Recordando clásicos: Carole Lombard, una reina de la comedia con final trágico

Recordando clásicos: Carole Lombard, una reina de la comedia con final trágico

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (13 votos, media: 4,92 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Inauguramos esta nueva sección de la web, repasando la vida y la obra de una actriz mítica que vio truncada su prometedora carrera de manera prematura, hablamos de Carole Lombard.

“La llamábamos el ángel profano, porque ella se parecía a un ángel pero maldecía como un marinero. Era la única mujer que conocía, que supo cómo contar una historia sucia sin perder su feminidad”. (Mitchell Leisen)

Nacida como Jean Alice Peters el 6 de Octubre de 1906 en Indiana, Carole Lombard desde niña fue considerada una mujer poco femenina (como en su día lo fue otra grande Katharine Hepburn). Sus padres se divorciaron en 1916 y su madre los llevó a Los Ángeles. Fue descubierta a los 12 años por el director Allan Dwan, mientras jugaba al béisbol con los niños del barrio. A esa edad tan temprana, Carole Lombard firmó un contrato para hacer una película, se trataba de ”A perfect crime” (1921) del mismo Allan Dwan.

Aunque intentó conseguir otros trabajos de actuación, no volvió a la gran pantalla hasta cuatro años después. Durante ese tiempo, retomó su vida normal pero a los 15 dejó el colegio y el atletismo y se unió a un grupo de teatro, escenificó varias obras de teatro con ellos. En 1925, hizo una prueba y firmó un contrato para la Fox, su primer papel para este estudio fue ”Hearts and spurs” (1925), del cual era la protagonista.

Después de unas pocas películas mudas más, hasta que dio el salto al cine sonoro, su primera película con su sexy voz fue ”High voltage” (1929) con Pathé, el nuevo Estudio por el que fichó. En 1931 hizo equipo con el que se convertiría en su primer marido William Powell (16 años mayor que ella y conocido por sus estupendas y divertidas películas con la gran Myrna Loy), estuvieron casados solamente 2 años.

En 1932 coincidiría con el que sería su segundo y último marido, Clark Gable, en aquella época casado con su segunda mujer Ria (con Carole se casó siete años después, en 1939, aunque se comentaba que mantenían su romance en secreto desde hacía algunos años antes), en ”Casada por azar” (se dice que Gable no quería su papel de Rhett Butler en ”Lo que el viento se llevó” y sólo aceptó por dos motivos: por consejo de Carole y para que el estudio le ayudase a agilizar los trámites de divorcio y así poder poner en orden su vida sentimental). Desde ese momento, Carole Lombard fue una de las mayores estrellas de la Paramount. Fue en ”La comedia de la vida” (que a mí personalmente no me convenció como película, la veo demasiado lunática y exagerada) donde demostró su enorme talento para la comedia. En 1936, consiguió su única nominación al Oscar como mejor actriz en la deliciosa, desternillante y maravillosa ”Al servicio de las damas” (donde vuelve a trabajar con ex marido William Powell, con el que seguía manteniendo una buena relación, de hecho, él la recomendó para su papel, decía que era la única que lo podía interpretar adecuadamente), donde está excepcional, me parece uno de sus trabajos más sobresalientes junto al de ”Ser o no ser” de Lubitsch.

Sus últimas películas, antes del accidente de aviación que acabó con su vida (el 16 de Enero de 1942), fueron ”Ser o no ser” y una de las pocas comedias del maestro del suspense Alfred Hitchcock (él deseaba fervorosamente trabajar con ella, porque la adoraba) ”Matrimonio original”. Desgraciadamente, Carole murió a los 33 años, antes de poder ver estrenada la magnífica ”Ser o no ser” del genio Ernst Lubitsch. Su marido Clark Gable estaba muy enamorado y quedó tan afectado por su trágica muerte, que no volvió a ser el mismo y cayó en las garras del alcohol. De hecho, se casó otra vez y cuando falleció poco después de rodar la estupenda ”Vidas rebeldes” de John Huston, dejó dicho que lo enterraran junto a Carole.

También destacaría entre sus películas ”Candidata a millonaria”, una comedia encantadora del gran Mitchell Leisen.

Carole Lombard fue una de las más brillantes actrices cómicas del Hollywood dorado, poseía una estupenda vis cómica, se movía como pez en el agua en este género. De personalidad divertida, traviesa y rebelde, con un ácido sentido del humor, no tenía pelos en la lengua y hablaba sin tapujos de todo (incluso de temas controvertidos sobre todo en aquella época, como el sexo). De cabellera rubia, poseía una belleza muy característica, que la hacía fácilmente distinguible de otras actrices clásicas que físicamente eran del mismo estilo.

Curiosidades

* La única película que rodó en color fue ”La reina de Nueva York”.

* La llamaban la reina de la screwball comedy (se denomina así a las comedias alocadas con diálogos muy ágiles, que a mí particularmente es un género que suele encantarme).

* Tenía orígenes alemanes y británicos.

* Hasta su muerte, Lombard era la estrella femenina mejor pagada.

* Su primera película, ”A perfect crime”, fue la única en la que sale acreditada como Jane Peters.

* Se cortó la cara en un accidente de coche en 1926, utilizaron cirugía reconstructiva sin el uso de anestesia, porque se creía en aquella época, que eso empeoraba la cicatrización. Le quedó una cicatriz en el lado izquierdo de la cara y una vez que se recuperó, la Fox canceló su contrato con ella.

* A ella nunca le gustó ir a su camerino mientras rodaba una película. Garson Kanin dijo que ella prefería socializar con el reparto y el equipo en lugar de eso.

* Era prima segunda del director Howard Hawks.

* Su color favorito era el blanco y odiaba el rosa.

* Hizo una prueba para ”La quimera del oro” de Charles Chaplin.

* Era alérgica al algodón.

* En dos ocasiones perdió la oportunidad de interpretar a una periodista, la primera ”Caballero sin espada” y la segunda ”Luna nueva”.

* De entre todas sus películas, ”La reina de Nueva York” es su favorita.

* Clark Gable la llamaba cariñosamente ”Ma”.

Tu prima.
Yuna

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 12.07.2013 a las 23:10

Me ha encantado tu artículo. Y me encantan las películas de esta mujer. Siempre me han hecho olvidar por un rato las cargas y pesares cotidianos. Pero tras las (son)risas siempre me quedo muy triste; por razones personales me identifico con Gable, mierda de vida.

Yuna - 15.07.2013 a las 19:03

Muchas gracias David.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario