deleitan al espectador con uno de esos primeros planos en que casi puedes ver ellos demonios internos de los protagonistas. Todo un logro de nuestro cine.

Vídeo

Tu primo.
Valthalion

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Jv - 28.03.2016 a las 23:33

….casi puedes ver EN ellos A LOS demonios internos de los …

…, extendiÉndoSE por ese terreno sin apenas relieve el que nos asfixia de tal manera que casi podemos oler el sudor de los protagonistas…

…una, o, como mucho,(la coma aquí y antes del elemento explicativo “como mucho”) dos fuentes de luz para la escena principal, yendo el resto de relleno para ventanas, fondos etc…

¿Qué es el procesado “in situ”?

PARA EL/DEL procesado “in situ” y LA/DE postproducción de imagen. (Me chirrían dos preposiciones distintas para dos elementos en igualdad y vinculados entre ambos con el concepto de referente)

de color. Ese color…REDUNDANTE, y el español traga mal las redundancias.

de color. El que (color) / La que (paleta)

David - 31.03.2016 a las 21:32

Algo de razón tiene Jv, pero igual  su virulencia le  un tanto.

Por mi parte agradezco mucho tu artículo porque esta película que me gustó argumentalmente, me fascinó en otros sentidos. Al leerlo he entendido/racionalizado cosas que me atrajeron de manera intuitiva.

Así que más artículos, por favor. 

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario