"La sangre manda"

"La sangre manda"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Stephen King tiene dos cualidades enormes: escribe mucho mejor que la inmensa mayoría y es coherente. Su gran pasión de adolescente entre 1958 y 1966 fue el cine. Asustar a más de media humanidad quedaba lejos, de momento lo que quería era que le asustaran a él. Las salas de estreno rebosaban de películas de Walt Disney, superproducciones bíblicas o musicales; King recuerda: "Si me llevaba alguien iba (porque bueno, una película siempre era una película), pero no acababan de gustarme. Eran aburridamente saludables. Y previsibles". King no soñaba con Debbie Reynolds sino con Yvette Vickers, la chica de "El ataque de las sanguijuelas gigantes". A los 13 años quería monstruos que devoraran ciudades, cadáveres radiactivos salidos del mar comiéndose a los surfistas y chicas de aspecto barriobajero y sujetador negro. Luego llegó la literatura y el momento culminante de su carrera.... gracias en buena parte a la sangre.

Título: "La sangre manda"

Autor: Stephen King

Editorial: Plaza & Janés

Durante la redacción de "Carrie", no se paró a pensar que el simbolismo de la sangre le daría puntos con la crítica, ni que estuviera escribiendo para paladares intelectuales. Se dio cuenta de lo que había escrito cuando leyó por completo el manuscrito. "Me saltó a la vista el significado de la sangre, y empecé a jugar con la idea, la imagen y las connotaciones emocionales de ella, procurando extraer el máximo número de asociaciones", comentó años más tarde. Desde su éxito universal con la historia de la adolescente con poderes extrasensoriales la sangre no ha desaparecido nunca, pero ha contenido los excesos, como si fuera el carísimo azul de lapislázuli de la pintura del Renacimiento.

Titular estos cuatro relatos como "La sangre manda", es otro ejemplo de su coherencia y su contención, porque en todos ellos se entiende el papel simbólico de la sangre, sin desechar el impacto en los demás cuando brota de nosotros. Pero en realidad es sólo una de las historias la que responde al título, y es la historia que manda, la más extensa y relacionada con uno de sus mejores personajes: Holly.

Los seguidores de King la conocimos junto a un policía retirado en "Mr. Mercedes" interpretado por Brendan Gleeson. Holly es uno de los personajes menos poderosos de la multitud que ha nacido de la cabeza del escritor. Es una joven fea, sin nada destacable en su físico, con una autoestima reducida a polvo desde su infancia, al borde de la exclusión social por sus pocas dotes y actitudes, o al menos eso pensaba hasta que tropezó con el expolicía que la enseñó a valorarse.

King lleva varios años escogiendo a Holly para enfrentarse con los monstruos más capaces y aterradores. King se quejaba de adolescente del éxito de las películas previsibles. Pues bien, sus libros lo son, salvo que no tanto en los detalles de las tramas, sino en la certeza de su calidad en el terreno de la fantasía aterradora. Hay algo más. En la primera de las cuatro historias nos ofrece el fin del mundo menos aterrador de los que me han pasado por delante en los últimos meses, incluyendo la serie "El colapso".

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario