¿Qué fue de… Lara Flynn Boyle?

¿Qué fue de… Lara Flynn Boyle?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Aunque no se haya visto reflejado en las audiencias no hay que negar que uno de los acontecimientos de este año ha sido el regreso de “Twin Peaks” y, por diversas razones, principalmente porque un septuagenario David Lynch le ha dado un bofetón a la industria, a la prensa, a los ávidos de nostalgia y a los autoproclamados “visionarios” . “Twin Peaks” no era perfecta en el año 1990 y mucho menos en el tramo final de su segunda temporada, una vez revelado el misterio en torno al que giraba terminando la serie derivando en un verdadero despropósito salvo en su emblemático cierre. Lo mismo se puede decir de su continuación, pero aúna encanto, fascinación y concentra toda la esencia de David Lynch que es un creador que vive por y para salirse de los márgenes establecidos. Algunas de las ausencias que ha tenido su regreso ha sido la de Donna Hayward (la mejor amiga de Laura Palmer) y que en la serie estaba interpretada por Lara Flynn Boyle. A diferencia de la mayoría de sus compañeros de reparto, la actriz parecía que iba a poder desarrollar una carrera pero convirtió un error imperdonable que la destrozó definitivamente.

Lara Flynn Boyle (Iowa, 1970) tenía 19 años cuando fue reclutada para el reparto de “Twin Peaks” pero ya tenía algo de experiencia en el mundo de la interpretación, había aparecido en “Poltergeist III” y participó en “El club de los poetas muertos” de Peter Weir pero desgraciadamente se quedó en la sala de montaje. Su personaje en la obra de Lynch, Donna Hayward, era una adolescente de 17 años que tiene la desgracia de perder a su mejor amiga que ha sido brutalmente asesinada y se obsesiona con dar con el responsable y también por convertirse en Laura Palmer. Nada más comenzar el rodaje inició una relación sentimental con el actor Kyle MacLachlan, el principal protagonista, y eso se notó durante la producción. Su rol fue adquiriendo peso y, tal y como comentó en su día Sherilyn Fenn, fue la causante de que la relación entre Audrey Horne y el agente Cooper no llegase a mayores ya que Flynn Boyle no llevaba nada bien la buena química que había entre su novio y la guapa oficial de la serie. La actriz pelirroja no hizo nada cuando entró en escena Heather Graham que acabó robándole al chico.

“Twin Peaks” tuvo un final agónico en el año 1991. Presionado por la cadena David Lynch decidió revelar quién era el asesino de Laura Palmer antes de que la temporada de 22 episodios llegase a su ecuador, el director confesaría posteriormente que fue un error imperdonable porque mató a la gallina de los huevos de oro. Tras eso la ABC cambió su día de emisión y perdió a su público potencial. Tanto Lynch como Mark Frost se indignaron con esta medida y abandonaron sus labores manteniéndose tan sólo como productores ejecutivos mientras que los fans se movían para evitar su cancelación, pero ver aquellos episodios de lo que quedaba de temporada era como contemplar un descarrilamiento a cámara lenta.  Aquello que había convertido en “Twin Peaks” en algo único ya no se intuía y la serie no sólo era una más sino que ya había derivado en algo malo, sus nuevos misterios no funcionaban y se resolvían de la manera más ramplona perdiendo interés las historias de sus personajes.

A modo de colofón, tras la cancelación de la serie, David Lynch rodó “Fuego camina conmigo” a modo de precuela y que para los que aún no se han adentrado en la tercera temporada conviene rescatar porque está íntimamente ligada a ella. Lara Flynn Boyle fue sustituida por la actriz Moira Kelly. Lo cierto fue que Flynn Boyle ya estaba comprometida con otro proyecto, “Wayne’s world: ¡Qué desparrame!”, pero siempre se ha especulado con los verdaderos motivos de su no participación entre las que se encuentran su negativa a aparecer desnuda en una de las escenas, las pocas ganas del equipo de volver a coincidir con ella, o que más bien le apetecía poco volver a estar en un mismo proyecto con Kyle MacLachlan aunque sus personajes no llegasen a compartir ni un mísero plano.

Una vez superada la etapa “Twin Peaks” la carrera de Lara Flynn Boyle tomó un impulso. Tenía una belleza turbadora y cierto talento y pudo demostrarlo en “Red Rock West”, “Tres formas de amar”, “Happiness” y “Afterglow”. Entró a participar en otra serie exitosa, “El abogado”, que le permitió ser candidata al Emmy en 1999. Y estuvo muy presente en los medios de comunicación cuando se dio a conocer que estaba manteniendo una relación sentimental con Jack Nicholson mientras que su novio oficial era el cómico David Spade. Con Nicholson estuvo con sus idas y venidas y la pareja se rompió definitivamente en el año 2006 cuando la actriz se casó con su segundo marido, Donald Ray Thomas, un inversor inmobiliario.

Participó en las series “Las Vegas” y “Huff” pero la carrera de Lara Flynn Boyle se fue parando a partir de mediados de la década pasada, su último trabajo data de 2014 “Lucky dog”. La actriz comenzó a abusar de los retoques estéticos que más que mejorar su aspecto lo empeoraron considerablemente. Cuando se anunció que David Lynch y Mark Frost iban a resucitar “Twin Peaks” ella manifestó a través de una amiga que estaba muy interesada en volver pero, tal y como ha comentado Sabrina Sutherland (una de las productoras y a su vez mano derecha de Lynch), se pusieron en contacto con la intérprete pero finalmente declinó la oferta.

Vídeo

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario