"Nuestro tiempo"

"Nuestro tiempo"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: En una ganadería de toros bravos en el campo sobrio de Tlaxcala vive una bella familia cosmopolita; en cada rincón de este planeta se siente agonizar el mundo viejo, aunque los niños, las visitas frecuentes y la tecnología de la comunicación contraponen con modernidad la existencia diaria. Esther lleva el rancho con poder y gracia; Juan, escritor reconocido, se da a la crianza de las bestias. Cuando Esther se enamora de otro hombre, Juan parece incapaz de cumplir las expectativas que de sí mismo tiene.

Conviene ver: “Nuestro tiempo” es un proyecto muy personal de Carlos Reygadas que dirige, escribe y protagoniza junto su esposa (también intervienen sus hijos) interpretando a un matrimonio de acaudalados ganaderos que entrará en crisis cuando ella se enamore de otro hombre. Esta sesión de terapia de parejas conecta al cine con la viveza de la pasión amorosa a través de paisajes panorámicos y sensoriales marca de la casa. Un retrato tan intimista como egocéntrico que sustituye el peso de la historia por la potencia panorámica de sus paisajes y en el que el lirismo acaba haciendo desconectar al espectador sobre un barrizal en el que lo que sobresale es la figura de Reygadas como director más preocupado por dejar su huella como autor, sea más apreciable o no, que de amarrar una historia en la que hay chispazos de genialidad pero que se pierden entre endogamias, atmósfera opresiva y una duración excesiva de tres horas. Un Reygadas que por otro lado no engaña a nadie pero que requiere de un esfuerzo ímprobo para la poca recompensa que se acaba teniendo.

Conviene saber: A competición en el Festival de Venecia 2018.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario