Sitges 2017: Variedad ante el cansancio

Sitges 2017: Variedad ante el cansancio

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Llegamos a la mitad del Festival y eso se va notando en el cansancio. Toca empezar a reprogramar pelis y cambiar horarios para poder sobrevivir y no terminar siendo un zombi.

Hoy he tenido el mejor arranque de festival que nunca pudiese imaginar (no contando la colgada habitual de la web), ha sido la escena inicial de “The villainess”, película coreana de un nivel de acción trepidante que hacía mucho que no veía al cine.

Al terminar esa escena inicial he pensado que si toda la película iba a ser así, dejaba de ver lo que me quedaba de Festival ya que nada iba a superar a eso. Desgraciadamente no ha sido así. Tiene demasiada parte melodramática que enlentece el ritmo de la película demasiado, y sólo tiene tres escenas de acción, pero ¡qué escenas! Trata sobre una asesina que es reclutada por otra organización y, tras cumplir su cometido con ellos, intenta tener una vida normal, pero todos sabemos que eso no va a pasar.

Tras el subidón de la primera sesión tocaba “Brawl in cell block 99”, con Vince Vaughn y Udo Kier, y el subidón ha bajado ligeramente.

Si le quitas media hora a la película y pasa todo más rápido hubiera estado muy bien. Película, en gran parte, carcelaria, que se centra en Vince, correo de un narcotraficante, y todo lo que tiene que hacer para proteger a su jefe y a su familia dentro y fuera de la cárcel.  Lo que más valía la pena eran las escenas de lucha ya que interpreta a un ex boxeador sin miramiento ni piedad, y también debido a que al de sonido se le ha ido la mano con efectos de los golpes y otras cosas. Ah, y el alcaide es Don Johnson.

brawl in the cell 99

Y luego algo que no soy capaz de entender. “Dhogs”, debut como director y guionista de Andrés Goteira. La presentó él junto a gran parte del equipo técnico y artístico de la película y, antes de eso, el presentador del pase dijo que cuando el comité de selección de Sitges la vio en Cannes salieron alucinados, nunca habían visto nada igual y tenían que tenerla. Y la tuvieron, y la pusieron y mucha gente no la entendió.

Propuesta muy arriesgada en todos los aspectos que, a medida que avanza la proyección, se enreda más y más, llegando al punto de no saber que estás viendo ni como lo estás viendo (una habitación de hotel que se convierte en teatro, un taxista que se trasviste para golpear un costillar en un escenario y luego te lo pasan marcha atrás, un personaje que se pone una cabeza gigante de conejo, etc…). A medida que pasan los minutos, tu odio y cabreo va en aumento pero, por suerte para Goteira, en los tres últimos minutos de la película te explica parte de los que ves, y eso le salva al director de salir de la sala a golpes.  Tras verla entera y pensarla aprecias que es un buen trabajo, arriesgado y diferente pero hay una parte que sigo sin entender.

DHOGs

Por la tarde seguimos con “Have a nice day”, película china de animación, de animación pobre que consigue desvirtuar la historia que cuenta. Que no es otra que el robo por parte de un cualquiera de una bolsa de dinero de un mafioso de pacotilla. A partir de ahí la cosas se enreda de mil formas para recuperar el dinero. Nada del otro mundo.

have a nice day

Y luego tuvimos una sorpresa agradable, al menos para mí, “Black hollow cage”, de Sadrac Gonzalez-Perellón, el cual la presentó junto a la actriz Lowena Mcdonell. Lo que primero que nos dijo fue que está película sólo tiene dos opciones, o te encanta o la odias, luego nos contó un poco como fue el infierno de grabación por culpa del perro de la película y terminó entrevistando a la actriz en el escenario. No se quedaban a la proyección porque ya estaban hartos de verla según sus propias palabras, ¡qué cosas!

Tras verla, no me quedo con ninguna de las dos opciones que nos planteó Sadrac, me gustó pero no me encanta. Al final es una historia de viajes temporales y reescritura de lo acontecido para alterar el pasado-futuro, un poco diferente a lo habitual (el director debe ser muy fan de Nacho Vigalondo). Se desarrolla en una casa de diseño (mucho diseño) aislada con una niña de brazo biónico, una madre perro y dos niños que se encuentra el padre en el bosque. Curiosa.

Black Hollow Cage

Y para terminar el día tocaba “My friend Dhamer”, película basada en una historia real pero que ni era de fantástico, ni de terror, ni de miedo, ni de acción, nada. Un drama juvenil. Eso si, el niño adolescente terminará siendo un asesino muy famoso y lo que recrea el film es su paso por el instituto y cómo le influye todo para terminar convirtiéndose en ese asesino. Se puede ver pero a mi entender no tiene demasiado cabida dentro del Festival.

My Friend Dahmer

Tu primo.
Spooky

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario