"Misterios de Lisboa"

"Misterios de Lisboa"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial tiene un doble apartado tanto para la película como la miniserie. También noticias, dossier de prensa y clips con algunas de las secuencias más destacadas.

El argumento: “Misterios de Lisboa” nos arrastra en un auténtico torbellino de aventuras y desventuras, de coincidencias y revelaciones, de sentimientos y pasiones violentas, de venganzas, de historias de amor para vivir un accidentado viaje a través de Portugal, Francia, Italia y también Brasil. En esta Lisboa de intrigas e identidades ocultas, nos cruzamos con una galería de personajes que están vinculados en cierta manera al destino de Pedro da Silva, un huérfano interno en un colegio. El padre Dinis, un descendiente de aristócrata libertinos convertido en justiciero; una condesa corroída por los celos y con sed de venganza; un pirata sanguinario convertido en un próspero hombre de negocios. Todos estos y muchos más personajes se pasean por la historia del siglo XIX y acompañan a nuestro protagonista en la búsqueda de su verdadera identidad.

No conviene ver: “Misterios de Lisboa” es un folletín de época que fracasa como película. Podría haber dado para una buena miniserie (de hecho se ha rodado en ese formato) pero ha quedado como un novelón de época cortito y con sifón. Un culebrón con hijos ilegítimos, luchas de clases y ambición por el poder. Nada que no se haya visto. Evidentemente, pretender a día de hoy que el espectador aguante cuatro horas y media de proyección con un producto al uso es algo ilusorio. El misterio sobre la vida de un niño mantiene su interés al principio, pero al final acaba derivando en algo soporífero. El chileno Raúl Ruiz ha rodado esta película como si de una obra de teatro clásico se tratara, casi siempre en interiores, en decorados muy bien definidos, con falsas paredes y casi siempre en planos secuencia. Eso evidentemente puede tirar hacia atrás a mucha gente, ya que tiende demasiado a la exageración de algunas situaciones, pero le da un aire propio. Un bonito envoltorio para un proyecto que tendría que haberse quedado únicamente en el formato de miniserie. Ni aún así destacaría especialmente.

Conviene saber: Basado en la novela homónima de Camilo Castelo Branco. El Festival de San Sebastián 2010 concedió a Raúl Ruiz el premio a la mejor dirección.

La crítica le da un CUATRO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario