“Memorias de un francotirador en Stalingrado”

“Memorias de un francotirador en Stalingrado”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Este libro, que inspiró a Jean-Jacques Annaud la película europea más cara hasta entonces, “Enemigo a las puertas”, merece con todo derecho el calificativo de testimonio excepcional.

Título: “Memorias de un francotirador en Stalingrado”

Autor: Vasili Záitsev

Editorial: Crítica

Jude Law dista tanto de Vasili Záitsev como su historia de lo llevado a la pantalla por Annaud. El francotirador más famoso de la II Guerra Mundial no era un pastor, campesino sin instrucción, sino un cazador experimentado de las taigas de los Urales que había recibido una enseñanza básica adecuada para la época llegando a ser profesor de ingeniería; y que recibió su primer rifle como regalo de su abuelo cuando tenía doce años. Su “trabajo” aún hoy se estudia en las academias militares.

Vasili Záitsev escribe y describe de una forma tan descarnada sobre lo ocurrido en Stalingrado que roza la inhumanidad. “Estaba tendido detrás de los tablones, a cubierto del fuego enemigo. Cargué una bala en la recámara, me puse en posición de disparo y apunté al operador de la ametralladora alemana. Incluso a esa distancia era fácil colocar el retículo entre sus ojos. Apreté el gatillo. Al momento, la ametralladora dejó de disparar y el tirador se desplomó sobre el cañón. Abatí también a los dos cargadores, que no pudieron reaccionar a tiempo para ponerse a cubierto. Convulsionaron durante unos segundos y luego se quedaron inmóviles”. Es probable que sobreviviera gracias a esa capacidad para ver al enemigo como piezas de caza en vez de personas.

La primera parte de la obra está dedicada a su infancia y juventud, la lucha contra los lobos en los bosques, la dureza del clima y los recursos de supervivencia necesarios en su tierra y su época (Eljovencazador.txt). La llegada a la ciudad sitiada por los nazis, como voluntario, nos pone en contacto con el horror como pocos libros de no ficción han logrado hacer, porque Záitsev no se entretiene apenas en los sentimientos que nos parece que deberían provocar las situaciones a las que nos enfrenta. Al mismo tiempo logra que resulte difícil abandonar la lectura de lo que se revela como algo real, sin necesidad de adjetivos constantes. La guerra es como la cuenta este ruso, convertido en héroe de la Unión Soviética, comunista convencido y recompensado.

El diario de Vasili Záitsev se publicó por primera vez en ruso en 1956, y la primera edición en inglés fue publicada en 2003. La edición de Neil Okrent, traducida del inglés por David Paradela López, se ha hecho para mejorar su lectura, respetando todo lo posible el manuscrito original ruso. Uno de esos libros que debería estar en todas las bibliotecas donde haya algo sobre la II Guerra Mundial.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario