“Librerías”

“Librerías”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

He recomendado aquí el mundo de las bibliotecas como patrimonio universal y una historia ilustrada muy atractiva para los que amamos el libro. Faltaba un libro como este para cerrar el círculo de los lugares donde se guarda y distribuye el producto de 5.000 años de evolución.

Título: “Librerías”

Autor: Jorge Carrión

Editorial: Anagrama

Dice Jorge Carrión que los libreros son todavía más freaks que los bibliotecarios o los profesores universitarios, trabajo este último que le incluye a él mismo, además de ser autor de novelas, libros de viaje y ensayos. Me vienen a la memoria Lola Larumbe de la Alberti de Madrid o María Luisa Galván de Alejandría en Pozuelo, antes de caer en la cuenta de que Carrión ha podido no referirse a las libreras, con esto del neutro en masculino llevo desconcertado desde que Ibarretxe empezó con “vascos y vascas” en sus discursos. Desde luego no imagino a Lola o a María Luisa encarnando esos personajes estrambóticos del fantástico y el terror, excéntricos que protegen secretos en sótanos ocultos al visitante convencional. Ambas se ajustarían mejor a otros argumentos, tal vez los de “Recuérdame” o Julie y Julia”, ambas con escenas filmadas en Strand, la librería de Nueva York con 18 millas de libros (más o menos los que tenía Umberto Eco en su casa), que fue fundada en 1927 y que lleva cuatro generaciones pasando de padres a hijos desde su apertura en el Book Row de la calle 4, donde llegó a haber casi medio centenar de librerías, de las que Strand es la última superviviente.

No sé lo que pensarán Lola y María Luisa de “Tienes un e-mail”, donde una librería independiente es amenazada por una cadena que acaba de abrir a su lado, mientras la librera (Meg Ryan) y el director de la cadena (Tom Hanks) tienen una relación electrónica sin conocer ni caras ni nombres; pero ambas encajan en el viaje que acabo de hacer con Jorge Carrión.

leercinelibreriaskarlmarxbuchhandlung

Jorge ha recopilado sus experiencias personales y su documentación para llevarnos de viaje real o virtual por librerías, no bibliotecas, que esparcen o han esparcido libros por el mundo; me ha llevado a toda clase de librerías por todos los continentes. Algunas han desaparecido hace poco con el tsunami digital: “Todo Berlín comunica la misma sensación de parteaguas. Si, desde la Alexanderplatz caminas por ese amplio bulevar de estética socialista bautizado como Avenida Stalin y más tarde llamado Karl-Marx-Allee, tan ancho que por él podría desfilar un ejército entero con varios tanques uno junto al otro, te sorprende que en esa megalomanía espacial, en ese escenario perfecto para la intimidación política, se haga tanto énfasis en la cultura. Porque lo primero que te encuentras es el gran mural de la Casa del Profesor, con su colorida y pedagógica exaltación del mundo del trabajo. Poco después, a la izquierda, ves la fachada del Kino International, que desde 1963 acogió los estrenos de la DEFA (Deutsche Film AG). A partir de él se van sucediendo el Café Moskau, el Bar Babette, el CSA Bar y llegas finalmente a la Karl Marx Buchhandlung, la vieja librería comunista que tras su cierre en 2008 alberga una productora cinematográfica y a cuya izquierda se encontraba el viejo Rose-Theater. Dos años antes de su cierre, la librería actuó como escenario del final de La vida de los otros, una película que habla fundamentalmente sobre la lectura”.

Las referencias al cine son una constante porque las librerías son un escenario por definición. Al menos las elegidas por el autor, donde cabe el misterio y el amor; la The Argonaut de San Francisco que replicó Alfred Hitchcock para “Vértigo”, o la histórica Shakespeare and Company de París, donde se reencuentran los personajes de “Antes del amanecer” para terminar un encuentro demorado casi diez años.

leercinelibreriasshakespeareandcompanh

El viaje alrededor del mundo no solo es geográfico, también es sentimental y autobiográfico. Lo he leído como si entrara y saliera de las librerías que menciona, a saltos, aquí y allá, en la cocina un rato y otro en el salón. Incluso me he encontrado conmigo mismo en alguna de ellas. Un placer.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario