“Pompeya”

“Pompeya”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial y la web en español.

El argumento: Milo, un esclavo convertido en gladiador, contempla impotente cómo su verdadero amor, Casia, la hermosa hija de un rico mercader, se ha prometido con un corrupto senador romano. Pero cuando el monte Vesubio entra en erupción, Milo deberá luchar en una carrera contra el tiempo para salvar a su amada mientras la magnífica ciudad de Pompeya se derrumba a su alrededor.

No conviene ver: Vuelve Paul W.S. Anderson a nuestras pantallas con este cruce de “Gladiator” con aventuras arqueológicas, que en algún momento hará que nos planteemos si lo del Vesubio en erupción sucederá en alguna secuela de la película. Pero no, tras mostrarnos toda una trama de gladiadores, con algún ¿homenaje? a “Ben-Hur” incluido, Anderson decide echar mano de los fuegos artificiales y de sus actores (desaprovechados en muchos casos) para retomar la dramática historia de la ciudad que da nombre a la película y presentar a una parejita de tortolitos que tiene la desgracia de que su pasión sea interrumpida por semejante cataclismo. Demasiadas tramas y subtramas que logran diluir el efecto del planteamiento de fuegos artificiales que su director realiza, en una miscelánea de géneros e historias que quedan a medio camino de la nada en muchos casos. Kit Harington ha trabajado los abdominales pero parece más un muñeco Michelín que, por supuesto, sigue siendo tan sieso como su personaje en “Juego de tronos”. Le secunda un reparto muy variopinto con Emily Browning, Carrie-Anne Moss, Jared Harris y Kiefer Sutherland. Mucho artificio y alarde técnico sin alma con historia y personajes olvidables en la que no interesan ni las tramas ni el episodio histórico que trata en el que se inserta torpemente una historia de amor sin sal y con diálogos culebronescos en este péplum para los espectadores del siglo XXI y que combina “Gladiator”, “Titanic”, “300” e “Independence day” con personajes tan manidos como el rico que intenta salvarse a cualquier precio o el negro gladiador. Se toma a ella misma demasiado en serio y eso provoca que en los momentos álgidos se acerque a la parodia y que, en los menos sonrojantes, no pueda aspirar a más que intentar emular una recreación de algún canal televisivo temático sobre Historia.

Conviene saber: Paul W.S. Anderson se hizo con un proyecto que pasó por las manos de Roman Polanski queriendo adaptar la novela de Robert Harris y que iba a rodar en la Ciudad de la Luz de Alicante con Orlando Bloom y Scarlett Johansson como posibles protagonistas.

La crítica le da un CUATRO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario