Los videojuegos de CartoonKid:”IL2 Sturmovik”, batallas aéreas a cara de perro

Los videojuegos de CartoonKid:”IL2 Sturmovik”, batallas aéreas a cara de perro

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Cada vez lo tengo más claro: la II Guerra Mundial está de moda, sobre todo ahora que hasta Tarantino se ha decidido a revisitarla siguiendo su propio estilo. Esta vez, en cambio, te voy a llevar a lo más alto, concretamente a los cielos donde se libraron algunas de las batallas más increíbles de aquel terrible conflicto que acabó con las vidas de millones de personas. Cuando pensamos en la II Guerra Mundial, normalmente nos vienen a la mente imágenes del estilo “Salvar al soldado Ryan”, “La lista de Schindler”  (y sabes que siento verdadera pasión por Spielberg) o algunos otros títulos de acción, pero son muy pocas las películas que han tenido como protagonistas a los pilotos que se enfrentaban a sus enemigos sin la ayuda de misiles guiados, armas laser o sofisticados visores que parecen sacados de una nave espacial. En aquella época lo que se usaba, Teo, era la intuición y el valor como armas principales, y acabar con un avión enemigo se convertía en una verdadera aventura. A lo mejor por eso me apetecía muchísimo pasarme unos cuantos días disfrutando de “IL2 Sturmovik”, un nuevo juego de aviones que, tras ese nombre tan raro que hace referencia a uno de los mejores modelos de avión de combate que manejas, ofrece una de las mejores experiencias de combate que he probado en mucho tiempo. Lo más parecido que había probado era la saga “Blazing Angels”, pero “IL2 Sturmovik” la supera con un planteamiento mucho más real y adictivo, de los que enganchan a base de bien.

Lo que más me ha gustado de este juego (todo lo que te voy a contar se refiere a las versiones de PlayStation 3 y Xbox 360) es lo bien que se adapta al jugador. Si te gusta disparar sin preocuparte de casi nada más, elige el modo Arcade, pero cuando hayas superado las primeras misiones de las 50 que vas a encontrar, te van a entrar ganas de probar algo más difícil. Ahí es cuando llega lo bueno: “IL2 Sturmovik” ofrece otros dos modos diferentes: “Realista” y “Simulación”. Con ellos vas a tener que sudar bastante para superar cada misión, porque en esos casos será como si estuvieras de verdad dentro de la cabina de un avión de la II Guerra Mundial. Se acabaron las ayudas a la hora de apuntar. Ahora deberás hacer todo tú solito, lo que aumenta el nivel de reto que uno siempre quiere encontrar en un juego de este tipo. En ese sentido, “IL2 Sturmovik” es excelente, porque cada uno lo puede disfrutar, sin prisa, a su propio ritmo.

CartoonKidIL201Los gráficos son otro de los grandes aciertos. Si otros títulos, incluyendo la última entrega del excelente “Ace Combat”, tienen problemas a la hora de mostrar el terreno con detalle, esta vez todo parece mucho más luminoso, real y nítido. Los aviones muestran un grado de realismo increíble, y cada vez que te alcancen los disparos del enemigo verás cómo el fuselaje muestra los agujeros de bala o las llamas que salen de tu avión. La sensación de realismo que ofrece el juego a nivel gráfico es realmente espectacular, algo en lo que deberían fijarse otros títulos más ambiciosos. Lo mismo sucede con la variedad de aviones y con la información que se ofrece sobre los modelos reales y sobre la propia II Guerra Mundial. A medida que vas avanzando en la historia puedes aprender más sobre cada elemento, ya que vas desbloqueando capítulos de una enciclopedia llena de información útil que además incluye consejos para realizar los movimientos más espectaculares, desde un “tonel” hasta la famosa maniobra “immelman”, pasando por el “sacacorchos” y otros giros bastante espectaculares. Los vídeos de la guerra son bastante buenos e ilustrativos, e incluyen imágenes que hasta ahora nunca se habían visto ni en el cine ni en otros documentales. Es una pena que no se hayan limpiado un poco más estas imágenes, que aparecen llenas de manchas y polvo en muchos momentos. En fin, lo importante es el contenido en este caso…

“IL2 Sturmovik” nos sumerge en muchas de las campañas más complicadas y espectaculares de la guerra, incluyendo la Batalla de Inglaterra, el asalto a la costa italiana, la lucha por el frente ruso, con unos escenarios nevados que casi dan frío al verlos con tanto detalle, y, por supuesto, la lucha por tomar Berlín, en la parte más intensa del juego. Además de la campaña histórica, a medida que vas avanzando vas desbloqueando misiones individuales ambientadas en cada batalla, diferentes de las que habrás jugado antes en la campaña, lo que le da un atractivo todavía mayor al juego. Además, la banda sonora de “IL2 Sturmovik”, compuesta por Jeremy Soule, parece sacada de una buena película de guerra, con un ritmo épico tremendo, y con una instrumentación muy cuidada que aumenta la intensidad de los combates.

CartoonKidIL202Lo mismo ocurre con los efectos de sonido. Si conectas el Home Cinema y le das un poco de volumen, verás lo espectacular que es. Escucharás con detalle cada impacto de bala, cada disparo y cada explosión. También comprobarás cómo cada avión suena de forma diferente según el motor que lleve (también se comportan de forma distinta en función del peso del avión, si es un bombardero o un avión de ataque, por ejemplo). Se nota claramente que los creadores de “IL2 Sturmovik” han disfrutado a fondo con cada detalles, y el resultado es una verdadera experiencia de combate, que mejora todavía más con las cámaras tan interesantes que puedes usar durante el juego: una vista externa desde fuera del avión, otra un poco más elevada cuando manejas al artillero en algunos aviones, una vista muy detallada desde dentro de la cabina, y otra que oculta todos los controles y te permite disfrutar del vuelo a tope sin distracciones.

Por supuesto, los juegos perfectos no existen, “IL2 Sturmovik” tampoco lo es. Para empezar, se echa de menos -y mucho- la posibilidad de ver la repetición de los mejores momentos del combate, o una cámara de seguimiento cuando lanzas una bomba o un misil, como ofrecen otros juegos. Es cierto que la repetición no es algo muy realista en una guerra, pero siempre nos gusta ver cómo lo hemos hecho durante el combate, para aprender de nuestros errores y mejorar, o simplemente para revivir la experiencia, y ya estamos acostumbrados a ese tipo de complementos en los juegos de combate. Otro pequeño fallo -no muy grave, pero molesto a veces- son algunas erratas que aparecen en varios textos en la versión en castellano. Por supuesto, no afectan al contenido ni al juego en sí, pero resultan algo molestas. Por suerte, no hay demasiadas.

Sin embargo, todos estos pequeños fallos se compensan con el buenisimo modo online, que te permite jugar con un grupo de amigos en 4 modos distintos: el típico “todos contra todos”, batalla en equipo, ataque (en el que debes destruir tantos objetivos terrestres del enemigo como puedas), y mi favorito, “Controlar aeropuertos”, en el que debes intentar conquistar tantos aeropuertos del enemigo y mantenerlos bajo tu control. Con el modo online tienes diversión para semanas e incluso meses, porque funciona muy suave, es sencillo de manejar y por ahora hay siempre un montón de gente jugando.

En definitiva, Teo, “IL2 Sturmovik” es un juegazo de altura (nunca mejor dicho), y ya es una de las sorpresas más agradables del otoño. Te lo recomiendo si te gusta volar desde el sofá de la celda. Cuando escuches el sonido del motor de un avión alemán rugiendo detrás de ti, con sus ametralladoras disparando directamente hacia ti, ya verás cómo te sientes… Estás avisado.

La ficha de CartoonKid

“IL2 Sturmovik”

Plataforma: PlayStation 3, Xbox 360, PSP y NintendoDS.

Web oficial del juego

Género: Combate aéreo

* Puntuación:

Gráficos: 8
Sonido: 8
Doblaje: voces y textos en castellano
Jugabilidad: 8
Originalidad: 7
Tu primo.
CartoonKid
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario