Sesión de cine-cebolla: “En busca de la felicidad”

Sesión de cine-cebolla: “En busca de la felicidad”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

“En busca de la felicidad” es la increíble historial real de un hombre que pasó de vagabundo a millonario en un tiempo récord. El proyecto fue puesto en marcha por su protagonista, Will Smith, que escogió como director al italiano Gabriele Muccino. Smith había visto dos de las películas anteriores de Muccino, y poco le importó que el realizador no tuviera ninguna experiencia en Hollywood y que ni siquiera se manejara bien con el inglés. Viendo el resultado final, cuesta creer que la película esté dirigida por un italiano, ya que “En busca de la felicidad” es una historia que refleja como pocas aquello tan manido de “el sueño americano” y la sombra de Frank Capra se hace más que evidente a lo largo de su metraje. Muccino repetiría con Smith (con escaso éxito) en “Siete almas”, y también es el responsable de una de las peores películas del año pasado, “Un buen partido”. Mucho más acertado estuvo en el caso que nos ocupa, aunque el auténtico alma máter de la película es un inspiradísimo Will Smith, que consiguió su segunda nominación al Oscar y volvió a demostrar que es mucho más que una estrella con imán para la taquilla.

Will Smith es Chris Gardner, un hombre casado y padre de un hijo que trata de ganarse la vida como vendedor de maquinaria médica. A pesar de su talento innato como vendedor, Gardner no consigue deshacerse de los escáners de densidad ósea en los que se dejó todo su dinero varios años atrás. Ante su precaria situación económica, su mujer tomará la drástica decisión de abandonar a su marido (dejando a su hijo bajo su custodia) para marcharse a trabajar a Nueva York. Gracias a su descaro y a su increíble ingenio, Chris conseguirá realizar unas prácticas en una correduría de bolsa. Sólo uno de los 20 candidatos será el que logre el empleo. Mientras Chris lucha por conseguir el trabajo de sus sueños, todo a su alrededor irá poco a poco desmoronándose. Ante la imposibilidad de pagar el alquiler, padre e hijo se verán obligados a dejar su apartamento para trasladarse a un motel y, posteriormente, acabarán quedándose en la calle. En una de las escenas más recordadas de la película, Chris y su hijo se quedan sin sitio en el centro de acogida en el que suelen pasar las noches, y se ven obligados a dormir en el baño de una estación de metro.

Finalmente, todo el sufrimiento tendrá su recompensa. El último día de las prácticas, Chris es llamado al despacho del jefe. Allí recibe la noticia que lleva tanto tiempo esperando: el trabajo es suyo. Chris apenas puede reprimir las lágrimas. Sale a la calle, aún incrédulo, y va corriendo hasta la guardería de su hijo para poder abrazarlo. El trabajo de Will Smith en esta escena es absolutamente impresionante. El gran triunfo de Smith (y también de “En busca de la felicidad) es que consigue que el espectador sufra y se emocione con todas las penurias que pasan él y su hijo, aunque todos sepamos que su vida real no podría ser más opuesta a la que estamos viendo en la pantalla.

Vídeo

Tu primo.
Janaji

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

adictosalespectaculo - 05.03.2013 a las 15:37

que gran artículo Javi…. Es que cuando te pones, la verdad te sales¡¡¡¡ Una sesión cine-cebolla con Lo Imposible o Los Miserables (aunque no son clásicos… aún jjjj) sería digno de tí… Y más antiguo, te lanzo ideas al aire tales como El Diario de Anna Frank, Titanic, Cuenta Conmigo, Toy Story3, Cuentos de Navidad o La Gran Familia ¡¡¡¡ Toma deberes jajajajaj, ERES GRANDE

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario