Sitges 2018: Aquelarres brujeriles, orgía con sangría, enredo policial y misión militar china

Sitges 2018: Aquelarres brujeriles, orgía con sangría, enredo policial y misión militar china

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Ha pasado un año ya y volvemos a la carga en el considerado mejor festival de género del mundo, el de Sitges. Este año cumpliendo su edición 51ª. El año pasado nos fuimos con muy buen sabor de boca por ser una edición tan especial, veremos este año si sigue ese ritmo. Una de las novedades de este año ha sido el cambio en el proceso de adquisición de entradas. Han creado otra categoría más de prensa y han eliminado la adquisición de entradas diarias a las 7 de la mañana, ahora era un día de la semana pasada a las 12 del mediodía. Ahí ya lo podías pillar todo, si quedaba lo que querías.

Y metiéndonos ya en el tema, hemos empezado el festival viendo “Operation Red Sea” del director chino Dante Lam. La sinopsis del festival (la primera y última que leo este año) decía que era un thriller con piratas somalíes, y nada de eso, era una film bélico ubicado en la actualidad. Si hubiera pasado por el tamiz de Hollywood daría para cuatro películas y sería muy buena, siendo china da para una larga que incluye todos los tipos de acciones bélicas que puedas pensar: Secuestro de barcos, rescate de embajador en territorio de guerra, guerra de tanques, francotiradores, derrocamiento de líderes islámicos locales, etc… Y todo ello tiene su momento.

Hecha con mucho presupuesto lo que les permite no escatimar en nada, ni efectos especiales, ni localizaciones ni maquinaria naval y militar, lo que viene siendo un despliegue para la vista. Muy buena forma de empezar el Festival.

Luego teníamos la película que por la tarde inauguría el festival, “Suspiria” de Luca Guadagnino, y ha sido el primer revés, por decirlo de alguna forma. No he visto la de Dario Argento, que es en la que se basa, así que obviando eso he de decir que no he sido capaz de entrar en ella en ningún momento. Se lo que me querían vender pero había demasiada paja (todo la historia del anciano se la podrían ahorrar perfectamente, es una subtrama innecesaria). La historia nos sitúa en el año 1977 en Berlín, donde un aquelarre de brujas viven en una academia de danza, con la intención actual de rejuvenecer a una de las tres brujas originales con un ritual de daza satánico, y para ello reclutan a una nueva bailarina para que termine siendo el cuerpo portador. Demasiado larga y siendo un remake debería de notarse que está filmada en la actualidad y no parecer hecha en los años que representa, eso me ha despistado mucho. Y ya luego quedan las interpretaciones de cada uno del tipo de brujas que había y lo que podía representar cada una de ellas. Pese a todo es una de las mejores películas que han inaugurado el Festival los últimos años

La que tocaba a continuación era “Climax” de Gaspar Noé. Este último dato no hacía falta que nos lo dijeran ya que su forma de rodar es única, y en este caso no iba a ser una excepción. Te puede gustar o la puedes odiar, no hay mucho término medio. Durante parte de la proyección la odiaba pero después ya lo ves diferente, eso sí, le sobran bastantes cosas, bastantes. Me quedaría con el plano secuencia que ocupa casi toda la parte central de la película, sin exagerar, y poco más. Empieza con unos cortes de entrevistas a unos bailarines para formar un nuevo cuerpo de danza, estos cortes los vemos dentro de un televisor antiguo, como curiosidad al lado del televisor había una copia VHS de “Suspiria”.

Tras los cortes ya empieza un plano secuencia en un local de ensayo con un baile de con todos los entrevistados y al terminar tienen una fiesta para todos ellos. El problema reside en que alguien ha adulterado el ponche, perdón, la sangría, comienzan a encontrarse mal y a desfasar en viaje de LSD que les lleva expresar sus verdaderos pensamientos y actuar de formas demasiado extremas. A medida que pasa el tiempo la locura de los protagonistas va in crescendo y la cámara de Noé se vuelve más errática y agobiante, llegando al punto de no saber si lo que estás viendo es arriba, abajo o un lateral. Todo ello con música machacona de fondo. Una forma de que seamos parte de la locura que sufren los personajes pero que no llega a conseguir del todo, lástima.

Y para finalizar el día teníamos “Au poste!” de Quentin Dupieux, viejo conocido de Sitges, que nos volvía a traer una de sus peculiares películas. Es una comedía ligera bastante absurda sin pies ni cabeza, al menos te ríes un rato y eso siempre es de agradecer.
La película es un interrogatorio a un sospechoso de asesinato por ser el primero en ver el cadáver. Todo ello en  un despacho policial, con el sospechoso hambriento y con el policía poco receptivo. Mediante unos cuantos flahsbacks recrearan la noche del asesinato y alguna que otra cosa más. Cuando llega el final te quedas a cuadros y luego más, pero es así.

Tu primo.
Spooky

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario