“Phillip Morris, ¡te quiero!”

“Phillip Morris, ¡te quiero!”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web brilla por su ausencia pero con su trailer en español podemos hacernos una idea de su estilo.

El argumento: Steven Russell lleva una existencia aparentemente ordinaria: organista de la iglesia local, felizmente casado con Debbie y miembro del cuerpo de policía local. Hasta que sufre un grave accidente de coche que lo lleva a experimentar la epifanía definitiva: es gay y piensa disfrutar al máximo de la vida, aunque tenga que violar la ley para conseguirlo. Steven adopta un estilo de vida extravagante, recurre a estafas y fraudes para llegar a fin de mes y acaba encerrado en la penitenciaría del estado, donde conoce al amor de su vida, un chico sensible y de voz suave llamado Phillip Morris. Su devoción por liberar a Phillip de la cárcel y construir juntos una vida perfecta lo lleva a intentar (y a menudo conseguir) una estafa imposible detrás de otra.

Conviene ver: “Phillip Morris, ¡te quiero!” comienza como una comedia pero acaba convertida en una tragedia amarga ante la imposibilidad de que dos personas que se quieren puedan estar juntas. El problema de la película es que no se comprende muy bien de que va el personaje de Steven que interpreta Jim Carrey. De timador hetero a nostálgico homosexual. El ramalazo gestual de Carrey tampoco ayuda mucho a que se empatice con un personaje que cae bastante mal. Todo lo contrario que Ewan McGregor que dota de una gran humanidad y sensibilidad al personaje. Es lo mejor de la película aunque, tristemente, quede demasiado supeditado al personaje de Carrey, más desdibujado y poco creíble. Por lo demás, es bastante irregular y le cuesta enganchar porque tendría que haber contado más que la mera anécdota amorosa. Alguna escena erótica entre los dos protagonistas ha imposibilitado, por el momento, su distribución en USA. En ningún momento hay que verla como una comedia más de Carrey porque nada tiene que ver con ello.

Conviene saber: Basada en la novela de Steve McVicker, periodista del Houston Chronicle, que a su vez está basada en hechos reales. Los directores, Glenn Ficarra y John Requa, fueron los guionistas de “Bad Santa”.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario