Recordando clásicos: “Morena Clara” (1936), el humor contra el terror

Recordando clásicos: “Morena Clara” (1936), el humor contra el terror

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,60 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo.

España año 1936, tras sucesivos gobiernos fracasados el país se encontraba sumido en un clima de creciente incertidumbre y crispación social. En este contexto el 16 de Febrero los ciudadanos fueron llamados a las urnas una vez más. Las últimas elecciones democráticas de la II República dieron como resultado la victoria del Frente Popular, tras lo cual la alarmante división social cristalizó en una terrible polarización en la política española que desembocaría en uno de los episodios más trágicos de nuestra Historia, la Guerra Civil.

Dentro de este terrible contexto se estrena “Morena Clara”, una comedia ligerita de la que nadie pudo sospechar que se llegaría a convertir en el primer gran éxito del cine patrio. La película está basada en una obra teatral homónima estrenada en Madrid en 1935, el público ávido de diversión recibió la obra con los brazos abiertos lo que, unido a una magnífica interpretación de Carmen Díaz, hicieron de la obra un rotundo éxito y pronto empezó a representarse en otras ciudades españolas. La fama de la obra llegó a oídos de Imperio Argentina que, tras verla y cerciorarse de su calidad, convenció a su entonces marido Florián Rey de llevarla a la gran pantalla.

La historia narra las andanzas de la Trini, una gitanilla de buen corazón que es juzgada por un inmisericorde fiscal del que termina locamente enamorada, como podréis ver la historia es el clásico cuento de los polos opuestos que se atraen, sin embargo tras este sencillo argumento se encuentra una magnífica película que, como toda gran obra, se presta a múltiples lecturas.

Para mí sin duda lo más significativo de la película son sus protagonistas, una gitana y un payo, nos encontramos ante una historia de amor interracial y la película lejos de pasar de puntillas por el asunto hace hincapié reiteradamente ello, parte de los personajes, entre ellos el protagonista, muestran prejuicios o directamente actitudes racistas hacia los gitanos lo que da lugar a situaciones en las que, con ingenio y una buena dosis de gracia a cargo de la inmensa Imperio Argentina, se superen todos los prejuicios de los protagonistas aunando posturas y llegando al entendimiento. Se llegó a decir que el público de la época quiso ver en ese entendimiento entre payos y gitanos una suerte de reconciliación entre las dos Españas mas separadas que nunca en 1936, no sé si el público de la época lo vio así, pero está claro que a día de hoy no nos viene mal que nos recuerden que la raza no importa, lamentablemente hay cosas que no cambian.

La película es una producción CIFESA (principal productora española durante la República y primeros años de la posguerra) lo que se nota en todo el apartado técnico. CIFESA fue la primera empresa que invirtió grandes cantidades de dinero en sus productos lo que se evidencia en los maravillosos decorados de los que Florián Rey logra sacar su máximo partido, logrando transportarnos a esa Andalucía profunda de señoritos y pobres, de grandes clases sociales y grandes prejuicios, permitiendo que nos hagamos una idea de la forma de vivir de entonces y de la forma de sentir de sus gentes.

Lejos de las dramedias tan populares en la época, Rey logra derribar estereotipos creando personajes cercanos en un mundo perfectamente reconocible, después de todos estos años “Morena Clara” es una ventana abierta a una España extinta, seguramente una mirada dulcificada, pero escenas como la de la Cruz de Mayo la convierten en una mirada sin duda muy bella.

Y pese a todas las virtudes ya destacadas si algo brilla por encima de todo es Imperio Argentina, siempre me había preguntado por qué una mujer más bien del montón había logrado convertirse en una leyenda de nuestro cine y en ésta película hallé la respuesta. Ella ilumina la pantalla, cada una de sus apariciones roza la magia pues es imposible apartar los ojos de ella ya que gracias a un encanto natural y a no poco talento interpretativo compone una Trini inteligente, resolutiva, agraviada por las circunstancias pero nunca víctima, y sobre todo muy divertida. No sólo está ella por supuesto, Manuel Luna cumple como galán a regañadientes y dentro de los secundarios Miguel Ligero y Maria Bru no pueden estar mejores, pero creedme cuando os digo que la Trini de Imperio Argentina es un personaje que debería estar escrito con letras doradas dentro de la Historia de nuestro cine.

Según Manuel Rotellar en su “Cine español de la República” Imperio Argentina declaró a propósito de la película: “Fue un estreno apoteósico en un Madrid revuelto y lleno de odio por todas partes, pero Morena Clara calmó, al menos durante su exhibición, los ánimos exaltados de unos y otros”. La película se estrenó en Abril de 1936 y siguió exhibiéndose hasta Marzo de 1937 tanto en el territorio republicano como en el nacional, fue un bálsamo para muchos españoles en tiempos muy difíciles independientemente de su ideología y ya sólo por eso merece ser recordada.

A veces debido a este afán reivindicativo, y en ocasiones mal enfocado, propio de nuestro tiempo se nos olvida el grandísimo poder del cine como vía de escape y despreciamos películas en apariencia sencillas que lo único que quieren es hacernos felices. Hace 80 años “Morena Clara” proporcionó todo eso a una España desgarrada y los españoles la convirtieron en un rotundo éxito, así que la próxima vez que en ésta época convulsa que nos ha tocado vivir acudamos en masa a ver una comedia amable no os sintáis extrañados, porque como se suele decir la Historia siempre se repite.

Vídeo

Mrs. Nuir

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Delio - 20.03.2019 a las 14:49

Como el buen vino cada vez mejor.

merche - 20.03.2019 a las 22:36

Podría decir insuperable, pero cada articulo supera el anterior.
Impecable !!!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario