Piercing y el destino

Piercing y el destino

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido “ex” Teo:

Te mando mis más sinceras disculpas por mi abandono. Ya sé que llevo mucho tiempo sin escribirte, no voy a decir que he estado muy ocupada o enferma o… no, con palabras brutales: No sabía que contarte.

Hoy te contaré una historia vieja, casi es una exclusiva. Seguramente en todo el mundo se podrán contar con los dedos de una mano quienes conozcan la historia completa, ahora tú serás otro más. Hace años yo trabajé como detective privado una temporada, como era conocida mi afición al cine mis clientes solían mandarme trabajos relacionados con el séptimo arte, uno de ellos es el que te voy a contar ahora.

Te voy a contar como el destino jugó con una actriz francesa y su segundo marido, ella se llamaba Dany Robin y él Michael Sullivan, productor irlandés y representante de Roger Moore y Sean Connery, entre otros.

Esta historia se divide en tres etapas:

Primera etapa

Retrocedamos en el tiempo hasta la noche del 13 de Mayo de 1971. En Esher (Surrey) vive el matrimonio compuesto por Dany Robin y Michael Sullivan. Una criada española lleva el trabajo de la casa.

Ese mismo día 13, por la mañana, la pareja ha marchado de vacaciones a Mallorca con intención de viajar en su yate por el Mediterráneo así que la criada española se encuentra sola en la mansión, Tant Mieux es el nombre que la actriz francesa le ha puesto.

La criada española ya ha cenado y se encuentra descansando en una de las habitaciones del segundo piso mientras disfruta de una película del oeste en la tele. De pronto oye un ruido, le parecen arañazos así que cree que es el gato que se ha quedado encerrado en el desván. No hace caso, ya le abrirá la puerta en el intermedio…

Pasan los minutos, llega el intermedio. El ruido se sigue oyendo. La criada piensa que ese gato está muy impaciente, sube al piso superior y se dirige a la puerta del desván, la abre y una llamarada de fuego le da la bienvenida. Entonces ve que el desván está completamente en llamas.

Corriendo baja las escaleras y se dirige al exterior justo cuando acaba de llegar un coche de bomberos. Por suerte los vecinos de enfrente han visto las llamas saliendo por el tejado y han avisado a los bomberos, pero entre los daños por el fuego y los provocados por el agua, la casa se convierte en una ruina total. Cuando la pareja vuelve a casa, avisada por la criada de la desgracia, se encuentran que su magnífica casa ya no existe.

Segunda etapa

Ahora estamos en 1995. Dany Robin, tras un retiro de 26 años, por expreso deseo de su marido, ha vuelto a las tablas: Teatro, televisión y cine vuelven a contar con ella. En Julio había vuelto a los escenarios, con “Le bal de voleurs”, una obra de Jean Anouilh. Su papel de duquesa recibe los aplausos del público. La vida le sonríe.

El 3 de Mayo de 1995, se incendia el estudio en el que ella trabaja, por suerte no hay que lamentar daños personales.

Tercera etapa

25 de Mayo de 1995. Dany y Michael tienen previsto viajar tres días más tarde a Cuba para el rodaje de “Blue Indigo”, de TF1. La feliz disfruta de un bonito apartamento en la calle Commandant-Schloesing, situada en el Trocadero, cerca de la Torre Eiffel de Paris. Nada avisa de la tragedia que se cierne sobre ellos. A las 3 de la madrugada se desata un incendio por culpa del mal estado de la instalación eléctrica. Cuando los bomberos acuden la pareja sufre de intoxicación y graves quemaduras. Los médicos consiguen reanimar a Dany, en paro cardíaco, pero fallece una hora después de ingresar en el Hospital Cochin. Su marido, Michael, muere horas más tarde en el Percy Clamart.

Y está es la historia, Teo. ¿Mala suerte? ¿Mal de ojo? ¿El destino?

Mientras lo piensas te dejo algunas de las escenas en las que participó Dany…

Vídeo

Vídeo

Hasta la próxima.
Piercing

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario