La luz de los fotogramas: Los contrastes de “Intocable”

La luz de los fotogramas: Los contrastes de “Intocable”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 4,83 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“Intocable” se ha convertido en todo un fenómeno global y ahora tengo la oportunidad de analizarla desde el punto de vista fotográfico. “Intocable”, dirigida al alimón por Olivier Nakache y Eric Toledano y que ha sido una de las películas más taquilleras en Francia durante 2011, nos presenta hasta tres tipos de ambientes diferenciados, gracias al buen ojo de Mathieu Valdepied, su director de fotografía.

Valdepied comienza por retratarnos la parte menos conocida de una ciudad que es conocida hasta la saciedad, nos presenta el Paris que no aparece en las revistas ni es el que venden en las agencias de viajes, pero que es un retrato real de esa parte de la ciudad que también existe. Cuando nos enseñan la vida de Driss, personaje interpretado por Omar Sy, el director de fotografía nos introduce en una atmosfera dura, para ello recurre a escenas de tonos pálidos y los colores que predominan son de tonalidad fría, destacando los grises, blancos y azules metalizados. Bajo esta gama de colores no nos resulta difícil comprender el día a día que rodea a Driss: Una familia desestructurada, llena de problemas, escasa de recursos y con dificultades para sobrevivir en ese París que no corresponde a la tipología de “la ciudad de la luz” o “la ciudad del amor”.

Cuando empieza a fluir la relación entre el asistente y el enfermo, entre Driss y Philippe, personaje interpretado por François Cluzet, la paleta de colores que envuelven las escenas se vuelven más calurosos, Valdepied hace uso de matices cálidos y comenzamos a ver tonos más vivos, predominando colores como el naranja y marrón, esta gama de colores van a ser usados durante la mayor parte de la película, sugiriéndonos un entorno cercano y reforzando la amistad que van desarrollando ambos protagonistas. No es que vaya a pasar a la historia del cine, pero recomendamos que disfrutes de lo notablemente resuelta que está la fotografía en la escena del parapente. Cualquier fotógrafo especializado en naturaleza y aventura no dudaría en pagar una buena cantidad por sacar una foto de este tipo.

El tercer tipo de fotografía nos lo encontramos ya al finalizar la película, cuando vemos imágenes reales de los protagonistas de la historia: Philippe Pozzo di Borgo y su cuidador Abdel Yasmin Sellou. El tipo de fotografía es video casero pero que aporta su granito de realidad a esta historia, que ha batido records de taquilla en la historia del cine francés. Mathieu Valdepied tiene un corto pero atractivo curriculum: ”J’irai au paradis car l’enfer est ici” (1997) y su trabajo más conocido antes de “Intocable”, “Lee mis labios” (2001).

David Santamaría

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario