“Los héroes felices”

“Los héroes felices”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Los alemanes y los austriacos, sus compatriotas, han elevado al Olimpo del reconocimiento a esta escritora de 27 años que, con su primera novela hace tres años, ya alcanzó el primer puesto de las listas. El Olimpo viene a cuento porque ha escrito ahora una saga familiar grecogermana moderna, profunda, y con ese aroma entre trágico y vital que transmite el mejor cine griego.

Título: “Los héroes felices”

Autor: Vea Kaiser

Editorial: Alianza

La historia comienza en un pueblo situado en las montañas, al borde de la frontera con Albania, por donde entraban y salían las mercancías, en especial la sal. Sus gentes fueron divididas por la última guerra. Languidece al abrirse nuevos caminos más cómodos y prácticos. Vea Kaiser tiene verdadero talento para definir a la docena de personajes que se mueven desde los años 50 hasta la actualidad por su pueblo en decadencia, por la Alemania industrial repleta de inmigrantes, en una Zurich rica y ordenadamente rigurosa, en el barrio griego de Chicago donde se mantienen las costumbres más que en la propia Grecia, y en una isla Egea inventada, pero no ajena a la situación económica de la Grecia actual.

Nos cuenta un personaje que mucho antes de que todos nosotros viniéramos al mundo se permitía instalarse en la isla de Makarionissi a los grandes héroes cuando se cansaban de serlo. En la isla había praderas paradisíacas sembradas de rosas, así como una fuente de la que manaba el néctar. Ahora, que no era un néctar corriente, pues estaba mezclado con el agua del río del mundo de los muertos. Y quien lo bebía olvidaba todos los males que pudieran haberle sucedido en su vida y ya solo se acordaba de las cosas bonitas. Cada capítulo responde al nombre de Canto, con un encabezado que recuerda al estilo clásico. El VI por ejemplo… “Que trata de cómo la heroína llega a la isla de los héroes felices, donde —por lo menos, al principio— puede tomarse un respiro hasta que, a finales de los ochenta, sucede algo terrible, seguido de algo maravilloso a principios de los noventa, como suele ocurrir en la vida, pues para los héroes rige lo mismo que para los comunes mortales; todos somos juguetes de los dioses”.

Toda la historia mantiene un tono tragicómico, que conquista desde el primer momento, sobre la capacidad para encontrar la belleza en la vida y los nuevos comienzos, a pesar de esos errores que nos conducen por caminos equivocados. No falta el dolor y también el gran amor, que nunca nos abandona cuando se ha experimentado.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario