“Señor, dame paciencia”

“Señor, dame paciencia”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Cuando la mujer de Gregorio, un banquero muy conservador, del Real Madrid y muy gruñón, fallece repentinamente, éste se ve obligado a cumplir su última voluntad; pasar un fin de semana con sus hijos y sus respectivas parejas en Sanlúcar de Barrameda para esparcir sus cenizas en el Guadalquivir. Aquí es donde empiezan los problemas para Gregorio, ya que su hija Sandra está casada con Jordi, un catalán muy culé al que no soporta. Su otra hija, Alicia, está saliendo con Leo, un hippy anti-sistema al que tampoco puede ni ver, y Carlos, su hijo pequeño, con el que lleva seis meses sin hablarse desde que salió del armario, se presenta con su novio Eneko, un vasco de origen senegalés. Este viaje multicultural pondrá a prueba la tolerancia y la capacidad de perdonar de una familia tan disfuncional como cualquier otra, en el que tendrán que aprender a aceptarse los unos a los otros, con sus virtudes y defectos.

No conviene ver: “Señor, dame paciencia” es una comedia que tira de los tópicos costumbristas para hacer humor moviéndose entre “Ocho apellidos vascos” y esa cinta francesa del padre desesperado por la nacionalidad de sus yernos con la que comparte en cierta manera el título. Comedia histérica y facilona que va a lo fácil y que va descaradamente a por la taquilla tirando de arquetípicos y de gags poco afortunados apostando más por lo directo que por abordar algo verdaderamente ingenioso. Puro cliché en el que lo que destaca es Jordi Sánchez como protagonista gruñón.

Conviene saber: Tercer largometraje del director y guionista Álvaro Díaz Lorenzo.

La crítica le da un CUATRO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Jaime - 26.06.2017 a las 12:39

Fui a verla este finde y la recomiendo una barbaridad, risas aseguradas

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario