“Los muertos no se tocan, nene”

“Los muertos no se tocan, nene”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial en español tiene tráiler y un blog poco extenso. Un apartado de actualidad con la recepción de la película en el festival de cine europeo de Sevilla y un video con la realización del cartel a cargo de Antonio Mingote.

El argumento: En el Logroño de 1959, Fabianito, adolescente y aprendiz de poeta, asiste perplejo a la grotesca organización del velatorio de su bisabuelo, don Fabián, ex-funcionario y taurino de pro, que ha gastado los ahorros de una vida en comprarse una televisión. Fabianito descubrirá el amor en estas circunstancias, mientras la familia aguarda impaciente la llegada del alcalde con la intención de que nombre a Don Fabián “hijo ilustre”. Los acontecimientos y las visitas desbordarán a la familia del finado, ya complicada de por sí, generando situaciones cómicas y macabras.

Conviene ver: “Los muertos no se tocan, nene” pretende homenajear al espíritu de Rafael Azcona con una comedia propia del mejor cine español de los 50 y 60. Ese anacronismo hace que el espectador del siglo XXI la vea con el desdén de lo que puede oler a naftalina. El mensaje y la estética puede parecer teatral y antigua, pero gracias al ingenioso guión y a los actores, se salva la barrera estando ante una buena comedia que merecería tener más suerte que la que va a tener en esta temporada de cine español. La acción tiene lugar en Logroño a finales de los años 50 durante el velatorio del bisabuelo de Fabianito, un adolescente en plena revolución hormonal. Grabada en blanco y negro, la película transmite con un humor grotesco los tabúes de una familia muy católica y franquista, alineada por militares y señoritas de antaño. Alrededor de la acción principal, se suceden largos planos-secuencia en los que se entremezclan multitud de historias paralelas, a cual más disparatada, siendo ese uno de sus mayores alicientes de este genuino homenaje. A través de un guión clásico y humorístico, sin salirse del patrón de las películas anteriores, se ofrece un fresco nostálgico de la sociedad española de finales de los 50, poco antes del desarrollo económico de los 60. La imagen de una España ignorante, supersticiosa, socialmente muy jerarquizada y que encumbra todo lo que llega del extranjero, como los televisores que vienen de Alemania. No obstante, le falta la tensión dramática y la crítica social que tenían sus referentes. Son los actores (representados por varias generaciones de la profesión en nuestro país) los que consiguen la magia de transportarnos a ese buen cine español que todos recordamos con nostalgia, aunque algunos de ellos suenan algo forzados como ajenos a la invocación de ese tipo de cine. Siempre está bien recordar a Azcona y esta película pretende alargar su leyenda y talento.

Conviene saber: “Los muertos no se tocan, nene” es la última parada de la trilogía dirigida por Marco Ferreri en 1959 con “El pisito” y continuada al año siguiente con “El cochecito”. La obra supone un homenaje al guionista y escritor Rafael Azcona, creador de la novela “Pobre, paralítico y muerto”, en la que se basan las tres historias, y que se quedó con la espinita de no poder ver esta historia en pantalla grande. José Luis García Sánchez, gran deudor del cine de esa época, es el responsable de la dirección.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario