Sitges 2015: Fassbender se envilece como Macbeth, posesiones femeninas, coche de policía y la juventud estilística de Sorrentino

Sitges 2015: Fassbender se envilece como Macbeth, posesiones femeninas, coche de policía y la juventud estilística de Sorrentino

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Dia lluvioso en Sitges, pero nada nos detiene. Gabardina y paraguas en mano me fui al Auditori a ver la nueva versión de “Macbeth”, protagonizada por Michael Fassbender y Marion Cotillard. No creo que sea necesario explicar el argumento de esta obra de William Shakespeare pero sí que vale la pena resaltar que en esta versión el protagonismo absoluto recae en Fassbender, dejando a Lady Macbeth en un segundo plano pese a las consecuencias de sus actos.

La ambición por dar cumplimiento cuanto antes mejor a lo dicho por tres hechiceras a Macbeth, llevan a la mujer de éste a fraguar en él un sentimiento de ambición que pase por encima de todo lo demás. El personaje de Macbeth, aupado por las sugerencias de actuación de su mujer, evoluciona hasta llevar su personalidad a una vileza absoluta. Sin remordimiento alguno, Macbeth acaba con todo aquel que se interponga en el camino para lograr ser Rey de Escocia. Demasiado tarde llegarán los remordimientos de Lady Macbeth por su ambición desmedida.

No es una película que emocione en exceso, no existe esa empatía con los personajes que sentimos cuando leemos las obras de William Shakespeare. Con unos o con otros, pero siempre hay algún personaje que nos cautiva. No es éste el caso, salvo en contadas excepciones. Sí que hay algún momento puntual en el que podemos llegar a sentir la angustia de los Macbeth, pero de forma tan leve que parece casi un espejismo. Una pena porque, con una notable ambientación, que tiñe las imágenes con diferentes tonalidades, cada vez más oscuras, acorde con lo narrado, podría ser una muy buena adaptación, quedándose en una más pero, eso sí, en el montón de arriba.

La segunda del día ha sido “February”. La historia puede parecerse un poco a la que vimos ayer, “Endorphine”, la historia de tres chicas que se relaciona entre sí. Pero aquí hay otro elemento en discordia, algo que provoca un terror psicológico de los pocos que he visto en este Festival. Te seré sincera, me ha costado mucho entrar en la película y el final, asi a bote pronto, no lo he acabado de entender, pero una vez he salido y he puesto mis ideas claras me doy cuenta que es una película casi sobresaliente.

Sitges2015February

El film presenta una nueva visión del mundo de las posesiones demoníacas, algo que no resulta fácil ver en pantalla. Una posesión que sin llegar a mostrarnos escenas desagradables provoca un miedo atroz. No hay sangre en exceso, no hay exorcismos con resultados que nos hagan chirriar los oídos. Hay pavor, tristeza, la búsqueda de lo perdido, la soledad ante esa pérdida. Sensaciones que son mucho más potentes que  el saber de la presencia de seres extraños que controlan tu voluntad y el efecto que van a provocar.

Quizás si hablamos de esta película dentro de unos días podría decirte más cosas de ella pero ahora mismo, al poco de haberla visto, es la sensación que me produce. Un dato; el director es el hijo de Anthony Perkins. Parece un dato más, pero al ver la película se puede encontrar algo curioso en ella.

De la tercera película “Cop Car” poco puedo decir porque no la he visto acabar. Si hubiera empezado en hora me hubiera dado tiempo a todo pero no, justo daban el premio Espíritu Indomable a Adriana Ugarte (y yo no lo sabía y no tengo fotos de cerca ) y ha empezado 20 minutos tarde. Así que me he tenido que salir una hora después de empezar. No se como es el final pero te diré que la primera hora no tiene nada a destacar. Dos chicos encuentran un coche de policía con las llaves puestas y se van con el a dar una vuelta. Un coche de policía que tiene sorpresa dentro y que pertenece a un poli con malas pulgas interpretado por Kevin Bacon. Supongo que al final la cosa mejora, o no, quién sabe. A ver si me entero como ha acabado la cosa. Por las redes sociales hay de todo. Seguramente la cosa mejore, tenía todos los elementos para hacerlo, pero lo malo es que quizá lo hace demasiado tarde, desaprovechando una oportunidad de lujo para dejar a la platea pegada al asiento de principio a fin.

Sitges2015Copcar

Terminamos el día con la maravillosa “La juventud” de Paolo Sorrentino. Un festival para los sentidos, una película redonda de principio a fin. Michael Caine y Harvey Keitel interpretan a dos amigos, un director de orquesta retirado y un director de cine en proceso de realizar su última film, que conviven en un spa. Cada uno con sus circunstancias, durante largos paseos y momentos nos van desmembrando sus años de juventud y las vivencias que compartieron, haciendo partícipe al espectador de las mismas y haciéndonos dar cuenta que la madurez puede ser una juventud maravillosa y que no hay edad para ser joven.

Cada una de las imágenes y escenas de la película transportan al espectador al interior de la misma. La banda sonora acompaña en su medida lo que se refleja en pantalla y los paisajes suizos son el broche de oro para una película exquisita, que hay que saborear en su totalidad, lentamente, como la propia película es en algunos momentos, a propósito, para que veamos lo que significa ese estado de la vida y como se recuerda cuando el mismo ha pasado.

Sitges2015Lagiovinezza

Tu prima.
Imogen

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

auster - 16.10.2015 a las 14:59

Excelente repaso. ¡¡Los dientes muy largos ante los estrenos que están por venir!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario