¿Qué fue de… Melanie Griffith?

¿Qué fue de… Melanie Griffith?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

De todos es sabido que Katharine Hepburn no soportaba a Meryl Streep por ser demasiado técnica pero entre las que sí pudieron contar con el beneplácito de la que a juicio de los Oscar es la mejor intérprete de todos los tiempos (ahí están sus cuatro premios de la Academia) está Melanie Griffith de la que llegó a decir que era una excelente actriz pero con muy mala suerte. No vamos a contradecir a la gran K porque la Griffith posee algo que está más allá de cualquier método interpretativo y es aura, algo que le pertenece a muy pocos privilegiados. Cuando la Griffith está en pantalla da igual lo que esté sucediendo porque se adueña de todo, y si a eso le sumamos un buen personaje y estar en las manos adecuadas entonces tenemos una fórmula ganadora. Lamentablemente Melanie Griffith ha sido víctima de los excesos tanto de sustancias como estéticos y de la tiranía de la industria y de los medios de comunicación.

Melanie Griffith (Nueva York, 1957) nació entre algodones fruto de la relación entre la actriz, modelo y musa de las mayores perversiones de Alfred Hitchcock, Tippi Hedren y el ejecutivo de publicidad Peter Griffith. Sus padres se separaron cuando ella tenía dos años así que se pasó su infancia dando tumbos entre California y Nueva York donde residía cada uno de ellos. Quería ser actriz como su madre y lo tuvo fácil para poder adentrarse en el mundo de la publicidad pero su excesiva timidez se lo ponía muy difícil para ponerse ante una cámara. Realizó varios trabajos menores, entre ellos “Experimento Harrad” en donde conoció a su primer gran amor, el actor Don Johnson. En ese momento Melanie tenía 14 y Don 22, la pareja se casó en 1976 y el matrimonio sólo duró 6 meses. Su primer papel importante lo hizo en “La noche se mueve” de Arthur Penn en donde las escenas en donde se muestra desnuda levantaron ampollas ya que aún era menor de edad cuando las rodó. El éxito de la película centralizó la atención en la hija de Melanie Griffith que se ajustaba como un guante a los personajes muy ambiguos, como bien se dijo en aquella época poseía la inocencia y la sensualidad capaz de noquear a cualquiera. Una de las cintas más destacadas de sus primeros años fue la loquísima “El gran rugido” en donde su madre, y quien era su marido en aquel momento, Noel Marshall, mostraron su pasión por los animales salvajes y buena parte del equipo sufrió las consecuencias de trabajar con felinos, entre ellos Melanie a la que le dieron 50 puntos en la cara.

Ya en sus primeros años la vida de Melanie Griffith fue una golosina para la prensa del higadillo. A su tumultuosa relación con Don Johnson se sumó su noviazgo con Ryan O’Neal, su hija Tatum en sus memorias relató que Melanie también se la llevó al huerto y que terminó arrastrándola a una orgía en donde también estaba su padre, la actriz Maria Schneider (la malograda protagonista de “El último tango en París”) y un peluquero, y su adicción a las drogas y el alcohol que estuvieron a punto de arruinar su prometedora carrera. Tras un período en rehabilitación dio lo mejor de sí en las turbadoras “Doble cuerpo” de Brian de Palma y “Algo salvaje” de Jonathan Demme (por ambos trabajos fue nominada al Globo de Oro) y la película que supuso su consagración, “Armas de mujer” de Mike Nichols, que le proporcionó el Globo de Oro y la nominación al Oscar. Melanie estaba portentosa en la piel de una secretaria de una corredora de bolsa de Wall Street que tiene muchísimo talento para las finanzas y que aprovecha la oportunidad que le presenta el destino para demostrar todo su potencial, ese personaje era un fiel reflejo de la misma actriz que por lo general era vista por la crítica como una encarnación del erotismo a la que no había que tomar en serio.

En aquella época se reencontró con Don Johnson con quien volvió a casarse en 1989, previamente ella había contraído matrimonio con Steven Bauer con quien tuvo a su hijo Alexander. Con Don tuvo a su hija Dakota que ha alcanzado la popularidad gracias a “Cincuenta sombras de Grey”.

El enorme éxito de “Armas de mujer” le dio la oportunidad de acceder a proyectos más comprometidos como “La hoguera de las vanidades” de Brian De Palma, que fue un desastre porque no se entendió, “De repente un extraño”, “Resplandor en la oscuridad”, “Una extraña entre nosotros”, “Un regalo para papá” o el remake de “Nacida ayer”, en donde asumió la papeleta de repetir el papel por el que Judy Holliday se llevó el Oscar, y aunque en su día la crítica no la trató nada bien merece la pena reivindicar su interpretación que no se limita a hacer una imitación sino que le aporta su propio sello. Trabajó con Paul Newman en “Ni un pelo de tonto” y consiguió una nueva nominación al Globo de Oro por la miniserie “Buffalo girls”.

Melanie Griffith se convirtió en realeza para la prensa española cuando en el rodaje de “Two much” de Fernando Trueba se enamoró de Antonio Banderas. Ella aún seguía legalmente casada con Don Johnson, y el actor malagueño lo estaba con Ana Leza. En cuanto se divorciaron de sus respectivas parejas se casaron en 1996, meses antes del nacimiento de Stella del Carmen. “Two much” funcionó muy bien en la taquilla española y la crítica respondió con el respeto debido a un Fernando Trueba que estaba en el mejor momento de su carrera tras el descomunal éxito de “Belle époque” pero la prensa norteamericana no fue tan considerada y la pagó especialmente con Melanie.

En 1997 ya había cumplido los 40 años, el éxito de “Armas de mujer” había quedado muy lejano, ninguno de sus trabajos posteriores lograron igualar a ese nivel de excelencia y la prensa ya había dejado de tomársela en serio. Se vio relegada a hacer de secundaria en títulos como “Lolita” de Adrien Lyne, “Celebrity” de Woody Allen y tuvo oportunidades para lucirse realmente con “Cecil B. Demented” de John Waters, “Al final del Edén” de Larry Clark y, especialmente, en “Locos en Alabama” que supuso el debut de Antonio Banderas en la dirección. El personaje de Lucille Vinson, una mujer que decide aniquilar al maltratador de su esposo y que inicia un viaje a Hollywood con sueños de convertirse en una estrella, era una golosina y Melanie estuvo deslumbrante aunque una vez más fue maltratada por la crítica estadounidense que no supo entender el macabro sentido del humor del film. Sí que tuvo mejor recepción con su interpretación de Marion Davies en “RKO 281” la recreación que se hizo para la pequeña pantalla del rodaje de “Ciudadano Kane” de Orson Welles, por esta actuación recibió nominación al Globo de Oro y también al Emmy, lo mismo se puede decir cuando encarnó a Roxie Hart en “Chicago” en los escenarios de Broadway que se convirtió en un éxito.

En el siglo XXI la carrera de Melanie Griffith se ha desarrollado prácticamente en la televisión, interviniendo en series como “Nip/Tuck, a golpe de bisturí”, “Hawai 5.0”, en donde es un personaje regular, y ha hecho más incursiones en el teatro, entre ellas en una nueva versión de “El graduado”. En el cine sí hay que destacar sus breves participaciones en “Autómata”, que fue muy masacrada cuando se presentó en San Sebastián, y “The disaster artist”. A nivel personal, tras casi dos décadas de relación con Antonio Banderas, la pareja decidió separarse en el 2014 y el año pasado reveló que sufre un cáncer de piel y que si su aspecto es raro no es porque se pusiera en manos de la difunta Marisol del Raval sino porque se ha tenido que someter a varias intervenciones quirúrgicas para erradicarlo.

Vídeo

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario